viernes 19 de julio de 2019
14-06-2019 13:31 | TURISMO

Las 5 mejores termas para relajarse durante el fin de semana largo

Llegan los día más fríos y el cuerpo pide calor y distensión. Un momento ideal para escaparle a las bajas temperaturas y aprovechar los efectos curativos de las aguas. Ver galería de imágenes

En la Argentina las termas funcionan con la lógica de un aire acondicionado frío-calor: reviven en invierno para dar calor. Y también relax, más algo de sanación. Los baños termales no curan pero muchas veces alivian. Además, el placer y la relajación –combinados con masajes– atenúan el componente psicosomático de toda afección. Cada vez más jóvenes van a las termas, la mayoría gente sana –o que se inventa algún dolor– para entregarse al mimo burbujeante de las agüitas calientes y a un dolcefarniente, lo que más piden los cuerpos estresados por la gran ciudad. Contra las contracturas y ciertos dolores, a continuación un paneo por las mejores termas de Argentina para relajarse en el fin de semana largo.

La Decana

“Nosotros venimos todos los años porque me hace muy bien para mi hernia de disco; mi marido insiste en que vayamos a Hawái, pero prefiero venir acá”, dice Carmela, rosarina de 60 años, antes de sumergirse en la laguna del Chancho en las Termas de Copahue (provincia de Neuquén). “A mí no me duele nada pero vengo igual cada vez que puedo –cuenta entre risas Fabiana, porteña– y me hago toda clase de tratamientos estéticos y de relax. No vengo a recuperarme de nada: me hacen chapa y pintura”.

0614 Las 5 mejores termas para relajarse durante el fin de semana largo

Las de Copahue son –fuera de discusión– las mejores termas del país y acaso de Sudamérica. A diferencia de las demás, su temporada baja es en invierno porque el pueblo de Copahue queda casi bajo la nieve. Así y todo, abren la hostería Hualcupén, dos restaurantes y un sector del complejo termal –baños de vapor y bañeras de inmersión– y las lagunas. Además hay un médico. Pero debe quedar claro que hace frío, mucho frío.

Aquí suele venir gente mayor con problemas de huesos y enfermedades de piel. Y el paisaje blanco con araucarias a 1.900 msnm es parte de la terapia. Una opción es instalarse a disfrutar de la nieve en el vecino pueblo de Caviahue –está más abajo y menos nevado– y venir a Copahue un día en excursión. El otro aviso necesario es que, alrededor de las lagunas, Copahue huele a demonios, es decir, a azufre. Pero esto es lo que las hace unas termas superlativas: se trata de la laguna del Chancho, hoy convertida en piscina con fondo de barro sulfuroso, recomendada para enfermedades reumatológicas: las personas van sacando barro del fondo para colocarse en el cuerpo y lo dejan secar (suaviza mucho la piel y relaja). La otra laguna famosa es la Verde, cuyas algas son también terapéuticas (en invierno está un poco fría).

Ocio entre los ríos

Las termas de Villa Elisa combinan agua con verde: uno abre las ventanas del bungalow y solo ve árboles o la planicie pampeana. Una pareja de cardenales salta de rama en rama y un lagarto overo camina en cámara lenta. Los huéspedes se ponen la bata y cruzan un parque hasta las piscinas entre chillidos de tero. Hacia el lado opuesto hay una laguna con un centenar de garzas posadas en un árbol. Una piscina genera olas para nado contra corriente y a un costado hay gruesos chorros que caen sobre la espalda contracturada del hombre urbano, ese que ha llegado aquí recorriendo 350 kilómetros (si viene desde Buenos Aires). Hay diez piscinas, algunas al aire libre y otras techadas, a temperaturas que van desde 38 °C hacia abajo. Un equipo de animadores ofrece clases de aquagym y estiramiento.

0614 Las 5 mejores termas para relajarse durante el fin de semana largo

En una piscina circular se forman grupos de amigos ocasionales que conversan bajo la noche con las plácidas aguas hasta el cuello. En otra un chorrito da justo en las cervicales y hay hidrojets muy potentes. Las aguas del pozo geotermal se extraen a una profundidad de 1.036 metros y salen a 40° con una composición cloruro-sulfatada sódica. Sus efectos alivian problemas dermatológicos, son analgésico-antinflamatorios y se recomiendan para rehabilitación en problemas neurológicos y óseos como traumatismos y reuma.

La Victoria

La estrella en el complejo termal Victoria del Agua –Entre Ríos, junto al Puente Rosario-Victoria– es el masaje watsu. El masajista recuesta al paciente boca arriba en las aguas de una piscina, le coloca un flotador alargado bajo la espalda y otro en las piernas. Luego lo toma en brazos como a un bebé que hace la plancha y comienza a trazar lentamente con él círculos en el agua. La consigna es quedarse peso muerto y dejarse llevar: el masaje lo hace el elemento líquido. Desde allí, un buen plan es ir al spa y aplicarse una máscara facial de fango para suavizar la piel, o acostarse en una cama con piedras de jade que se ondula masajeando la columna. Los más sofisticados se colocan en la cara un aparato como el que cubre a los músicos de Daft Punk, que masajea los ojos produciendo hormigueos de placer. Para los más clásicos están los masajes de pie por las prodigiosas manos de una reflexóloga. Luego puede seguir una siesta al resguardo de una sombrilla de hoja de palma, y más tarde activarse con una sesión de aqua-gym en la piscina techada.

0614 Las 5 mejores termas para relajarse durante el fin de semana largo

El atardecer es la hora del yoga en un sector apartado y verde de este complejo de 40 hectáreas, junto a una playita de arena en un lago artificial. El parque acuático tiene piletones interconectados con agua termal caliente y salada. Hay cascadas para masajearse la espalda, islitas y puentes que cruzan las piscinas, y una sinuosa “calle de agua” que mide 600 metros y se usa para caminar con un sentido aeróbico, donde la profundidad va desde los tobillos a la cintura. Estas aguas son saladas con un alto contenido de cloruros y sodio: alivian dolores reumáticos y óseos en general, mejoran un poco las afecciones de piel, son relajantes y ayudan en problemas circulatorios. $ 500 por día. En junio está cerrado.

Río hondo y calentito

Las termas de Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero, son las más importantes del norte argentino, literalmente una ciudad entera levantada sobre fuentes de agua termal que sale por todas las canillas. Se trata de un gran lago subterráneo del cual brota a 45 °C por 4.000 pozos artificiales. Cada casa tiene una fuente termal y ninguna un calefón. Río Hondo surgió por las termas y vive exclusivamente de ellas con decenas de hoteles, algunos muy lujosos. Al estar sulfatadas, las aguas actúan sobre la vesícula biliar ayudando a digerir mejor las grasas. Y el hecho de estar silicatadas –eso se nota en las manos mojadas que parecen levemente cremosas– opera como un suavizante de la piel. También se las puede beber. Su temperatura cálida tiene una función miorrelajante que reduce los niveles de estrés, además de aliviar lesiones musculares y la artrosis (no la artritis).

0614 Las 5 mejores termas para relajarse durante el fin de semana largo

La paz de Catamarca

Las termas de Fiambalá están en las afueras de la ciudad del mismo nombre, encajonadas en un estrecho valle que genera una agradable sensación de refugio. Tiene catorce piletones de piedra escalonados con aguas alcalinas, ricas en algas verdes, sedativas y oxigenantes. Cada pileta es como un estanque y entre ellas están conectadas por pequeñas cascadas: en la más alta la temperatura está a 51 °C y va descendiendo a medida que baja de un nivel a otro hasta los 28 °C. Las termas ofrecen servicio de bungalós y camping. Cerca de allí está el imponente circuito asfaltado conocido como la Ruta de los Seismiles por los picos nevados que superan los 6.000 metros de altura.

Galería de imágenes

Etiquetas: Neuquen Catamarca Santiago Del Estero Buenos Aires Entre Rios Termas Aguas Termales
Julián Varsavsky

Julián Varsavsky

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Minuto de noticias

La información más importante de la actualidad

Video con las noticias más importantes de la jornada.

Espacio Publicitario