miércoles 29 de enero de 2020
06-12-2019 16:16 | KAYAK

Cómo es el reingreso al kayak desde popa

Es una maniobra fácil de dominar tras un poco de práctica. Es imprescindible para recuperarse rápidamente tras un vuelco. Ver galería de imágenes

Al navegar en kayak siempre cabe la posibilidad de perder el equilibrio y terminar en el agua. Los vuelcos son parte inherente de este tipo de actividad. Esto puede acontecer por la acción de una ola, por una escorada súbita que nos hace soltar la pala, por un rol fallido o bien por el viento que nos desequilibra. Si ocurre cerca de la costa no hay demasiados problemas, ya que podemos nadar con el kayak hasta la ribera y subirnos a él nuevamente. Recordamos que siempre es mejor navegar en grupo porque en caso de problemas tendremos a alguien que nos dé una mano. Ahora bien, cuando los vuelcos suceden en las aguas abiertas o lejos de la costa, es necesario emplear el rescate más sencillo de todos, conocido como reingreso por popa o de estilo Cow Boy.

Cómo realizarlo

Contra lo que muchos suponen, casi todos los palistas, inexpertos o expertos, se han visto en el apuro de volcar su kayak. Una vez en el agua, lo primero es mantener la calma y enderezar el esquife para limitar el ingreso de agua. A continuación aseguraremos la pala en los elásticos de la cubierta de manera de no extraviarla en el oleaje. Una vez hecho, nos sujetamos por la popa del kayak, tomando los cabos de vida de la cubierta. Con cuidado reptaremos por la cubierta manteniendo el torso del cuerpo pegado al codaste del kayak para acercarnos al cockpit sin perder el equilibrio. Después, en un solo movimiento nos enderezaremos para sentarnos en el cockpit y luego introducir las piernas.

0612_kayak_reingreso

Las ventajas de este rescate son varias: es de fácil realización si se lo practica algunas veces. La pala se debe mantener bajo control y en lo posible solo podemos estar en el agua unos pocos segundos, tema crucial si estamos navegando por aguas templadas o frías. Siempre lo practicaremos primero en aguas someras y haremos varios intentos hasta lograr tener una fluidez en el movimiento. Además, tendremos cuidado de no forzar en demasía la pértiga cuando subimos al kayak cargado de agua.

Si el kayak tiene la suficiente estabilidad seguramente podremos efectuar varios intentos hasta reingresar al cockpit y tomar la pala. En el supuesto de extravío de la pala en el oleaje, todo remero solitario debería contar con una de repuesto en cubierta. Debe quedar claro que un remo adicional es un elemento imprescindible para el palista expedicionario.

Galería de imágenes

Etiquetas: Kayak Maniobras Equipo
Patricio Redman

Patricio Redman

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario