Lunes 21 de septiembre de 2020
ARMAS | 22-06-2020 17:01

Los vehículos de combate no tripulados empiezan a ser realidad con el Type-X

La compañía estonia Milrem Robotics presentó su novedoso blindado, que pesará solo 12 toneladas y estará armado con una torreta Cockerill Protected Weapon Station (CPWS).

Los vehículos de combate no tripulados ya son una realidad en la industria armamentística aérea, pero en tierra la cosa todavía parece estar en pañales y recién ahora estamos viendo los primeros desarrollos en este campo. Uno de los más interesantes es de la compañía estonia Milrem Robotics, con su vehículo de combate Type-X, que estará dotado con una torreta Cockerill Protected Weapon Station (CPWS).

El vehículo fue presentado a un selecto grupo de distintas fuerzas militares del mundo. Sus desarrolladores lo definen como el “primer vehículo de combate diseñado específicamente para operar sin tripulación como parte integral de unidades mecanizadas”.

2206_vehiculo_combate_no_tripulado

El Type-X fue diseñado para pesar menos de 12 toneladas, lo que le permite moverse de forma rápida hacia el campo de batalla, incluso puede ser lanzado con un paracaídas o transportado mediante un helicóptero pesado.

Este vehículo de combate se destaca por combinar inteligencia artificial aumentada con un operador de sistema remoto. En líneas generales se lo puede describir como un blindado con orugas que puede brindar apoyo a tropas en tierra u operar de forma independiente en formaciones no tripuladas. Desde Milrem Robotics afirman que el Type-X puede equiparse con torretas más grandes.

2206_vehiculo_combate_no_tripulado

Sobre la torreta CPWS, desde John Cockerill Defense afirman que la misma fue diseñada para una configuración de control remoto, además de que ofrece un fácil acceso desde el exterior para la recarga y el debido mantenimiento.

Este tipo de vehículos no tripulados apuntan a no exponer a los combatientes en el campo de batalla, lo que se traduce en una reducción del número de bajas durante un conflicto armado. Según sus creadores, el primer uso realista que se le puede dar al Type-X es el de proteger convoyes y perímetros o bases militares.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend