Tuesday 28 de May de 2024
MOTOR | 07-08-2023 12:02

Los nuevos propulsores híbridos fueron desarrollados en la región para bajar costos y ser sustentables

Un avance hacia una movilidad más sostenible que combina energía térmica flexible y electrificación. Esta novedad se puede adoptar de manera flexible en la gama de marcas y productos de Stellantis con el nombre de Bio Hybrid. Galería de fotos.
Ver galería de imágenes

Se presentó una nueva tecnología de propulsión híbrida para autos que combina energía térmica flexible y electrificación. El desarrollo de Stellantis se demostró en tres de las plataformas actuales de la compañía y se pueden adoptar de manera flexible en la gama de marcas y productos, constituyendo varias soluciones asequibles de transición hacia una movilidad más sostenible. Fueron desarrolladas por Tech Center Stellantis en Sudamérica, en asociación con proveedores, investigadores y otros socios que conforman el ecosistema de innovación que impulsa la empresa.

0807_hibrido
 

“El Bio-Hybrid es parte de la ruta tecnológica de movilidad accesible y sostenible adoptada por Stellantis. Queremos potenciar las virtudes del etanol, como combustible renovable, cuyo ciclo de producción absorbe la mayor parte de sus emisiones, combinando la propulsión a base de biocombustibles con los sistemas eléctricos”, dijo Antonio Filosa, presidente de la compañía para Sudamérica, quien también destacó las ganancias en la eficiencia y el ahorro de combustible provocados por los sistemas de propulsión eléctrica.
El año pasado comenzaron con la creación de Bio-Electro, una plataforma destinada a acelerar las tecnologías de tren motriz basadas en hibridación, combinando eficiencia térmica y electrificación. Se basa en tres pilares: Academy (cubre información, formación y contratación), Lab (incubación de ideas y desarrollo de ecosistemas) y Tech (materialización de soluciones e innovación).

0807_hibrido

La movilidad del futuro

En su ruta tecnológica de descarbonización, Stellantis ha desarrollado cuatro plataformas para aplicación en Brasil. Son ellas:

  • Bio-Hybrid
  • Bio-Hybrid e-DCT
  • Bio-Hybrid PLUG-IN
  • BEV (100 % Eléctrica)
     

Están basadas en diferentes tecnologías que presentan diversos grados de combinación térmica y eléctrica en la propulsión del vehículo. Cada una de estas tecnologías tiene su aplicación y, juntas, sirven a todos los rangos de consumidores, haciendo accesibles los sistemas híbridos basados ​​en la combinación de propulsión térmica flex con electricidad. La primera presenta un dispositivo eléctrico multifuncional que reemplaza el alternador y al motor de arranque. Son equipos capaces de proporcionar energía mecánica y eléctrica, que tanto genera par adicional para el motor térmico del vehículo como energía eléctrica para cargar la batería adicional de Ion-Litio de 12 voltios, que funciona en paralelo con el sistema eléctrico convencional del automotor. El sistema genera energía de hasta 3 KW, lo que garantiza un mejor rendimiento para el automóvil y un menor consumo de combustible.

0807_hibrido

La plataforma Bio-Hybrid e-DCT cuenta con el servicio de dos motores eléctricos. El incial es el que sustituye al alternador y al motor de arranque. Adicionalmente, a la transmisión se le acopla otro motor eléctrico de mayores proporciones. Una batería de iones de litio de 48 voltios respalda el sistema y también alimenta los dispositivos. Una gestión electrónica controla el funcionamiento entre modos térmico, eléctrico o híbrido, optimizando la eficiencia y la economía.
Bio-Hybrid Plug-in dispone de una batería de Ion-Litio de 380 Voltios, recargada mediante un sistema de regeneración en desaceleración, alimentada por el motor térmico del vehículo o, finalmente, mediante una fuente de alimentación eléctrica externa (plug-in). La arquitectura también tiene un motor eléctrico que entrega energía directamente a las ruedas del automóvil. El sistema gestiona el funcionamiento entre modo térmico, eléctrico o híbrido, optimizando la eficiencia y la economía.
Finalmente, la arquitectura BEV (10 0 % Eléctrica) está completamente accionada por un motor eléctrico de alto voltaje alimentado por una batería recargable de 400 Voltios, a través de un sistema de regeneración o mediante un plug-in. La arquitectura ofrece par instantáneo, con aceleraciones rápidas y receptivas. El sistema tiene sonido y rendimiento personalizables, incluso a bajas velocidades. Combinar el etanol, un fuerte aliado en la reducción de emisiones de CO2, con la electrificación se presenta como una alternativa competitiva para la transición hacia una movilidad baja en carbono. 

0807_hibrido

Recientemente, Stellantis simuló una prueba dinámica con un vehículo alimentado por cuatro fuentes de energía diferentes, para medir la emisión total de CO2 en cada situación. El vehículo fue alimentado con etanol y comparado en tiempo real con la misma situación de conducción en tres alternativas simuladas: con gasolina tipo C (E27); 100 % eléctrica (BEV), abastecida por la matriz energética brasileña, y 100 % eléctrica (BEV) abastecida por la matriz energética europea. La comparación consideró no solo las emisiones de CO2 asociadas a la propulsión del vehículo durante su uso, sino también las variables que incluyen las emisiones correspondientes a la producción de combustible o generación de la energía utilizada. La propulsión de etanol emitió un 18 % menos de CO2 que un vehículo eléctrico alimentado con energía europea, debido a su generación basada en fuentes fósiles. En comparación con la gasolina, la reducción de emisiones es superior al 60 %.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend