Martes 2 de junio de 2020
PESCA | 13-02-2020 16:12

Pesca de doble exigencia con las bogas y carpas

La ribera de Quilmes es el punto de partida para disfrutar de una jornada de mucha acción con estas dos especies. Además, cómo preparar carnada de maíz.
Ver galería de imágenes

El calor aprieta cada día más y la ribera de Quilmes es visitada por miles de turistas y bañistas de distintos puntos del conurbano. El público se esparce a lo largo de los 2 km de playa y estacionamientos de libre acceso. Pero no todos van a refrescarse o pasar un día a la orilla del río. Cientos de kayakistas visitan este balneario atraídos por la buena pesca de carpas y bogas que suele darse en la zona. Si bien se pesca a lo largo de toda la costa, hay puntos clásicos donde se agrupan los kayakistas. La Pajarera es uno de los puntos más rendidores, pero también el más visitado y los fines de semana suelen contarse más de 60 kayak en el agua. Otro punto de encuentro es en las cercanías del Pejerrey Club. Pero para estas épocas del año el barullo de los bañistas desestiman una jornada rendidora de pesca.

El punto desde el que salimos se encuentra entre el Club Náutico Quilmes y la toma de agua de AYSA. El ingreso puede ser desde el club, para los socios e invitados, o bien por la costanera. Solo hay que contar con un carro de transporte para el kayak por si el río se encuentra bajo a la hora de ingresar o salir. Una vez en el agua, buscaremos el sector con fondo cubierto por mejillones. Desde la farola roja del club, yendo en diagonal a la toma de agua, hay que recorrer unos 300 m y fondear. Si estamos sobre mejillón lo vamos a notar por el enganche de nuestra línea, es un área muy grande y fácil de encontrar. No es aconsejable realizar lances, más bien lo recomendable es dejar descender la línea debajo del kayak. Utilizamos líneas de dos anzuelos o de uno. Ambas con plomo corredizo. Puedo recomendarles cubos de salamín si el objetivo solo es pescar bogas. El maíz hervido rinde muy bien tanto para boga como para carpa, así también los preparados de masa. Es conveniente cebar la zona con abundante cantidad de maíz.

No es sencilla la pesca de boga, es un pez que rara vez se clava solo, sobre todo los ejemplares más grandes. Más bien, si dejamos desatendida nuestra caña, nos va a robar el encarne. Siempre hay que estar con caña en mano y muy atentos. Es ideal descender la línea, notar que el plomo toca el fondo, y no mantener la tensión. Conviene dejar unos 10 cm de nylon suelto para que el pez tome la carnada, lleve el nylon sin sentir resistencia, ni del plomo ni nuestra y una vez que tenga el anzuelo dentro de la boca sentiremos el tironeo. Ya lo tendrá pinchado y busca desengancharse, es el momento de afirmarlo con una clavada suave y progresiva. Si lo hacemos de manera abrupta le quitaremos el anzuelo de la boca. En muchísimas oportunidades viene clavado por fuera de la misma. Es indispensable llevar un copo si no queremos perderlas en el momento de izarlas al kayak.

En cuanto a las carpas, tampoco deben sentir resistencia. Es un animal muy desconfiado. Su pique también es muy sutil, pero es más común ser sorprendidos por una llevada violenta y luego de varios metros algunos cabeceos. Hablamos de un pez de labios blandos, por lo cual no hay que clavarlo, nuevamente como la boga, con tensar progresivamente la línea es suficiente. Los primeros minutos de pelea son cruciales. Un ejemplar de 6 kilos me hizo transpirar desde el comienzo de la batalla. En primer lugar, me tomo desprevenido, con la mano un poco engrasada por el salame, y a la primer embestida me hizo resbalar el reel y el mango de la caña, torciéndolo hacia un lado. Para cuando pude girar la vista, la caña estaba completamente sumergida. Tome la pita que la mantenía sujeta al kayak y pude recuperarla mientras sentía que el freno no paraba de ceder y soltar línea a más no poder. Ya con la caña nuevamente empuñada, lo ajusté lo más que pude, y tuve que aguardar a que deponga sus energías, era ingobernable para el equipo de 6-12 lbs que estaba utilizando. Achicar equipos nos asegura un disfrute extremo, pero estos tanques los ponen a prueba hasta el límite.

Cómo preparar carnada de maíz

 

Galería de imágenes

Rodrigo Garcia Cobas

Rodrigo Garcia Cobas

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario