lunes 14 de octubre de 2019
21-02-2019 15:38 | EN PANTALLA

Sabuesos que buscan a otros perros

Jorge Pereira, creador de Busca Pet, protagoniza un reality en el que se refleja su trabajo en la localización de animales extraviados y en el entrenamiento de sus canes para esa tarea. Ver galería de imágenes

El domingo 17 de febrero, a las 18, comenzó en National Geographic la producción original Buscadores de mascotas”. Se trata de un equipo compuesto por humanos y sabuesos, Busca Pet, que ofrece sus servicios en la ciudad de San Pablo, Brasil, para encontrar perros, gastos y hasta una tortuga, como confesó en charla telefónica su líder, Jorge Pereira.
El reality, compuesto por diez episodios de una hora, presenta tres casos reales en cada entrega, además de escenas de entrenamiento de los perros y consejos para evitar que las mascotas desaparezcan. Es una carrera contra el tiempo en la que las estrellas son Barao, Irá y Gugo, los rastreadores capaces de identificar los olores más diversos y ocultos. Trazan con una impresionante precisión los caminos recorridos por los animalitos perdidos.

“Busca Pet nació por una necesidad muy grande en la gente. Antes tenía una empresa que se dedicaba a buscar personas perdidas –cuenta Jorge en charla telefónica desde San Pablo-. Muchos me pedían que los ayudara a encontrar a sus canes, así que hace cuatro años hice una adaptación del trabajo para poder seguir con la recuperación de los canes. Es una actividad remunerada. Tengo una empresa a la que le contratan el servicio de búsqueda. Tenemos otras herramientas además de los perros, como drones y otros equipos que nos ayudan a localizar al animal perdido y también para capturarlo. La persona elige lo que quiere pagar y nosotros trabajamos según eso. Desde septiembre del año pasado estamos junto a Nat Geo filmando para el programa. Y una cosa interesante es que no sólo buscamos solo perros, también gatos, animales de porte grande y hasta nos encargaron encontrar a una tortuga”.

A veces, los vecinos son responsables

0221_perros

Entre los extraviados, algunos terminan siendo encontrados por los dueños gracias a las herramientas que les dio Busca Pet o porque recibieron asesoramiento de la empresa para publicar la desaparición en los alrededores de su casa. “Se dan algunas situaciones muy graciosas porque las mascotas aparecen cuando los empiezan a buscar activamente y los vecinos terminan soltando a los animales ante la difusión pública de la situación. Los perros y los felinos, aún los que no son de raza, son muy simpáticos y las personas se los llevan. A veces es posible identificar al raptor llamando al animal en la puerta de la casa del sospechoso, y cuando el can responde... queda en evidencia”, comenta Pereira.

Comenzó trabajando con los mismos canes especializados en la búsqueda de personas, pero tuvo que aplicar una metodología especial en el caso de cuadrúpedos perdidos: “Tenemos entrenadores y con ellos preparamos a los canes de forma gradual desde cachorros. Primero buscan a un par y, cuando lo encuentra, recibe de recompensa algo que le guste mucho (una pelota, alimento). Al pasar el tiempo, aumentamos la distancia de pesquisa. Yo los tengo en mi finca y la siguiente etapa es llevarlos a la ciudad, para que experimenten en ese entorno. Usamos un pretal, accesorio importantísimo porque, cuando se lo ponemos, el perro cambia de una actitud juguetona a una de trabajo y se concentra en eso para, cuando termina, recibir su recompensa”. No trabajan más de 2 horas, con intervalos de descanso de 15 minutos, seguido de un día sin hacer nada. El resto del tiempo viven como un perro normal, en contacto con otros miembros de su especie. Es una manera de quitarles estrés y para que sigan manejándose como si fuera un juego. “La motivación es el mejor aliciente”, acota el brasileño. El entrenador tiene en cuenta la forma en que pone la cola cuando huele en la pesquisa o si tensa la correa, pues son signos de que está encontrando rastros odoríferos.  

0221_perros

Si bien Jorge reconoce que los mejores perros para desarrollar esta actividad son los de caza, sobre todo los que tienen patas largas para que puedan cubrir un área mayor sin cansarse. “Lo importante es ver cómo interactúan con las personas y con otros animales, y que no se distraigan. Cada can en el equipo tiene su guía y establece una relación muy cercana; él sabe si está trabajando, si tiene dificultades. Cada animal tiene una característica muy particular y tienen que conocerlos muy bien. La relación personal es muy fuerte; todos los perros son míos y, a medida que su entrenador viene, lo toma como alguien que va a llevarlo de paseo, como un miembro de su grupo social. Para mí son como de la familia, como si fueran mis hijos”, finaliza.

 

Galería de imágenes

Etiquetas: Jorge Pereira Buscadores De Mascotas San Pablo Brasil Busca Pet National Geographic
Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario