Lunes 10 de mayo de 2021
TURISMO | 03-10-2018 19:45

Maravillas del arte subterráneo

En su diseño son verdaderas joyas arquitectónicas. Son las 10 estaciones de subte más bellas del mundo.
Ver galería de imágenes

Estación del Bulevar Formosa en Taiwán. Una creación del artista italiano Narcissus Quangliatta, su “Cúpula de la Luz”, un mural con mas de 4.500 paneles de vidrio, transforma al lugar en un fenómeno visual, con una caleidoscópica combinación de colores y luz.

Estación Arts Et Métiers en París, Francia. El dibujante, historietista y escenógrafo belga Francois Schulten, diseñó la decoración de esta estación, un tributo al submarino Nautilius que aparece en 20.000 leguas de viaje submarino de Jules (Julio) Verne. Sus acabados en cobre y  otros detalles náuticos, los harán sentirse el Capitán Nemo.

Estación Mayakovskaya, en Moscú, Rusia. Fue imaginada por la mente del artista ruso Aleksandr Deineka, una de las mas destacadas figuras del realismo socialista. Bóvedas y arcos simétricos, acabados en acero inoxidable y mármol, lámparas dentro de óvalos que adornan el techo. Un ejemplo de la majestuosidad rusa antes de la Segunda Guerra Mundial.

Estación Zoloti Vorota, en Kiev, Ucrania. Una  estación que fue diseñada por varios artistas. Su estilo clásico esta marcado por los candelabros con lámparas en forma de vela, y los dibujos de los mosaicos que adornan la gran cantidad de arcos de su arquitectura.

Estación Kungsträdgärden, en Estocolmo Suecia. Mas que una Terminal de subte, parece una mezcla de museo y zona arqueológica. Se pueden ver en el lugar las reliquias del palacio de Makalös, antiguo hogar de una familia de la nobleza sueca.

Estación Westfriehof, en Munich, Alemania. Tiene un ambiente hipnótico, imaginado por el artista Ingo Maurer, y debido sobre todo al juego de luces que generan once enormes lámparas cóncavas.

Estación Khalid Bin Al Waleed, Dubai. Tiene un ambiente surrealista que remite a las profundidades. La atmósfera esta creada por la luz azul que emiten enormes candelabros que cuelgan del techo, parecidos a medusas suspendidas en el mar.

Estación Olaias, Lisboa, Portugal. Fue construida para la Expo Mundial de Lisboa en 1998, y al caminar por ella vemos como las formas geométricas se funden con los colores y la luz. El efecto lo consiguen los mosaicos iluminados con luz que cambia de color.

Estación Grand Central, Manhattan, New York. Se destaca en su arquitectura la bóveda del vestíbulo principal y son para admirar las paredes y el piso de mármol.

Estación Toledo, Nápoles, Italia. Se puede ver en ella la obra “Paneles de Luz” del artista estadounidense Robert Wilson, que busca recrear el eterno movimiento del mar por medio de paneles de luz que se mueven e iluminan mosaicos en tonos de azul y blanco.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend