lunes 16 de diciembre de 2019
29-07-2019 14:34 | INFORMATIVO

F-22: el caza de quinta generación que no cumplió las expectativas

A pesar de ser una aeronave con la última tecnología y de grandes prestaciones, un detalle nada menor puso un inesperado fin a su desarrollo. Ver galería de imágenes

El F-22 Raptor se diseñó con el objetivo de ser un caza de quinta generación que superara en combate aéreo al F-15 Eagle, nave insignia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Para ello se estipuló que el nuevo avión equiparara la velocidad máxima y maniobrabilidad de su predecesor, pero también debía contar con tecnología de última generación como invisibilidad y un mayor alcance. Otro de los puntos más importantes, y que a la larga se convirtió en su talón de Aquiles, fue que tuviera un costo de mantenimiento más bajo que el F-15.

El flamante caza F-22 entró en servicio en 2005 y desde el apartado técnico fue considerado todo un éxito, salvo en un punto. El mantenimiento no cumplió las expectativas y resultó ser mucho más caro que el del F-15, que ya tenía un costo muy alto. Además, la hora de vuelo del Raptor ronda los U$S 60.000, por lo que es el caza más caro del mundo para volar.

0729_avion234

Si bien el objetivo del F-22 era superar en prestaciones al F-15, en este aspecto también empezaron a surgir ciertas limitaciones. Un punto débil del Raptor es que puede volar con menos frecuencia que el Eagle (menos de un vuelo largo por semana), una limitación importante en un contexto de guerra real.

Más allá de esto, los costos de mantenimiento y volarlo empezaron a poner en duda la viabilidad del caza. Con una vida útil de 55 años, mantener operativa cada aeronave implicaba un número exorbitante.

El precio de cada uno era de 150 millones de dólares, pero mantenerlo durante 40 años implicaba un desembolso total de 550 millones, sin tener en cuenta que a lo largo del tiempo supuestamente los costos irían aumentando.

En un principio, el gobierno de los Estados Unidos había realizado un pedido por 750 unidades, pero debido a esta cuestión decidió acortarlo a 350 naves. Más tarde el programa del F-22 se canceló, por lo que solo 187 cazas fueron construidos, un 25% de lo requerido en un primer momento por la Fuerza Aérea. Junto con el fin del Raptor, también desapareció el proyecto de construir su versión naval para reemplazar al F-14 Tomcat; además de otra de ataque para suplantar al F-15E.

0729_avion23

Fuente: https://militarywatchmagazine.com

Galería de imágenes

Etiquetas:

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario