Lunes 30 de noviembre de 2020
AVENTURA | 19-11-2020 16:26

Cabalgatas, un mix de aventura y tranquilidad en el Parque Patagonia

La propuesta ofrece diferentes circuitos a través de estancias y cerros. Durante el camino se pueden ver guanacos, chulenguitos y hasta ñandúes.
Ver galería de imágenes

La arraigada relación entre la cultura argentina y el caballo, la sensación de libertad al recorrer los paisajes de cualquier región del país, encuentran en la actividad que propone El Buen Samaritano una oportunidad inmejorable para conocer los senderos del Parque Patagonia.

Hijo de chacareros, nacido y criado en Los Antiguos, desde chico Pablo Myburg estuvo en contacto con los caballos. “Mis tíos siempre tuvieron tropillas para jineteadas, así que me crié andando a caballo”, recordó. “De chico, mi sueño era seguir y tener caballos propios. Me fui a estudiar un tiempo y cuando volví me di cuenta que había más movimiento turístico, venía mucha gente a pasar el fin de semana y faltaban actividades. Así que con la ayuda de mi familia arranqué con las cabalgatas guiadas por los rincones más hermosos de la zona en el 2013”. 

Sobre el nombre de su emprendimiento, Myburg contó que se lo puso por la tradición de sus abuelos y el nombre de la chacra familiar. Ellos “siempre estuvieron recibiendo gente. Son muy creyentes y había que tratar bien a las personas, hospedarlas bien”. 

1911_cabalgatas

El emprendimiento trata de satisfacer todas las necesidades. “Tenemos cabalgatas familiares, que son recorridos por los valles del casco de la estancia y la costa del lago, con una duración de entre una hora y hora y media. Ese tiempo va bien hasta para niños de 2 años”. Otra de las opciones para los más aventureros es el recorrido por los antiguos puestos de estancia desde donde, poco a poco, se va ganando altura hasta llegar a un cerro, en el que se realiza una breve caminata. 

“Para los turistas que vienen cruzando toda la estepa y llegan a La Ascensión o a Los Antiguos, es como un oasis. El parque tiene toda la costa del lago, un campo privilegiado con muchas aguadas y mucho valle”, resaltó Pablo.

“En La Ascensión tenemos 13 caballos. Las cabalgatas son de entre 8 y 12 kilómetros, ida y vuelta. También se realiza una caminata hasta el cerro La Calle a 700 msnm, lo que permite una vista panorámica única. A la vuelta se hace un descanso en el Puesto Cisne, una casa antigua de campo, con fogón y cocina a leña. Ahí cocinamos cordero al asador o bifecitos al disco”.

1911_cabalgatas

En el recorrido, el paisaje está enmarcado por las lagunas. Es común encontrarse con aves como el cauquén y observar manadas de guanacos y chulenguitos que ya están acostumbrados a los visitantes; lo mismo que los esquivos ñandúes.

“¡La cara de felicidad de los chicos cuando van arriba del caballo! La gente queda flashando. Dicen así, que nunca habían hecho una cabalgata tan linda donde combinar el caballo con el paisaje. Y más que nada la sensación de libertad, de tranquilidad, en un lugar que no se escucha nada, solo el ruido de los pájaros, el viento y el casco del caballo en el camino. Es una sensación de libertad tremenda”, expresó el guía. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend