viernes 28 de febrero de 2020
14-01-2017 08:50 | PESCA

Truchas: un norte con buenos pesqueros

Variedad de truchas, más algunas otras sorpresas, en los ríos Trocoman, Reñileuvu y Nahueve, que se suman a las Lagunas Epulafquen, en Neuquén. Ver galería de imágenes

Esta nota es la continuidad de una extensa expedición por el norte neuquino (Weekend N° 521), organizada por Juan Carlos Carreras, pescador tremendamente apasionado, guía matriculado y cerebro de toda esta movida. Antigua tierra de lavadores de oro, ideal para disfrutar de la soledad y la profunda tranquilidad de una región paisajísticamnente monumental. Otrora olvidada, durante la última década el estado provincial está invirtiendo mucho en desarrollo, y trasformándola en la próxima frontera de la pesca con mosca en la Patagonia.

dsc06859

El Trocoman nace tras la unión de los arroyos Copulhue y Pilun Challa a 1320 m.s.n.m. Por su variación anatómica, se divide en dos tramos, superior e inferior. En el Trocoman inferior (entre su nacimiento y la confluencia con el río Pinculeo) abundan las correderas y los pockets waters, con los agrestes filos del Valle de las Damas como pintoresco telón. En su sector inferior pierde declive y engrosa su caudal con el aporte de arroyos como Ranquilco, Pinculeo, Butalon y Quetruco. Ello lo torna aún más atractivo, con pozos profundos y extensas correderas.

El Trocoman posee una dilatada población representada casi exclusivamente por arco iris, y marrones en forma esporádica. Los portes varían entre 300 g y 1,2 kilo, aunque suelen capturarse ejemplares de 2 kilos. Las truchas coexisten con percas, pejerreyes patagónicos y, en forma muy esporádica, pequeñas truchas de arroyo (sólo en sus nacientes).

dsc06880

Tras un gran recibimiento y almuerzo en El Cholar, fuimos a pescar al bellísimo paraje de Vilu Mallin acompañados por una comitiva de la intendencia y la dirección de turismo. Realmente había mucha curiosidad acerca de lo que íbamos a hacer. El río lucía hermoso, y tras unas sardinitas al hilo con perdigones, picó algo gordo que nos tuvo en vilo por largos minutos ya que no se mostraba. Al final resultó una hembra de arco iris como guinda de rugby, excelente para el equipo Nº 3 empleado. Luego visitamos el acceso sobre el puente de la Ruta 6, donde nos sacudió una “tormenta de arco iris plateadas” en portes de 500 g a 1 kg. Definitivamente, el Trocoman es un paraíso para la pesca con equipos livianos, ninfas y moscas secas.

dsc06749

Río Reñileuvu

También conocido como Reñileo, resulta un río ideal para pescar con ninfas, especialmente en sus variantes europeas. Nace sobre el cordón de Reñileuvu, a 1.240 msnm, y buena parte de su tramo superior (Gendarmería Nacional, Paso Pichachen) discurre como un canal lento rodeado de herbáceas que le aportan generosas cuotas de insectos terrestres. Ya en su sección media, adopta una sucesión de pools y bravas correderas, más fáciles de abordar cerca de Rincón de las Piedras. Las truchas presentes son arco iris, fontinalis (en sus tramos altos) y alguna marrón en promedios de 300 g a 1,5 kg.

Río Nahueve

El Nahueve es uno de los pocos cursos de la cuenca del río Neuquen que nace de un sistema lacustre, lagunas Epulafquen. Ello evita que las lluvias enturbien su parte alta hasta la confluencia con el río Buraleo y le brinda una mayor estabilidad, con crecientes más suaves y estiajes menos pronunciados. Como el Nahueve colecta las precipitaciones caídas en un extenso tramo cordillerano, resulta muy caudaloso. Tras numerosas siembras de truchas marrones por parte del CEAN desde el 2001, resulta el río con mayor presencia de esta especie en la cuenca. Con ejemplares migratorios muy destacables, y en alza por el control ejercido por los comprometidos guardafaunas de la zona.

dsc06761

Junto a Juan Carlos lo relevamos en diferentes puntos. En la pasarela de Bella Vista, un intimidante pozón que a fin de temporada sirve de sostén a grandes marrones migratorias, sacamos muchos ejemplares de 500 g, y un importante macho de arco iris post desove que tomó una string leech negra al final de una corredera. El tramo superior, correspondiente a los primeros 3 kilómetros bajo la boca sobre el lago Epulafquen inferior, nos dio una marrón migratoria excepcional con ninfa (ver recuadro), y que por estar solo apenas quedó el recuerdo de una autofoto con el pez en el agua y el equipo como referencia. Por lo inesperado y las circunstancias que la rodearon es un Top 5 entre las mejores Salmo trutta de mi vida. El tramo inferior se extiende entre el puente de la ruta 38 y la confluencia con el Neuquén. Aquí, tras captar todos sus tributarios el Nahueve se define como un río de importante caudal. Con Juan le dimos duro con shooting y streamers tras una marrón grande, aunque solo cobramos ejemplares inferiores al kilo.

Lagunas Epulafquen

Se conoce como lagunas Epulafquen a cinco espejos conectados entre los que sobresalen las lagunas Las Chaquiras, Negra, Epulafquen Superior y Epulafquen Inferior. Se las llama lagunas, pero en realidad se trata de lagos profundos de origen glaciario. Rodeadas de fantásticos bosques de ñires y roble pellín que impulsaron la creación de una reserva turística y forestal de casi 7.500 ha.

dscn4551

A la hora de pescar estos ambientes tuvimos la suerte de contar con Willy Parada, respetado guardapesca y fanático de la pesca. Por su indicación, durante dos días concentramos nuestro esfuerzo en la Epulafquen Inferior donde se derraman extensos mallines cargados de nutrientes. Así dimos con muy buenas marrones (entre 1,5 y casi 3 kg) e innumerables arco iris medianas de 1 a 1,5 kg promedio. La pesca fue fantástica porque la realizábamos en bajos con línea de flote, pescando al golpe sobre el veril y con estripadas rápidas que generaban piques furiosos. Muchas veces a pez visto, o consternados con la ola de las truchas al atacar.

La cereza del postre fue una exquisita pesca de pejerreyes patagónicos. En apenas 50 cm, con medio lomo al aire, sorbiendo el alimento que derivaba por diminutos chorrillos nacidos en de mallines. Con peces tan díscolos y mucho sigilo, usé equipo 3, tippet 5X, ninfitas Pheasant Tail Sawyer entre Nº 12 y 16, accionadas con estripaditas cortas y rápidas. El tamaño promedio rondaba los 500 g, aunque clavé uno como de 800 g que lamentablemente se desprendió en la varada final. Recordamos que como se trata de un área protegida, el pejerrey patagónico es de devolución obligatoria.

Nota completa publicada en revista Weekend 532, enero 2017.

flores

Guardar

Galería de imágenes

Etiquetas: Truchas Neuquen Copulhue Pilun Challa Trocoman Ranquilco Pinculeo Quetruco Butalon Epulafquen Chaquiras Buraleo Nahueve Reñileuvu
Diego Flores

Diego Flores

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario