Viernes 30 de julio de 2021
ARMAS | 02-06-2020 11:42

Pistola lanza bengalas Nambu: un raro sobreviviente de la Segunda Guerra Mundial

Fue fabricada para dotar al ejército y la marina japonesa. La mayoría se perdió durante el conflicto, por lo que es una pieza muy codiciada por los coleccionistas.
Ver galería de imágenes

Entre la variedad de pistolas lanza bengalas producidas por Nambu encontramos la Tipo 10, que fue conocido como el pilar del Ejercito Imperial y su designación se debió al número de año en que se introdujo, 1921, que los japoneses llamaron Taisho 10 (el décimo año del emperador Taisho, el padre de Hirohito).

El Tipo 10 fue sin dudas la segunda pistola de bengalas japonesa más común, que alcanzó una producción total de aproximadamente 8.300 unidades al final de la guerra en 1945. Las primeras unidades estuvieron a cargo del Arsenal de Tokio y luego se trasladaron, alrededor de 1935, al Arsenal de Kokura, donde se llegaron a producir alrededor de 700 unidades al año.

Todas estas pistolas fueron fabricadas en calibre 35 mm, de un solo caño y en doble acción. Asimismo, se incorporaron cachas realizadas en madera de haya con 17 ranuras horizontales cada una. Las primeras unidades fueron fabricadas con un seguro ubicado en el lado izquierdo de la empuñadura, pero esta característica, como muchos otros detalles, fueron desapareciendo con el avance de la guerra.

0206_pistala_bengala_nambu

Otro de los modelos fabricados por Nambu fue el Tipo 90, que se distinguió por su aspecto extraño y se caracterizó por ser diseñada exclusivamente para la Marina Imperial. Su nombre, aunque parezca extraño, no resulta ser un error tipográfico, sino, que se refiere al año japonés de su adopción según el calendario japonés Kōki, el 2590, es decir 1930 para el calendario gregoriano.

Este modelo se fabricó en dos versiones, uno con dos caños por Kayaba Seisakusho (ahora conocido como KYB Corporation), que llegó a producir alrededor de 10.300 unidades; mientras que la segunda versión traía tres caños y fue producido por Kayaba Kōgyō KK, que produjo tan solo 5.300 unidades.

Ambos modelos fueron diseñados en calibre 28 mm, en general contaban con los caños realizados en acero azulado y el cuerpo pintado con una laca negra; así mismo contaban con una palanca de seguridad ubicada cerca de la parte trasera, justo encima del panel de agarre.

0206_pistala_bengala_nambu

El Tipo 90 (versión de tres caños) no podía cargarse con cualquier bengala en cualquier caño. Los diseñadores codificaron por color los barriles con cada tipo de bengala específica utilizada por la Armada Imperial. Estos modelos venían marcados con una calcomanía rectangular (algunos modelos primitivos venían pintados) de color verde el cañón derecho, una calcomanía blanca en el cañón superior y una roja con una franja central amarilla (para indicar bengalas rojas o amarillas) en el cañón izquierdo. Para ser disparados contaban con una palanca sobre la correa de agarre, que de acuerdo hacia dónde se giraba, preparaba el cañón para ser disparado. Cuando la parte inferior está a la derecha, prepara el cañón derecho para disparar. Cuando está en el centro, dispara el cañón central (superior). Cuando la parte inferior de la palanca se mueve hacia la izquierda, el cañón izquierdo está listo para disparar.

De todos los modelos de pistolas de bengala Nambu se fabricaron alrededor de 30.000 unidades, pero muy pocas han sobrevivido a la guerra, ya que la mayoría eran descartadas, por lo que en la actualidad se hace cada vez más difícil encontrar un ejemplar, lo que lo convierte en uno de los coleccionables japoneses más populares de la Segunda Guerra Mundial.

Por Laura Trípodi

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend