Wednesday 17 de April de 2024
AVENTURA | 03-02-2023 13:00

La romántica historia de la bicicleta de a dos

A días de San Valentín bien vale homenajear a una bici que nació con la inspiración de una canción de amor y siguió camino hasta hoy como un elemento de esparcimiento e inclusivo, para compartir aventuras.
Ver galería de imágenes

Las bicicletas dobles son aquellas que poseen a simple vista dos asientos pero, en realidad, reciben su nombre por un tecnicismo oculto: tienen un doble sistema de suspensión. Por un lado la suspensión delantera ubicada en la horquilla de la bicicleta y, por otro, la suspensión trasera colocada en el centro de la bicicleta.

Nacieron en 1890 con el nombre de tándem y se le atribuye su creación a un inventor danés, Mikael Pedersen, quien se dice se inspiró en la letra de una canción de amor, escrita por Harry Dacre y a pedido de  Daisy Greville, Condesa de Warwick, y una de las amantes de Eduardo VII. Segun cuenta la leyenda cuando Dacre viajó a los EE.UU. adquirió los derechos de importación de la bicicleta que trajo consigo. La canción, que rápidamente encontró su camino en las charts de la época fue muy oportuna: en 1892 el escritor se puso en contacto con el creador de la marca y fue la primera vez que las bicicletas tándem se hicieron realmente populares. 

La tendencia se propagó rápidamente y las primeras máquinas incluían nombres como Humber,  Singer, Rudge, Raleigh y  Whitworth, estilos que replicaban el modelo en distintos países europeos.

02-3-La romántica historia de la bicicleta de a dos

Desde los años ´60 el ciclismo en tándem ha tenido un resurgimiento en su popularidad. En un extremo del espectro, son muy famosas en el circuito de carreras , y adoradas por el estilo vintage que conservan. Por otro lado, son excelentes bicicletas familiares que permiten el entretenimiento al aire libre para todas las edades.

02-3-La romántica historia de la bicicleta de a dos

Ventajas y desventajas de pedalear de a dos

  • El esfuerzo al pedalear se divide entre el número de plazas.
  • Son la excusa perfecta para compartir el placer de rodar, incluso con alguna persona con capacidades diferentes.
  • Requieren algo de muy buena coordinación entre ciclistas.
  • Ocupan más espacio que una bici normal.
  • Necesitan ciclovías especiales y un poco más de pericia al circular entre el tráfico.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend