Martes 16 de agosto de 2022
MOTOR | 27-06-2022 20:12

Descubren abandonados en un galpón de Francia valiosos autos clásicos

Excepto un Hispano-Suiza Type 49 Coach de 1928, el resto de las piezas son de origen francés. Los hijos del propietario Pierre Héron, fallecido recientemente, los ponen a subasta el 2 de julio.
Ver galería de imágenes

Gran parte de la colección Héron, ingeniero y empresario francés fallecido el año pasado, formará parte del catálogo de la venta Artcurial Le Mans Classic 2022. Máquinas de gran valor histórico que fueron halladas, como si se tratara de un tesoro, en un establo y que el 2 de julio salen a remate.  

6_27ColeccionAutosAntiguos

El estado de conservación de la mayoría de estos autos clásicos adquiridos en su mayoría entre 1965 y 1973, en los que se destacan las marcas Hotchkiss, Talbot-Lago, Delahaye y Salmson, es regular por lo cual se cree que ningún modelo podría superar los 200.000 euros. Entre los 24 rodados en los que el tiempo dejó sus huellas: varias capas de tierra, telas de araña, pinturas oxidadas y tapizados comidos, uno de los más codiciados es el Talbot Lago T26 GSL de 1954, del que solo se fabricaron 15 coupés y la unidad Héron es una de ellas.

Son varios Delahaye con los que cuenta la colección y hay uno que corresponde al lote de 18 descapotables que construyeron los prestigiosos carroceros de la primera mitad del siglo pasado, Figoni & Falaschi.

6_27ColeccionAutosAntiguos

El único vehículo no galo encontrado es el Type 49 Coach de 1928, un producto de la histórica marca española Hispano-Suiza, que permanece en estado prácticamente original y que jamás fue restaurado. De ahí que la Artcurial, la casa que subastará esta colección, estima que la pieza va a alcanzar entre los 40.000 y 60.000 euros.

6_27ColeccionAutosAntiguos

Los amantes de los autos antiguos están de parabienes con esta noticia. Un rescate que se suma a otros increíbles hallazgos vinculados a la industria automotriz. Recordemos que, en 2015, también en Francia, descubrieron 60 clásicos que habían permanecido abandonados por más de cinco décadas y terminaron subastados por unos 20 millones de dólares. Habían sido propiedad de Roger Baillon, un empresario de transportes devenido en coleccionista.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend