Monday 22 de April de 2024
INFORMATIVO | 01-03-2023 12:42

Encuentran en fósiles de pingüinos pruebas de la separación entre la Antártida y Sudamérica

Un equipo de científicos del Conicet La Plata encontró en los huesos de ejemplares milenarios de estas aves marinas indicadores que dan cuenta del movimiento tectónico de las placas que provocó la división de ambos bloques continentales.
Ver galería de imágenes

Mientras se encontraban analizando los restos fósiles de pingüinos que habitaron la Tierra hace más de 30.000.000 de años, un equipo de científicos del Conicet La Plata encontró elementos químicos derivados del movimiento de las placas tectónicas por las que se produjo la separación entre la Antártida y Sudamérica.

Según explicaron los autores del estudio a través de un comunicado de prensa, el equipo estudió la separación de la Península Antártica de América del Sur y la consecuente apertura de lo que se denominó Pasaje de Drake, proceso que tuvo lugar hace aproximadamente unos 35.000.000 de años.

0103_RESTOS FOSILES

"Como la Península Antártica tiene un registro fósil muy rico y continuo de pingüinos desde inicios del Cenozoico, hace aproximadamente 60 millones de años, hasta unos 34 millones de años, es decir casi la totalidad del período geológico conocido como Paleógeno, decidimos analizar si en sus fósiles había algún indicio de este evento, y encontramos que sí", relató Leandro Pérez, investigador del Conicet en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

“Este descubrimiento representa uno de los indicios más ajustados del proceso que dio lugar al Pasaje de Drake”, agregó el principal responsable de la investigación.

Para llevar a cabo este trabajo, los científicos llevaron a cabo un procedimiento sin precedentes en la paleontología argentina, ya que para estudiar a los fósiles emplearon una técnica llamada “Espectrometría de Masas con Plasma Acoplado Inductivamente”- (ICP-MS por su sigla en inglés)-, en un equipo perteneciente al Laboratorio de Geoquímica del Centro de Investigaciones Geológicas (CIG, CONICET-UNLP), gracias al cual lograron detectar elementos minoritarios y elementos traza presentes en distintos materiales, principalmente en rocas.

0103_pinguinos

Además, el equipo logró detectar en lo más interno de los huesos una anomalía negativa, o sea una menor presencia a la habitual, del elemento químico europio (Eu), condición que está directamente asociado al incremento en la actividad volcánica posiblemente asociada a movimientos de placas tectónicas, que, según revelaron, produjeron la separación de ambos bloques continentales.

“La presencia de bajas cantidades de Eu detectada aparece en los fósiles datados a finales del Eoceno, entre los 38 y 34 millones de años de antigüedad. Son muestras continuas que nos dicen que en esa ventana de tiempo hay un tectonismo indicador de un movimiento grande de placas”, explicó Marcelo A. Reguero, profesional principal del CONICET en la FCNyM.

0103_investigadores

“Esta temporalidad se corresponde con las teorías más aceptadas en la bibliografía acerca del desprendimiento de la Península Antártica, con lo cual las conclusiones de este trabajo se configuran como un nuevo insumo que las abona”, concluyó.

“El área de estudio en el que está localizada la actividad volcánica de aquel momento es el oeste de la península, las islas Shetland del Sur y 25 de Mayo, entre otros puntos. Pero las muestras de pingüinos más abundantes corresponden a la cuenca de James Ross, una zona ubicada al noreste en la que no hay muchas señales de actividades tectónicas o vulcanismo. Lo interesante es que ambos registros coinciden temporalmente, y por eso en este trabajo quisimos buscar indicios que los relacionaran”, concluyó el también investigador del Instituto Antártico Argentino (IAA), el principal promotor de este revelador estudio palentológico.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend