Domingo 28 de febrero de 2021
NATURALEZA | 10-06-2020 13:20

Qué come realmente el tiburón blanco

Considerado un depredador temible dentro del imaginario colectivo, un estudio releva aspectos desconocidos de su comportamiento y dieta.
Ver galería de imágenes

Desde el estreno de la película Tiburón de Steven Spielberg en 1975, se ha instalado en el consciente colectivo la imagen del tiburón blanco como un depredador extremadamente peligroso, con la aleta dorsal fuera del agua, dispuesto a atacar a cualquiera con tal de asegurarse la cena. Pero más allá de las creencias, la realidad sobre qué comen y cómo se comportan resulta ser bastante diferente. Un estudio realizado por la Universidad de Sídney ha traído algo de luz al respecto.

Los científicos involucrados estudiaron la alimentación de 40 tiburones blancos jóvenes de la costa este de Australia. Lo primero que notaron es que el hábitat de los tiburones está poblado por una gran variedad de peces que viven en el fondo marino o incluso que están mucho tiempo enterrados en las profundidades del mar. Además, notaron que los tiburones pasan la mayor parte del tiempo varios metros debajo de la superficie. Esto indica que posiblemente los tiburones no necesitan subir hasta la superficie para encontrar el alimento, por lo que la imagen de película de la aleta dorsal sobre el agua empieza a perder credibilidad.

1006_tiburon_blanco

La investigación llegó a la conclusión de que la dieta de los tiburones está conformada en un 32,2 % de peces de aguas oceánicas de profundidad media, como el salmón australiano; un 17,4 % de peces del fondo del mar (como los uranoscópidos); un 14,9 % de peces batoideos que acechan en el fondo del mar (como las rayas) y un 5 % de peces de arrecife (como los archoerodus).

El resto de su alimentación estaba conformada por otros peces no identificados, como tiburones y calamares. Vale aclarar que a medida que envejecen, los tiburones se mueven cada vez más, por lo que su dieta incluye más grasa para obtener la energía necesaria.

Toda información es de gran importancia, ya que ayuda a comprender el comportamiento de los tiburones blancos y cómo la presencia del ser humano altera su comportamiento.

 

Fuente: EurekAlert!

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend