Viernes 14 de mayo de 2021
ARMAS | 25-04-2020 13:07

Beretta 950: la pistola elegida por una fuerza especial de la policía italiana

Provista a la Guardia di Finanza para cuando estaba de franco, a pesar de su pequeño calibre fue muy aceptada en los mercados de Europa y los Estados Unidos para uso defensivo.
Ver galería de imágenes

La historia comienza a principio de los años ’50, cuando la itálica fábrica presenta su Modelo 950, en calibre .25 ACP (6,35 mm Browning), como la novedad de una línea de pequeñas pistolas que Beretta venía ofreciendo al público desde hacía algunas décadas. Tal vez sus características más sobresalientes hayan sido su martillo externo (en contra partida de la gran mayoría de las armas de ese calibre que trabajaban a percutor lanzado) y – sobre todo – su cañón basculante.

0504_crespo

Denominada “Jetfire” en el mercado norteamericano (donde obtuvo un gran éxito comercial tanto en su versión 950/950B), para diferenciarla de la  “Minx” que venía recamarada para el .22 corto. Ese éxito de ventas se extendió hasta el año 1968, cuando una modificación en el control de armas de los EE.UU. prohibió su ingreso por la falta de un seguro externo. Dispuestos a no perder ese importante mercado, Beretta lanza ese año la modelo 950 BS, con un seguro manual de aleta sobre el lateral izquierdo.

Volviendo al tema del cañón basculante (pop up barrel), esta particularidad es uno de los mayores aciertos de su diseño. Cualquiera que haya accionado manualmente la corredera de un arma de esas dimensiones, sabe a qué me refiero. Para introducir un cartucho en recámara, solo basta accionar una palanca sobre el lateral izquierdo del arma, para que el cañón bascule y quede abierto. Luego resta introducir una munición manualmente y cerrar el cañón, para que el arma esté perfectamente cargada. Para descargarla, se procede nuevamente a bascular el cañón y retirar el cartucho de recámara. Todo esto sin retirar previamente el cargador. Como podrán apreciar son maniobras sencillas, que facilitan la carga y descarga de un arma de reducidas dimensiones con total seguridad.

0504_crespo

Generalmente fue adoptada como arma de defensa, a pesar de que su calibre no está considerado apto para ello. Pero en contraposición, la 950 permite llevar 9 cartuchos (8+1) en un tamaño tan reducido que facilita su ocultamiento en forma total. Por otro lado, en ese tamaño no había mucho para elegir, salvo algunas armas calibre .22 LR, ya que la Beretta 950 Minx –al ser .22 corto – quedaba totalmente descartada para cualquier uso serio. Hay que tener en cuenta que  el .25 ACP es mucho menos propenso a las fallas de percusión que el .22 LR (por ser de fuego central), con el agregado que es un cartucho diseñado para armas semiautomáticas, lo que garantiza una mejor alimentación y expulsión.

A pesar de lo antedicho respecto a lo marginal de su calibre, la Beretta 950 .25 ACP, fue un arma provista a la Guardia di Finanza, una fuerza especial de policía italiana dependiente directamente del Ministro de Economía y de Finanzas y del servicio de seguridad pública del Ministerio del Interior. Si bien ese cuerpo cuenta con un armamento moderno y de calibres contundentes (Beretta PX4, H&K MP 5, Spa 12, etc), fue equipado durante un largo periodo con la “Jetfire”, para utilizar cuando se encontraban franco de servicio.

0504_crespo

Una de las Beretta’s que ilustra esta nota –de mi propiedad– tiene estampado en su armazón la identificación de ese cuerpo policial. Una curiosidad en su diseño, es que carece de uña extractora, por lo que si o si –para retirar el cartucho de recámara–, hay que bascular su pequeño cañón. La producción de la línea 950 de Beretta, finalizó en el año 2003, si bien es perfectamente conseguible en nuestro mercado. También fue fabricada en Brasil bajo licencia con la marca Beretta, y posteriormente bajo la marca Taurus. Luego de haber realizado muchos tiros con esta “pequeñita”, llegué a la conclusión que es un arma que no falla, permite realizar rápidas secuencias de disparos y que su precisión –si usted logra ver correctamente los aparatos de puntería– es óptima. Si bien el tiro precisión no es la finalidad para la que fue concebida.

Galería de imágenes

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend