Lunes 17 de mayo de 2021
CAZA | 03-07-2015 11:24

Patos bajo cero

Relevamiento en las inmediaciones de Tandil con 12 ºC bajo cero, en el que las bandadas no faltaron a la cita. Cartuchos ideales para el frío. Nota con video.
Ver galería de imágenes

Cacería de patos: 6 AM, noche cerrada, una laguna de apenas 8 hectáreas sin nada de vegetación que frenara el viento, un pequeño apostadero hecho de ramas naturales con lugar para dos tiradores, temperatura de -12 ºC. Una fuerte brisa hace que el frío penetre por las extremidades y duela. La orilla y los alambrados con una capa de hielo de un centímetro de espesor. Todo haría prejuzgar una vivencia incómoda, desagradable, sin embargo fue la experiencia más placentera que viví en años como cazador. Hay que dejarse llevar por el placer de cazar.

Como guías contacté a Gabriel Muñoz, Daniel Coronel y Nicolás Juanenea, quienes me ofrecieron una laguna con gran cantidad de patos dentro del campo “2C”, en las afueras de Tandil, donde llegamos la noche anterior para estar descansados, y bien temprano ya

estábamos ubicados en el apostadero. Me vestí con un conjunto primera piel, medias térmicas, debajo de la camisa un buzo de micropolar, chaqueta, capucha, pantalón camuflado y botas. En la ciudad el termómetro marcaba -6 °C a las 4 AM, y cuando empezó a amanecer en el campo el termómetro ya acusaba -12 °C.

Estrategia

Al llegar a la laguna era poco lo que se veía: solo la luz de las estrellas y una luna en cuarto menguante que nos indicaba el camino al apostadero hecho con ramas naturales en el borde de la laguna que ya tenía los señuelos en el agua. Escuché a Gabriel diciendo que me acompañaría en el apostadero y que sus socios se ubicarían en la orilla opuesta

para hacer mover las bandadas a fin de lograr una buena circulación en toda la laguna. Los patos entrarían hasta las 10, aproximadamente.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Horacio Gallo

Horacio Gallo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend