Lunes 23 de mayo de 2022
AVENTURA | 21-02-2022 16:17

3 íconos de Buenos Aires fueron el escenario de una alocada prueba de wakeboard

El italiano Massimiliano Piffaretti, campeón mundial en 2015, se unió a los riders argentinos Kai y Ulf Ditsch para filmar una aventura sobre tablas.
Ver galería de imágenes

Durante el verano porteño, las fuentes del Parque Chacabuco, la Floralis Genérica y el Parque de la Ciudad se convirtieron en pistas en las que 3 reconocidos riders de wakeboard desplegaron sus habilidades sobre las tablas. En una aventura inédita en la Ciudad de Buenos Aires, el italiano Massimiliano Piffaretti se unió a los argentinos Kai y Ulf Ditsch para filmar un episodio más Winch Session, que ya se puede ver en Red Bull TV.

“Hacer winch es como andar en skate por las calles de una ciudad. Buscamos los lugares que más nos gustaban para subirnos a las tablas y compartimos el amor por este deporte. Sin dudas, fue la mejor sesión de winch en la que participé”, dijo Piffaretti, campeón mundial de wakeboard 2015 y atleta Red Bull, al terminar el rodaje. También hubo tiempo para compartir una tradicional pizza porteña en Las Cuartetas, conocer el Obelisco y caminar por los Bosques de Palermo.

El winch es una disciplina derivada del wakeboard, en la que un malacate con motor es el encargado de recoger la soga de la que se agarra quien está en la tabla, reemplazando a la lancha que se usa en un wakepark o en otros espacios de agua como modo de propulsión.

“La gran ventaja del winch es que podés llevarlo a cualquier lugar”, cuentan. Eso fue lo que hicieron. Durante varios meses, Piffaretti, Ulf y Kai Ditsch –que forman la crew llamada “La familia” y suelen juntarse en diferentes partes del mundo para hacer wakeboard juntos– imaginaron cuáles podían ser los mejores lugares de la Ciudad de Buenos Aires para llevar a cabo sus trucos.

2102_wakeboard

En la fuente de Parque Chacabuco, los riders aprovecharon los tres niveles que tiene el lugar y usaron barandas para agregar otro elemento a sus saltos. En la Floralis Generica, disfrutaron la posibilidad de practicar curvas deslizándose en una locación única. En el Parque de la Ciudad estuvo la mayor dificultad, con barandas, rampas y una plataforma filosa que usaron como apoyo para deslizar la tabla. “Un mínimo error podía significar terminar con un golpe contra el cemento o una caída en los árboles”, cuentan sobre la dificultad que presentó esa última parada.

“Cuando pensamos en qué rider internacional podía sumarse a este proyecto enseguida apareció el nombre de Massi. Tenemos estilos parecidos, nos conocemos desde hace años y compartimos varias competencias”, recordaron los Ditsch. “Creo que argentinos e italianos somos muy parecidos, tenemos mucho en común, y eso hizo que la pasáramos muy bien. Sin dudas, quiero volver a Argentina”, aseguró Piffaretti.

Massimiliano Piffaretti (26 años) nació en Sala Comacina, un pequeño pueblo ubicado a orillas del Lago Como, en Italia. A los 7 años, sus primos lo motivaron a probar el wakeboard; ese primer encuentro rápidamente se convirtió en una pasión para el italiano. Al año siguiente ya empezó a competir, todavía sin imaginarse que este deporte podía convertirse en su carrera profesional, hasta que a los 15 hizo un viaje a Estados Unidos que le cambió la mirada. Desde ese entonces, Massi viaja entre Australia, Italia y Estados Unidos para andar en wakeboard. Su mayor logro llegó en noviembre de 2015, cuando ganó la medalla de oro en el mundial disputado en Cancún, México.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend