jueves 17 de octubre de 2019
27-06-2019 14:00 | PESCA

Los pejerreyes de laguna La Nueva

A pocos kilómetros de la Capital Federal, este ámbito casi virgen está poblado de ejemplares que llegan a los 48 cm. Ver galería de imágenes

Laguna La Nueva es un ámbito hermoso para el pescador deportivo, ubicado a sólo 140 km de la Capital Federal y cercano al corredor de la Autovía 2. Para esta temporada de invierno ofrece una de las especies más destacadas de la zona: pejerreyes robustos y peleadores en un magnifico espejo de 200 hectáreas. 
Se trata de un espacio rodeado de juncos y costas con barrancas uniformes para practicar la pesca embarcada. Bajo la guía de Luis Lynch, único operador autorizado a navegar en este ámbito (cuenta con seis embarcaciones trucker totalmente equipadas, y con Franco y Tomás Lynch, excelentes cañas), volvimos a un espacio que no visitábamos desde hacía dos temporadas, cuando lo inauguramos con él, el mismo el día de su cumpleaños.
Llegamos muy temprano, alrededor de las ocho de la mañana, viajando desde Quilmes por la Autovía 2 hasta el Km 113, lugar de encuentro con Roberto y Tomás, quienes nos abastecieron de la carnada predominante para esta pesca: mojarras. En el Km 127 tomamos un camino vecinal que, luego de transitarlo por unos 16 km, nos dejó en la entrada de la laguna donde Luis nos esperaba para abrir la tranquera –una de las tantas que hay que traspasar para poder ingresar al ámbito rodeado de juncos–. A continuación, a armar los equipos junto a Alberto Frontoni, Sebastián Sayar y Hugo Bustamante, compañeros de la partida y listos para disfrutar de este desafío.

0627_laguna_nueva3

Al garete

Nuestra selección para La Nueva estuvo compuesta por cañas de 4 y 4,30 metros de grafito con acción de punta, ya que nos enteramos que en días anteriores hubo algunas roturas de varas por las tarariras robustas que se clavaban en las líneas de pejerrey. Los ejemplares de esta última especie que se capturan en un ámbito casi virgen durante la temporada veraniega llegan hasta los 4,5 kg de peso debido a la poca presión de pesca. Es más, se han sacado hasta dobletes y tripletes de pejerreyes que holgadamente han superado el kilo. 
Con todo esto en la mente fijamos en las cañas nuestros reeles cargados con multifilamento de 15 lb (1 lb = 453,592 g) para tener clavadas certeras debido a que el pejerrey es muy esquivo en este lugar, y comenzamos un garete en el centro de la laguna, justo frente al casco de la estancia. El viento venía del cuadrante oeste a unos 20 km/h, y el guía ya sabía que la pesca se estaba dando en donde muere el viento, por eso desde el centro íbamos a ir derivando al sector propicio. Fue Luis quien, empleando unas boyas palito de color amarillo y naranja, clavó de primera un ejemplar que tomó el filet de dientudo pescado allí mismo. A nosotros tampoco nos iba tan mal: cada cinco minutos obteníamos nuestras presas con varios dobletes, todos que superaban holgadamente los 30 cm, sanos y robustos porque habitualmente se alimentan de camarones. 
Cuando el sol llegó a su cénit, y tras realizar otro garete, tiramos el ancla en un matorral de juncos. El viento se había incrementado y la luz de frente complicaba ver las boyas, así que empezamos a utilizar las ping-pong de 50 mm. Los resultados fueron los mismos que a la mañana, debido a que la laguna está muy poblada de piezas que rondan los 30 a 35 cm. Pero el dato fundamental son los anzuelos: hay que utilizar grandes –del Nº 1 a 1/0– porque los peces de esta laguna tienen boca chica. Este detalle que parece insignificante nos demoró unos 15 minutos por la mañana para tomarle el timing a la clavada.

0627_laguna_nueva5

Sorpresas para el pescador

Como de medida estándar ya teníamos bastante, tratamos de buscar algún ejemplar que superara el kilo de peso. Y para eso pusimos carnadas más abundantes, y hasta probamos variantes como la combinación de la mojarra mediana con un filet de pejerrey en un lugar próximo a una costa de conchillas y barrancas donde moría el viento, sitio elegido para anclar la embarcación. Así empezamos a lograr piezas que rondaban los 45 cm con una sorpresa al final de la jornada: Luis pudo izar un ejemplar que tocó los 700 gramos y midió unos 48 cm.
A modo de conclusión, podemos afirmar que La Nueva está muy bien poblada de piezas y portes que pueden sorprender al pescador de pejerrey. Es un ámbito magnífico por la poca presión de pesca que tiene debido a que sólo Luis y su familia ingresan a esta estancia con exclusividad. Con la llegada de más frío tendremos, sin dudas, una temporada repleta de flechas de plata, al punto que promete ser una de las lagunas más importantes del corredor de la Autovía 2 por calidad y cantidad, a lo que se suma un entorno de inmensa tranquilidad y seguridad que no todos los pesqueros ofrece.

0627_laguna_nueva4

Claves:

* Utilizar boyas de medianas a chicas en diferentes combinaciones y colores.
* Emplear anzuelos de tamaño 1 al 1/0.
* Llevar mojarra mediana y filet de dientudo del mismo ámbito.
* Reservar turno con anticipación.
* No se permite pescar de costa.

0627_laguna_nueva2

Galería de imágenes

Etiquetas: Charcomús Provincia De Buenos Aires Laguna La Nueva Pejerrey
Gustavo Frontoni

Gustavo Frontoni

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario