Friday 14 de June de 2024
TURISMO | 28-11-2023 09:00

Traful: esa villa con un magnetismo especial

Candidata a “The Best Touristic Towns 2023” ante la Organización Mundial de Turismo, esta aldea sureña ofrece exquisitos atractivos para los turistas que sepan cuidar la naturaleza.
Ver galería de imágenes

El 27 de marzo de 1896, el lago Traful fue testigo del paso de la Comisión de Límites, que lo navegó por primera vez en una balsa hecha de troncos de ciprés. Cuarenta años más tarde –en 1936Parques Nacionales, con visión de turismo y educación ambiental, le dio nacimiento a Villa Traful: una población creada dentro de un área protegida para que familias se radicaran y/o tuvieran sus casas de vacaciones. En base a este primer núcleo de parcelas a la venta, posteriormente nació un pueblo fundado por Exequiel Bustillo, presidente de la Administración de Parques Nacionales, el 30 de noviembre de 1936, fecha en la cual se conmemora su aniversario. En la actualidad, esta pintoresca aldea de montaña está ubicada dentro del Parque Nacional y se extiende en el margen sur del lago Traful.

1123_traful

Pinturas rupestres encontradas en el alero Laguna Las Mellizas fueron datadas en los años 590. Este y otros hallazgos arqueológicos indican que muchos años antes, del paso de la Comisión de Límites y de la llegada de los primeros pobladores la zona ya había sido visitada por comunidades. Cerca del área donde se encuentran las pinturas, pareciera que fue un lugar propicio para la caza del guanaco y la pesca: un corral natural que se genera en un bajo, rodeado de montañas e ingresos angostos. Uno se puede imaginar bien la escena de cacería. Hoy no se ven más guanacos. Han sido corridos por los cazadores y la competencia de la ganadería. Los peces que solían buscar fueron reemplazados mayormente por truchas marrones y arco íris. 
Al ser esta una aldea con tan sólo 800 habitantes, su entorno se mantiene en estado natural y sus múltiples senderos invitan a explorar. Quienes viven aquí forman una comunidad que disfruta de su paisaje y agradece que los visitantes respeten la naturaleza y cuiden que nadie la contamine. 

¿Qué espera el paisaje? 

Respuestas a estas preguntas son difundidas por “Corazon Verde”, un grupo de vecinos comprometidos en mantener el entorno limpio y que inspiran buenas prácticas para reducir el volumen de basura: envoltorios biodegradables, cucharitas de helado de madera... Crece también el hábito de hacer compost y de encerrar los plásticos en ecobotellas. Pilas usadas son recibidas en el minimercado El Trafuleño y en la ferretería Calfu, que se transformó además en un punto verde que recibe las ecobotellas. Paula Baez, del restaurante Silvestre, produce eco-films compostables, hechos de tela con tratamiento a base de resina y cera de abejas. 

1123_traful

El paisaje espera ser disfrutado sin dejar rastro para que quien viene detrás también lo pueda disfrutar. Espera que no solo miremos para adelante, sino que al irnos miremos hacia atrás y nos aseguremos que haya quedado limpio. Interesante es saber que una colilla de cigarrillo contamina hasta 50 litros de agua. El lago quiere seguir sano y limpio. A los fumadores se les agradece llevarse las colillas. Un fuego en la playa o en el bosque puede generar estragos, es por ello que se los prohíbe. En caso de cocinar al aire libre prever un anafe. La estadía transcurre en un área de Parques Nacionales; importante informarse sobre la reglamentación vigente. Cumplirla es la mejor forma de cuidar nuestro Patrimonio Natural. 

Traful desde el agua

Este lago es uno de los pocos espejos patagónicos con múltiples accesos libres. Su bosque sumergido es una de sus mayores curiosidades. Se originó por desplazamiento de masa rocosa, ya que se encuentra en la unión de distintas placas teutónicas. Su importancia permite realizar diferentes actividades, como buceo, snorkel, paseos lacustres y pesca deportiva. El salmón encerrado de Traful es el de mayor interés para pescadores deportivos. Se lo busca en una superficie de 70 km2 que tiene un cuerpo principal y un Brazo Norte o Pichi Traful, con algunas islas pequeñas que le suman atractivo. 
No hace falta tener lancha para poder disfrutar de una linda navegada por el lago. Son dos las empresas que proponen la experiencia para visitar el bosque sumergido y recorrer su atractiva costa con sus grandes piedras, sus cipreses (Austrocedrus chilensis) aguerridos que crecen aferrándose a las rocas, y los coihues (Nothofagus dombey), limitados por la falta de tierra que crecen como si fueran bonsais. La navegación se puede combinar con una buena tarde en la playa de la bahía Grande.

1123_traful

Con un lago tranquilo y ganas de caminar 14 km, uno de los must de Traful es ir a Las Mellizas (salidas sábados y jueves). La jornada comienza temprano en el muelle para cruzar el lago y desembarcar en la costa de enfrente. Luego de una buena introducción sobre la historia del lugar, el guía marca la senda y comienza una caminata de pendiente leve. La presencia de manzanos, membrillos y álamos son vestigios de pobladores que vivieron allí, antes de que sea Parques Nacionales. Varios de ellos se mudaron a otras zona, unos pocos aún cohabitan dentro del Parque cuidado su ganado. 
Parada obligada el alero donde se encuentran las pinturas rupestres. Un poco mas allá, la laguna verde, donde el bosque y los juncos se reflejan y le dan su tonalidad. Sigue la senda que cruza una pampa para llegar a la laguna de agua azul intenso a la cual hace referencia su nombre: laguna Azul. La senda la bordea en su ribera Norte y toma algo de altura desde donde se tiene una excelente vista. El ruido de follaje puede estar anticipando la aparición de un ciervo de grandes cornamentas acompañado de su pequeño harem. En estas caminatas, si uno logra hacerlas en silencio, potencia las chances de vivir momentos únicos. Ya en descenso hacia el lago, la caminata se interna en un gran bosque de inmensos coihues. Una hora más de marcha hasta llegar al lago donde la lancha espera para volver al muelle. 

El pueblo

Se extiende sobre más de 3 km a orillas del lago. Aún conserva algunas de sus primeras construcciones: la escuela, Parques Nacionales y la hostería Villa Traful, entre algunas otra edificaciones. Interesante es la oferta culinaria, con lugares de mucha historia como la chocolatería Ñancu Lahuen y la fábrica de alfajores Del Montañes, que data de 1986. La capilla Nuestra Señora de Traful es un ícono del paisaje urbano desde lo alto de la colina. Respeta la línea arquitectónica de la villa: pura madera de ciprés. Posee la particularidad de tener en el interior machimbre oblicuo. Su sencilla elegancia le suma mucho atractivo. La piedra fundamental fue puesta en 1990. 

1123_traful

La campana proviene de un barco mercante de principios del siglo pasado. La talla de la Virgen y del Cristo fueron encargadas al artesano Marcelo Arco, de Puerto Montt, quien creó una imagen de la Virgen María sentada con el niño Jesús en brazos. Representación muy maternal que trasmite paz y amor sobre un fondo de mantas araucanas. Allí cada domingo se celebra misa, además hay una agenda de conciertos. Un lindo lugar que une y reúne.
Desde el barrio del alto comienza la senda hacia el Cerro Negro, subida constante por la que sin prisa se llega a la cumbre. La vista paga el esfuerzo. Es un tramo de la Huella Andina que llega hasta La Angostura, otro buen desafío para encarar.  Mucho para hacer y descubrir, fuera del famoso –hoy clausurado– mirador Pared del Viento, donde uno arrojaba piedras al vacío y éstas se mantenían flotando en el aire.

Para tener en cuenta

  • Las estaciones de servicio de Traful y Confluencia están cerradas. Cargar combustible antes de seguir camino a la Villa, sea en Piedra del Aquila, Dina Huapi, Villa La Angostura o San Martín de los Andes. 
  • En épocas invernales prever cadenas. El hielo se suele formar en ruta a la madrugada y fin de la tarde, evitar transitar en ese momento. 
  • Llevar bolsas reutilizables para las compras, ya que no están permitidas las plásticas.
  • Cómo llegar: los aeropuertos más cercanos son los de Bariloche y S.M. de los Andes. 

1123_traful

  • Distancias: 1.600 km desde Buenos Aires, 100 km desde Bariloche, 57 km de Villa La Angostura. Si se viene desde el Oeste hay 
  • 22 km de ripio; desde el Este, 35 km. 
  • Dónde dormir: hosterías: Alto Traful, Villa Traful y Marinas. También hay cabañas, casas privadas 
  • en alquiler y camping.
  • Asesoramiento de hojas de ruta: Lihue Expediciones, Tel.: (011) 50310070, e-mail: [email protected]

Galería de imágenes

En esta Nota

Laura Gall

Laura Gall

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend