Lunes 26 de octubre de 2020
AVENTURA | 16-10-2020 09:00

Qué es el MIPS, la tecnología que se impone en los cascos para bicicleta

Este sistema es utilizado por muchas marcas de ciclismo, e incluso ya está presente en el motociclismo y el snowboard. Cuál es la clave de su éxito.
Ver galería de imágenes

El casco es el elemento clave y más representativo a la hora de hablar de seguridad al andar en bicicleta. Muchos de los modelos que hoy están disponibles en el mercado están equipados con MIPS, una tecnología que ha sabido ganarse su lugar dentro de esta actividad. Pero, ¿en qué se basa este sistema de seguridad tan difundido?

El Multidirectional Impact Protection System o MIPS, se traduce como un sistema de protección para impactos multidireccionales. Si uno observa un casco con esta tecnología, notará la presencia de una lámina de policarbonato en el interior, esta permite convertir el impacto frontal en rotatorio.

Esta estructura interna es la que realmente protege la cabeza, más allá de todo el material externo que nosotros percibimos como el casco en sí. Al momento de un impacto, esta estructura interna se mueve de manera independiente a la estructura externa, así se disemina la fuerza del choque y se reducen las posibilidades de sufrir alguna herida de gravedad.

En el MIPS, esta lámina de policarbonato interna se sujeta al casco con unos pines y unas gomas que conectan ambas partas. Cuando uno se calza el casco, la estructura interna se fija firmemente a la cabeza, mientras que el casco es capaz de moverse sin desacomodarse.

1410_casco_mips

Al momento de un impacto, esto permite que el casco se mueva unos centímetros y transforme la energía frontal del impacto en energía rotatoria. De esta manera, se evita que la fuerza del impacto se transmita directamente al cráneo y el cerebro. Según la empresa detrás de MIPS, esta tecnología permite una reducción del impacto de aproximadamente un 39 %, en comparación a otros cascos.

EL MIPS fue desarrollado por el cirujano sueco Hans von Holst, que en 1995 se empezó a interesar en el tema tras notar las serias consecuencias de los traumatismos craneales provocados por accidentes en bicicleta. Esto lo motivó a crear una tecnología que ha sido adoptada por muchas marcas de ciclismo, y que incluso también se ha empezado a usar en el motociclismo y el snowboard.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend