Viernes 2 de diciembre de 2022
PERROS | 23-10-2022 10:00

¿Por qué las alergias son muy frecuentes en nuestras mascotas?

Comunes en perros y gatos por igual, son una de las principales causas de consultas en las clínicas veterinarias. ¿Cuáles son las más usuales y cómo detectarlas y tratarlas a tiempo?
Ver galería de imágenes

Las alergias son muy frecuentes tanto en los perros como en los gatos, por lo que también constituyen una de las principales causas de consulta en las clínicas veterinarias.

Según los profesionales, entre los tipos de alergias que más se dan en nuestras mascotas se encuentran la alergia alimentaria, la atopia y la picadura de pulgas, El factor común en todas ellas es el prurito o la picazón, donde el animal trata de aliviar su incomodidad a través del lamido, rascado, o bien, frotando su cuerpo sobre superficies ásperas o rugosas.

 “Uno de los principales signos que se pueden observar en nuestras mascotas se denomina eritema. Se caracteriza por presentar piel inflamada y con cambios de color, más enrojecida e irritada”, explica Melina Wajner, Veterinaria (MN 9218) a cargo del equipo de salud de Puppis, la reconocida cadena de tiendas especializada en productos y servicios para mascotas.

2010_alergia

Los pelos se ven pegoteados, despeinados y con cambios de coloración, ya que la saliva -como consecuencia del lamido- va tiñendo el pelo, oscureciéndolo, siendo muy visible en animales con mantos claros. Y, a su vez, se pueden encontrar costras, pápulas, pústulas; signos de infecciones en la piel –como, así también, un aumento de la secreción en los oídos y mal olor”, agrega la veterinaria.

Si bien hay varios tratamientos para manejar y combatir la alergia, el secreto pasa por detectar cuál o cuáles son las causas que la generan. Así, por ejemplo, en el caso de la alergia a la picadura de las pulgas, se sabe que la saliva de este insecto genera la reacción, y, por lo tanto, si se eliminan las mismas, se evita la alergia.

Lo mismo ocurre con los alimentos. Si se realizan dietas basadas en una proteína que el animal nunca consumió o bien en alimentos comerciales hipoalergénicos la alergia se controla solo encontrando aquellos ingredientes que no le generen a nuestra mascota reacciones adversas o alérgicas.

2010_alergia

“En los pacientes que son atópicos -alérgicos a ácaros del ambiente, polen, moho, polvo, entre otros- suele ser difícil controlar estos alérgenos; y, si bien existen pruebas diagnósticas que nos permiten conocer cuál es la causa, no siempre se puede manejar. Por lo tanto, el tratamiento será sintomático, buscando controlar la picazón con medicación y baños frecuentes con los productos apropiados para cada tipo de piel”, agrega la especialista.  

“Debemos tener en cuenta que las alergias no se curan, pero se tratan. Solo hay que ser constantes y estar atentos a los signos que nos dan nuestras mascotas. Por eso, conviene visitar a la clínica veterinaria de confianza para encontrar el tratamiento adecuado”, concluye Wajner.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend