Miércoles 12 de mayo de 2021
INFORMATIVO | 16-04-2021 11:37

Encuentran un cóctel de más de 40 fármacos en pescados para consumo

La cuestión salió a la luz gracias a un estudio que se realizó con muestras de pacú, sábalo, salmón y trucha que se comercializan en supermercados y pescaderías de la ciudad de Córdoba.
Ver galería de imágenes

Un reciente estudio publicado indica que se detectaron 42 fármacos en muestras de pacú, sábalo, salmón y trucha que se comercializan en supermercados y pescaderías de la capital cordobesa, cuyas sustancias están prohibidas para su uso en criaderos.

El artículo que publica el sitio web UNCiencia, la agencia de comunicación pública de la ciencia, el arte y la tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba, indica que las sustancias encontradas se utilizan para tratar enfermedades infecciosas en animales y en humanos, y que si bien los niveles registrados están dentro de los límites de las dosis diarias que una persona puede ingerir, de acuerdo a la normativa de referencia, se carece de información suficiente sobre su efecto a largo plazo.

El trabajo fue realizado en el Departamento de Bioquímica Clínica de la Facultad de Ciencias Químicas (UNC) y el Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (Cibici – UNC/Conicet), formando parte de la tesis doctoral del Lic. Juan Cruz Carrizo y del trabajo postdoctoral de la Dra. Julieta Griboff.

Josefina Cordera, de UNCiencia señala que la investigación analizó muestras de sábalo, pacú, trucha y salmón provenientes de supermercados y pescaderías de la ciudad de Córdoba. En el 100 % de los casos se detectaron antibióticos (ATBs) de las familias de macrólidos, tetraciclinas y fluoroquinolonas. Además, en el 82 % de las muestras de pacú, en el 57 % de las de sábalo y de trucha, y en el 50 % de las de salmón, los valores hallados excedieron el límite máximo residual de al menos un antibiótico.

1604_pescados

El hallazgo preocupa por dos razones. Por un lado, los antimicrobianos que se aplican en piscicultura son iguales o similares a los de uso humano. Su administración frecuente e inapropiada puede afectar su efectividad en las personas, debido a que las bacterias pueden desarrollar resistencia hacia ellos. Por otro lado, se carece de información sobre el impacto crónico y el riesgo que implica la mezcla de estas sustancias, tanto en el medio acuático como en la salud humana.

“Nuestros resultados muestran que los peces estudiados estuvieron expuestos a una amplia gama de ATBs, ya sea por contaminación ambiental y/o por tratamientos inadecuados durante la cría y producción. Pese a que –contabilizados de forma individual– ningún nivel supera la dosis diaria que una persona puede ingerir, es necesario realizar más estudios para saber su impacto en la salud”, explica Valeria Amé, directora de la investigación, profesora y directora de la Especialización en Química Ambiental.

El trabajo analizó ejemplares de dos especies nativas (sábalo y pacú) y otras dos introducidas (trucha, de un criadero local y salmón, proveniente de Chile). Todos fueron comprados en supermercados y pescaderías de la ciudad de Córdoba, en 2017 y 2018. Hasta donde conoce el grupo de investigación, se trata del primer informe enfocado a identificar una amplia variedad de antibióticos de usos veterinarios y humanos en acuacultura comercial en muestras de pescado del mercado argentino.

El estudio marca que los antibióticos se han utilizado en la acuacultura durante más de 50 años. "Este descubrimiento no pretende alarmar a la población, sino que brinda información valiosa que podrá ser aplicada en la generación de estrategias para el uso juicioso y adecuado de antibióticos, promoviendo la producción de alimentos seguros y buscando reducir la contaminación de los sistemas acuáticos", destacó la científica.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Virgilio

Jorge Virgilio

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend