Jueves 24 de junio de 2021
TURISMO | 02-02-2021 08:50

Así es el hisopado al volver de viaje en Ezeiza

Procedimiento sencillo que, pese a la cantidad de personas, no toma más de 15 minutos y le aporta tranquilidad al viajero y a su entorno.
Ver galería de imágenes

Por vivir en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tuve que someterme al control sanitario al regreso de un viaje de cuatro 4 días a la provincia de San Luis. Todo residente porteño que se aleje de su domicilio a más de 150 km y/o pase más de cuatro días fuera de la Capital, deberá someterse voluntariamente a un test de coronavirus en los puntos en los que se produzca el arribo. En mi caso, fue en Ezeiza pues volví en avión.
Ya preparada para hacerlo, luego de recoger el equipaje salí al hall esperando encontrar el lugar para los testeos. Sabía que era hisopado y no PCR de saliva. En el amplio hall de la terminal B había personas con chalecos celestes que preguntaban a los que pasaban si de dirigían a la provincia o la Capital. Me acerqué a uno de ellos y le consulté por el lugar para hacer el test. Me preguntó mi destino y, al decir CABA, me indicó que me dirigiera a la salida por la izquierda.

0201_hisopado

Al abandonar el hall del Aeropuerto Pistarini, vi un sitio preparado para hacer una cola y marcas en el piso que indicaban el camino a seguir para someterse al test. Antes había completado on line la Declaración Jurada de salud. Fue lo primero que me preguntaron, si ya lo había hecho para no demorar la fila. Quienes no lo habían completado, eran separados a un costado y luego se volvían a incorporar a la fila mientras los que lo teníamos hecho avanzábamos hacia una serie de ventanillas numeradas, siempre bajo el atento control del personal (que cumple tres turnos). Todos muy amables y serviciales.       

0201_hisopado

Primero mostré desde el celular la declaración, luego me indicaron que esperara y en la primera ventanilla completaron el formulario, hicieron que lo firmara y me mandaron a otra ventana donde me harían el test. Allí una enfermera me explicó cómo sería el procedimiento, controló que estuvieran todos mis datos, indicando que el procedimiento era “molesto pero bastante rápido” así que no me iba a dañar. Sacó un hisopo delgadísimo de un envase, me hizo bajar el tapaboca por debajo de la nariz y desde adentro del trailer en el que trabaja, tomó una muestra de uno de los orificios nasales, bien adentro.

0201_hisopado

Posteriormente lo colocó con cuidado en un contenedor y me dijo que fotografiara el código QR que tenía a la derecha, para consultar el resultado que estará entre 4  y 24 horas. Y eso fue todo, creo que como máximo 15 minutos y a casa. Excelente experiencia. Por favor no dejen de hacerlo si se dirigen a la Capital, es para la tranquilidad de todos. Recuerden que es voluntario.

Al momento de la publicación de esta nota todavía no llegó el resultado pese a que lo consulté en el BOT por WhatsApp que entregan para la pertinente consulta. Demoró casi tres días, luego de insistentes llamados al 147 y de escribirle al Bot de Whastapp para tenerlo. El problema fue que en la primera ventanilla no me tomaron el número de celular y en la segunda (donde hacen la extracción) lo anotaron mal. Pero finalmente llegó el NEGATIVO. Así que a concentrarse y prestar atención a la toma de datos para que les llegue la respuesta a las cuatro hotas del test, como les ocurrió a los que viajaron conmigo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend