Miércoles 28 de julio de 2021
BIKE | 16-12-2020 08:17

Cómo cambiar los pedales de la bicicleta

En algún momento tal vez necesitemos colocar unos nuevos, ya sea por rotura o desgaste de los anteriores. La operación no es compleja, pero sí es necesario tener en cuenta ciertas cuestiones.
Ver galería de imágenes

Ya sea por rotura o simple desgaste, en algún momento nos veremos obligados a cambiar los pedales de nuestra bicicleta. La operación no es demasiado compleja, por lo que se puede realizar fácilmente en casa, solo hay que respetar ciertos pasos para no atascarnos y terminar yendo a la bicicletería más cercana.

Antes que nada, debemos tomar ciertos recaudos. Lo primero es poner la cadena en el plato más grande, después buscar unos buenos y cómodos guantes para trabajar. Puede parecer exagerado, pero clavarnos los dientes del plato en la mano debido a un mal movimiento puede ser muy doloroso, así que mejor prevenir que lamentar.

1512_pedales

Una vez listos, arrancaremos con el pedal de tu pie derecho. Para aflojarlo debemos girar en sentido antihorario mirando desde el exterior. Por su parte, el pedal izquierdo se aflojará moviendo en sentido horario visto desde afuera.

Una vez retirados los pedales, la zona de las roscas debe ser limpiada apropiadamente con un paño y algún líquido limpiador no corrosivo. Después de la limpieza, también es aconsejable engrasarla un poco.

Por último, solo queda lo más fácil, colocar los pedales nuevos. Si vas a utilizar unos automáticos de ruta, es importante fijarse cuál va en el lado izquierdo y cuál en el derecho. Para ponerlos solo hay que ajustar hasta que estén firmes, pero sin forzar de más, ya que podemos dañar la rosca. Lo ideal es utilizar una llave dinamométrica, ya que nos indicará el punto justo de presión.

1512_pedales

 Como ya se dijo al principio, los pedales básicamente los vamos a cambiar ya sea por rotura o desgaste. Ahora bien, ¿cómo darnos cuenta que un pedal está desgastado? Es muy sencillo, por ejemplo, señales de esto es cuando no enganchan bien (en el caso de los automáticos), si su giro ya está roído, va lento o hace algún ruido.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend