Friday 12 de April de 2024
AVENTURA | 03-03-2023 16:17

Vendimia a la luz de la luna

Una de las experiencias más fascinantes en tiempos de vendimia consiste en participar de las actividades del viñedo de noche, tal como lo hacen los expertos trabajadores. Tendencia que se suma a cenas y sunsets, algunas bodegas al abrir sus puertas.
Ver galería de imágenes

Algunas de las propuestas que se suman al enoturismo tradicional en la Argentina ante las altas temperaturas y el cambio climático es la de las casas que recurren a nuevas propuestas orientadas a los visitantes, como la vendimia nocturna. Si bien es una práctica usual para los trabajadores de la vitivinicultura que suele hacerse desde tiempos remotos, en rigor de las alteraciones del clima, y para renovar las experiencias turísticas hoy se convirtió en un gran llamador no sólo reservada a los winelovers.

La idea de este método es evitar que la uva acelere su oxidación y fermentación, sobre todo de las cepas blancas, que son más sensibles al calor que las tintas. Y la intención de compartir esta actividad tiene que ver también con que reporta al nivel económico otra entrada a las casas dedicadas al rubro.

Vivenciar, compartiendo una tarea tan noble de nuestra economía regional hoy es posible merced a algunas bodegas que abren sus puertas para vivir una noche inolvidable.

Este año algunas han ido reprogramando sus tiempos de recolección, y emulando a sus pares de la actividad en el viejo mundo decidieron convocar a ávidos visitantes. En países europeos es muy común compartir una jornada nocturna con jornaleros ( en España, por ejemplo, y en su mayoría con trabajadores marroquíes) y recoger uvas a tal velocidad que sólo es posible detenerse  a la espera de los recipientes de carga ( los bines). Todo esto en un clima íntimo, silencioso, a la luz de bombitas, preparadas para el trajín.

La estampa nocturna tal vez no sea tan bucólica como la diurna, pero hay un cierto romanticismo que despierta cada vez más interés y al que los productores recurren para que el vino llegue a la mesa en las condiciones óptimas. Si para ello hay que vendimiar por la noche, se hace!.

 

03-03-Vendimia a la luz de la luna

Enoturismo colaborativo

La vendimia nocturna implica recolección y cosecha de esta fruta, aprovechando las bajas temperaturas, que este año han trepado, en regiones como la de Mendoza, hasta 42 grados de térmica, algo inusual que se replica en la ciudades. El clima seco, en teoría sin humedad, también empieza a ser un mito, al experimentarse cifras de hasta un 20%, raro para terrenos desérticos como el de la región de Cuyo. Los veranos se extienden y son más estrictos, por ello algo comercialmente rentable para los bodegueros es implementar actividades para los aficionados al mundo del vino, que además de ayudar económicamente divulga una actividad fascinante. Y tiene sus ventajas. A saber:

  • El calor no daña. La uva se recolecta con 10 grados menos de temperatura durante la recolección nocturna, en un ámbito más fresco y amigables para sus trabajadores.
  • Ahorro de energía. Las bodegas consiguen un mayor ahorro de energía ya que, si hace calor, es necesario un mayor gasto energético para mantener frías las cámaras donde se guarda el fruto.
  • Se evita corregir fermentaciones sin control.

03-03-Vendimia a la luz de la luna

 Enólogo por una noche

Es posible conseguir una experiencia de vendimia nocturna en cada rincón de nuestro país. Las casas más destacadas además de cenas y cabalgatas ofrecen programas que incluyen la ropa adecuada y todos los elementos de recolección. El próximo lunes 6, por ejemplo, la finca bonaerense Casa Gamboa, propiedad ubicada en Campana (Ruta 9, km 65 de la Panamericana), organiza por segundo año consecutivo un evento entre viñedos, gastronomía y música en vivo donde la vendimia nocturna se consolida como una forma de ir poniéndole cierre a la temporada. En lugares más cálidos la recolección concluye antes ya que la uva madura más rápido, a diferencia de los viñedos del sur de nuestro país donde la vendimia puede extenderse hasta los primeros días del mes de  Abril. La finca de 5 hectáreas ya cumplió 10 años y hoy es además sede de encuentros y otras experiencias vitivinícolas, reúne a productores y visitantes cada fin de semana y en feriados ( previa reserva)  a los que recibe con cenas en pasos y ferias entre otras acciones.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend