Viernes 4 de diciembre de 2020
INFORMATIVO | 27-10-2020 10:29

Alberti festeja sus juveniles y pujantes 143 años de vida

Fundado el 27 de octubre de 1877 por el genovés Andrés Vaccarezza, este pequeño pueblo bonaerense que está ubicado a tan solo 180 kilómetros de la Capital Federal sobre la RN 5, cuenta con innumerables atractivos naturales y actividades para los visitantes. Entre ellos, la pesca deportiva. Te invitamos a conocerlo.
Ver galería de imágenes

A pesar de la pandemia de coronavirus, hoy, el pueblo del partido bonaerense de Alberti está de fiesta porque la ciudad está cumpliendo sus juveniles y prósperos 143 años desde que fue fundado, el 27 de octubre de 1977, por el genovés Andrés Vaccarezza. El incipiente pueblo fue fraccionado en 166 manzanas de 100 m de lado, separadas por calles de 20 m de ancho. Cada manzana estaba subdividida en 4 solares, lo que arrojaba un total de 664 espacios individuales.

Cabecera del partido de igual nombre, Alberti está ubicado a 180 km de la Capital Federal, a mitad de camino entre Chivilcoy y Bragado, sobre la RN 5 y es uno de los tantos pueblitos de la provincia de Buenos Aires que nacieron en torno a una estación de ferrocarril. El nombre de la ciudad, que luego se traslada al partido, surge de la denominación de la estación ferroviaria que entró en servicio en 1877 del entonces pueblo de Vaccarezza y que recuerda la memoria del ilustre sacerdote y gran patriota Manuel Alberti, vocal de la Primera Junta de Gobierno Patrio en 1810.

1027_alberti

Si bien la gran mayoría de sus poco más de 12.000 habitantes vive de la agricultura y de un pequeño polo de producción de plásticos, en los últimos años, la industria del turismo ha ganado terreno de manera vertiginosa y por demás promisoria para el futuro de la pequeña ciudad.

Principales atractivos 

Entre sus principales atractivos, el pueblo cuenta con un museo dedicado al conocido artista local Raúl Lozza. De hecho, conjuntamente con la Asociación ADBA (Art-Déco Buenos Aires), las actuales autoridades están trabajando en la puesta en valor de su patrimonio arquitectónico, para generar un circuito de miniturismo cultural, a tan solo dos horas en auto del centro de la Capital Federal.

Alberti es una excelente propuesta para quienes buscan la tranquilidad; el aire puro; y el encanto de la llanura pampeana. Sus coloridas calles arboladas, su plaza central rodeada de la antigua iglesia de Nuestra Señora del Rosario y el por demás imponente edificio art decó del Palacio Municipal, obra del notable artista italiano Francisco Salamone, son algunos de los grandes atractivos que ofrece el pueblo a los visitantes.

El Parque Municipal es uno de los espacios verdes más elegidos por pueblerinos y turistas para disfrutar de los días soleados, acompañados del mate y la guitarra. En su amplia y forestada superficie se encuentra un pintoresco lago iluminado por farolas antiguas que invitan a encuentros entre amigos, largas caminatas, paseos en bicicleta o disfrutar de un día de camping con amigos o en familia.

1027_alberti

Los apasionados de la historia y de las costumbres y tradiciones locales cuentan con un circuito regional que transita por Colonia de Plá; luego se dirige por la Ruta de la Sal, a orillas de la laguna de Palantelén; atraviesa la localidad ferroviaria de Mechita, para, finalmente, terminar en la feria de artesanía de Alberti. Además,  el pueblo cuenta con comercios variados, bancos y numerosos restaurantes y bares donde se puede disfrutar de exquisitos asados y pastas caseras, entre tantas otras exquisiteces.

Pesca deportiva

Los arroyos y ríos que rodean al pueblo hacen del pueblo un sitio ideal para los que llegan con ansias de disfrutar de la pesca deportiva. El río Salado, uno de los más extensos que atraviesa la provincia de Buenos Aires, expone su curso a escasos kilómetros de la ciudad, invitando a disfrutar de inolvidables jornadas al aire libre y en contacto con la naturaleza. Siempre con una fauna íctica que varía dependiendo de la época del año en que se visite el pesquero, es una excelente alternativa para los amantes de la espera por el pique.

1027_alberti
 

Pejerreyes, carpas, tarariras, bagres, y dentudos, transitan por estas aguas brindándose al visitante para colmarlo de satisfacciones desde la costa o a través de embarcaciones que se internan para obtener mejores resultados.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend