Wednesday 22 de May de 2024
PESCA | 21-09-2023 18:30

Brótolas, las más buscadas en las playas de Villa Gesell

Contamos técnicas, equipos y carnadas para ir por estos ejemplares que cada año inauguran la temporada estival desde la costa. 
Ver galería de imágenes

Con la llegada de la primavera, las distintas especies marinas que brillan en la temporada estival van arrimando tímidamente a nuestras playas. En ese nutrido conjunto integrado por pescadillas, corvinas, pez palo, rayas, chuchos, cazones y gatuzos, aparecen las brótolas, un pez que se caracteriza por su carne sabrosa y su pique sutil, y es muy buscada en este momento en Villa Gesell, escenario, en pocos días más, tendrá su fiesta, un clásico entre los eventos de cada año. 

2109_villagesell

Las brótolas llegan a nuestras costas luego de una larga migración, que comienza en las aguas cálidas del Brasil y cuyo destino final se extiende hasta Bahía Blanca, buscando fondos rocosos y aguas relativamente tranquilas. Por ello, procura su alimento al pie de muelles y escolleras, grandes pedregales o la oscuridad de los restos de los barcos hundidos que suelen emerger muy cerca de la orilla. De cuerpo alargado, con una panza amarillenta y un extremo posterior que es más fino que el resto del cuerpo. Se la reconoce por una doble aleta dorsal y un par de barbas táctiles. De escamas muy pequeñas, suele moverse preferentemente sobre el fondo en procura de mejillones. Su tamaño máximo, tanto en machos como hembras, está en los 55 cm, y su peso más frecuente oscila el kilo de peso. Al no tener ningún tipo de chuza, es un ejemplar que no reviste peligro al manipularlo.

2109_villagesell

La temporada de pesca de esta especie se extiende desde octubre a marzo, aunque ocasionalmente, se dan todo el año. Entre las carnadas, su plato favorito es el langostino y el camarón, pero no descarta los anzuelos cargados de una buena anchoa fresca, cornalitos o los clásicos sanguchitos. En cuanto a equipos, nada diferente a la tradicional pesca variada, cañas de 3.60 en adelante, reel frontal o rotativo cargado con nylon o hilo, con un chicote trasfilado o de nylon más grueso para que resista el lanzamiento. Los plomos. Dependiendo del estado del mar, desde las clásicas de casting a satélites o con alambres, con pesos que pueden llegar a los 200 gramos. Aparejos de uno o dos anzuelos, no mayores a 2/0, y que pueden ir en una madre aparte, o sobre el mismo chicote. 
La sutileza del pique es tan delicada como su carne. Caña en mano, hay que poner atención a lo que puede estar pasando debajo de la superficie. Su aproximación a las carnadas es un suave toque, que a veces suele repetir antes de morder e iniciar una serena llevada. Ese es el momento en que el aficionado debe efectuar la clavada.

2109_villagesell

Con estos tips, la invitación a ir por una buena captura el próximo 8 de octubre en Villa Gesell. Allí, el Club de Caza, Pesca y Náutica local organiza y fiscaliza la 24° Fiesta Nacional de la Brótola, un concurso que tiene su historia y que premia con un millón y medio de pesos a quien logre la extracción de mayor peso de la especie. Además, entrega gratificaciones hasta el decimoquinto clasificado y tiene una inscripción general de $ 15.000., aunque si se adquiere en forma anticipada, hasta el viernes 22 del corriente, se abona $ 10.000. El torneo se extiende de las 10 a 14 hs, y se realiza desde el paseo 105 hasta el 127, y desde el 130 al 140. 

2109_villagesell

En más de veinte años de historia de este concurso, hemos visto ganar a grandes casters, eximios pescadores como también, a cañófilos debutantes. Los eventos en búsqueda de una especie específica permite tener la chance de ganar, a todos, por lo que más que tentador es agendar la fecha, preparar los equipos y pasar un fin de semana en Villa Gesell. Quien les dice, cambiar una brótola por un millón y medio de pesos, es una gran alternativa. 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Virgilio

Jorge Virgilio

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend