jueves 17 de octubre de 2019
18-03-2019 12:36 | ARMAS

Pistola Sig P-320 con sistema modular

La versión comercial de la pistola adoptada por uno de los ejércitos más poderosos del mundo ya está entre nosotros. Ver galería de imágenes

La principal característica de la pistola Sig P-320 radica en un módulo –fácilmente extraíble– en el que se encuentra el mecanismo de disparo, el botador, el percutor y las guías de la corredera. Todo el conjunto es independiente del armazón de polímero, por lo que, cambiando este último, se puede optar por diferentes tamaños, instalando el mismo mecanismo del anterior armazón. Asimismo, se pueden seleccionar diferentes largos del conjunto corredera / cañón, como también elegir el calibre entre el 9 x 19, .40 SW y .357 Sig.
Como era de prever, el nuevo modelo fue inmediatamente comercializado en el medio civil, que lo recibió con gran expectativa. La única diferencia –por ahora– con la versión militar es la inclusión en esta última de un seguro manual externo para cumplir con el requerimiento del gobierno. Y digo por ahora, ya que no creo que pase mucho tiempo para que se ofrezca como opción en todas sus versiones.

0318_sig

Nuevo sistema percutor

A pesar del prestigio de la marca, considerada por muchos como una de las mejores pistolas simple/doble acción (me incluyo), en esta oportunidad sorprendió adoptando –por primera vez en su historia– un sistema de disparo de percutor lanzado tipo striker fired. No llamó la atención su armazón de polímero, ya que anteriormente había incursionado en ese segmento, pero manteniendo su clásico sistema de martillo externo y simple/doble acción.
Si bien la versión comercial carece del seguro externo de palanca, mantiene todos sus sistemas de seguridad internos, clásicos de este tipo de arma. Una característica para destacar es que no se necesita oprimir la cola del disparador cuando se procede a desarmar el arma, tal como sucede con la Glock. Un buen detalle para evitar que algún desprevenido provoque un disparo accidental.

0318_sig

Cola enteriza

Y ya que hablamos de la cola del disparador, es de una sola pieza –ni articulada ni con la clásica saliente de la Safe Action– , y si bien la tensión necesaria para efectuar un disparo es de alrededor de las seis libras (2,72 kg), el hecho de tener un recorrido relativamente corto, suave y parejo, hace que no sea un inconveniente.
Las pruebas realizadas en cuanto a precisión están a la altura de la marca, que siempre se caracterizó por fabricar armas muy pegadoras. Afortunadamente las P-320, en sus versiones full size y compacta, ya se encuentran disponibles en nuestro mercado.

La nota completa se encuentra en revista Weekend de marzo de 2019, edición N° 588.

Galería de imágenes

Etiquetas: Sig P-320 Sig Hauer
Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario