Wednesday 19 de June de 2024
INFORMATIVO | 05-06-2024 14:00

Día Mundial del Medioambiente: científicos argentinos buscan conservar la biodiversidad

Se trata de tres proyectos cuyo objetivo central es el de tratar de proteger a las especies fundamentales tanto para el control de plagas y la producción de alimentos como, también, para el sostenimiento de la fertilidad de los suelos.
Ver galería de imágenes

Cada 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medioambiente que fue establecido oficialmente por la Organización de las Naciones Unidas con el propósito central de concientizar a los habitantes de todo el planeta en temáticas ambientales, ya que el medioambiente es un bien común de toda la humanidad, en el que interactúan todos los seres vivos.

En este marco, un equipo de especialistas del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Biodiversidad y Medioambiente (INIBIOMA, CONICET-UNCo) se encuentran llevando a cabo tres proyectos que involucran a toda la ciudadanía tanto en la producción del conocimiento científico y en la conservación y en la protección de especies fundamentales para la salud de los ecosistemas, como, así tambiénpara el control de plagas, la producción de alimentos y la sostenibilidad de la fertilidad de los suelos.

0506_MEDIOAMBIENTE

Hacer participar a la gente es hacerlos pasar a la acción. Aunque su colaboración pase por tomar una foto de una especie, hace que estén pendientes de observar lo que les proponemos los científicos. Ese hecho motiva un involucramiento en la protección del ambiente y genera impacto”, señaló Victoria Werenkraut, investigadora del Consejo y responsable del “Proyecto Vaquitas”, que tiene como objetivo establecer un mapa en todo el país de la distribución de las vaquitas de San Antonio que puedan detectarse a simple vista y que sirva para sentar las bases para el desarrollo de futuros programas de conservación de este importante grupo de insectos.

"Las vaquitas de San Antonio son depredadoras y en los ecosistemas cumplen importantes funciones vinculadas al control de plagas y la regulación de poblaciones de otros insectos. La biodiversidad de estas especies está disminuyendo en varias regiones del mundo debido a la pérdida de hábitat y al avance de las especies invasoras", agregó la especialista.

0506_medioambiente

Por su parte, Carolina Morales, investigadora del CONICET, referente del Grupo de Ecología de la Polinización en el INIBIOMA e integrante de “Vi Un Abejorro” -que reúne a estudiantes e investigadores de la Universidad Nacional del Comahue y del CONICET afirmó que "estas iniciativas que apelan a la recopilación de datos de forma colectiva y a la participación de la comunidad a través de distintas acciones, despiertan la capacidad de observación, fomentan el espíritu crítico, la posibilidad de conectar información e impulsan vocaciones científicas"

"Trabajamos con los abejorros del género Bombus que tiene 8 especies nativas del país, de las cuales una de ellas, el mangangá (Bombus dahlbomii), se encuentra en peligro de extinción. Esta especie nativa está siendo desplazada por las especies exóticas que ponen en riesgo y disminuyen la diversidad de polinizadores como los abejorros, que son fundamentales para la producción de alimentos y para la salud del ecosistema", agregó .la científica argentina.

Por último, según la investigadora del CONICET, Luciana Elizalde - que co-lidera el proyecto “Jardines amigables con la naturaleza”, junto al investigador del INIBIOMA, Sergio Lambertucci-, es relevante evaluar cómo las aves y los insectos utilizan los jardines, a la vez que señalan que los jardines privados urbanos pueden contribuir en áreas claves para la conservación. 

0506_medioambiente

“Notamos que las personas tenían la necesidad de contar lo que encontraban en su jardín. Los resultados fueron sorprendentes en esa primera etapa, porque la toma de datos por la ciudadanía fue muy exhaustiva, y, a raíz de eso, surgió la segunda etapa de la investigación que consiste en trabajar con la comunidad para cuantificar los cambios en los jardines”, manifestó la investigadora.

"Durante la investigación, las personas registraron como indicador en sus jardines tres especies de aves: el pájaro carpintero gigante (Campephilus magellanicus), el huet-huet (Pteroptochos tarnii) y el chucao (Scelorchilus rubecula); y entre los insectos, el pehuenche (Elaphroptera spp) -insecto característico de la Patagonia Andina- y el abejorro (Bombus dahlbomii).  En todos ellos se pueden identificar distintos roles de una especie. Por ejemplo, hay roles en los insectos que colaboran a la fertilidad de los suelos y el reciclaje de la materia orgánica en descomposición en los ciclos biogeoquímicos. Es por esto que la recopilación de datos y de los testimonios de la población permiten comprender la función de los jardines urbanos para la conservación de la fauna y el bienestar humano", concluyó Elizalde.  

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend