Sábado 1 de octubre de 2022
ARMAS | 30-03-2022 07:00

Pistola Bersa AR 9, el clon de Colt

En la mayor feria de armas del mundo se presentó una nueva pistola de Bersa, en calibre 9 mm. Si bien aún no llegó a la Argentina, ya hay una gran expectativa entre los usuarios.

Estuvo circulando en las redes sociales, enviada por usuarios que asistieron al reciente Shot-Show de Las Vegas que se celebró hace un par de meses, la información con fotos y videos de un nuevo producto de la marca Bersa. Se trata de una pistola, según su denominación, que está basada en un clon del conocido AR9 de Colt. En realidad, el arma sería una carabina para la legislación argentina y está producida por la firma Talon Armament, de Kennesaw, estado de Georgia, que aparentemente se encarga desde ahora de la distribución de los productos Bersa en el país del Norte.
La nueva Bersa AR 9 (Talon TAC-RAR 9) se presenta como una pistola semiautomática con mecanismos operados por el sistema de inercia de masas (blowback), en calibre 9 mm. Cuenta con cañones de 6, 8 y 10 pulgadas, y acepta cargadores de pistolas Bersa Thunder y TPR, de 15, 17 y 30 cartuchos. Sería un acierto que estas nuevas pistolas admitieran, mediante un postizo de conversión, cargadores Glock, como es el caso de la Ruger PC 9, ya que ampliaría el público interesado en adquirirlas con algunos de los usuarios de aquella marca. El lower (armazón inferior que contiene el conjunto de disparo) y el upper (cajón de mecanismos) son básicamente los mismos que los que trae todo AR. Están realizados con duraluminio de alta calidad y resistencia. El acabado sería inicialmente anodizado negro mate, pero no se descartan las terminaciones con Cerakote en distintos tonos. 
Como podemos ver, cuenta con un amplio riel Picatinny superior, casi de la extensión total del arma. Esto permite la instalación de todo tipo de miras ópticas, de punto, holográficas o postizas rebatibles (alza y guión). Es posible que ya traigan adosados culatines extensibles que las transformen en carabinas, lo que las encuadraría dentro del decreto 64/95. Más allá de esto, existen miles de accesorios para clones de plataforma AR, por lo que se podría contar con la posibilidad de customizar bastante estas armas. 
Según trascendidos, estas Bersa estarían disponibles para los usuarios argentinos dentro de aproximadamente tres meses. El precio en los Estados Unidos ronda entre los U$S 600 y 700. No se sabe aún a qué precio sería comercializada en nuestro país, pero existe una gran expectativa con respecto a este modelo, ya que estaría a un costo relativamente accesible y una buena parte de los usuarios estarían interesados en adquirirlas. En cuánto estén disponibles haremos una evaluación en detalle.

Decreto nefasto

Un detalle importante es saber que las pistolas con culatas adosables se están incrementando en la Argentina. Técnicamente no se encuentran afectadas por el Decreto 64/95 en lo que hace al calibre, porque el agregado de culatas no lo modifica. Basta pensar en las pistolas Parabellum y Máuser con culatines adosables que las convierten en pequeñas carabinas a los fines prácticos. Lo mismo sucede con la cantidad de culatines y kits (Roni y similares) para pistolas Glock, Bersa y otras, que extienden esas armas en longitud y permiten mejor puntería y control más firme. 
Pero para utilizar sin inconvenientes pistolas semiautomáticas en calibre de fusil es indispensable la derogación del Decreto 64/95 de las gestiones Menem/Báez, ya que no contribuye en absoluto a la seguridad de la población, dado que solo prohíbe la tenencia legal, y bien es sabido que narcos y otros delincuentes poseen cualquier tipo de armamento sin límites. Por otro lado, esa norma legal va en contra de los intereses estratégicos del país al impedir la práctica de tiro con armamento de características similares a las necesarias para la defensa nacional. O sea que el mencionado decreto solamente restringe su tenencia a los usuarios legales. Su emisión se debió más a un acto de genuflexión política hacia el entonces gobierno del presidente Clinton, para acompañar las restricciones que este impusiera en los Estados Unidos en aquella época. 
En ese país, las prohibiciones vencieron a nivel nacional a los 10 años (solo se sostienen en dos estados). Pero en nuestro país, aún se mantiene semejante aberración por decisión de quién estuvo involucrado en el desastre de la planta de Río Tercero. La Ley 20.429 permite la tenencia del material que restringe el Decreto 64/95. Y todos sabemos que la Ley prevalece sobre el decreto. Por otro lado, hay pistolas monotiro que disparan cartuchería de fusil, como las Thompson/Center Contender y Encore. Así que, en realidad, el organismo regulador debería rever la restricción de pistolas semiautomáticas en calibres de fusil. Y flexibilizar, hasta que se derogue el decreto, la tenencia restringida para usuarios con más de cinco años con Credencial de Legítimo Usuario. Como corolario de todo esto, cabe señalar que el decreto de Menem de nada sirvió ni contribuyó a la reducción del crimen organizado ni de los hechos aislados de violencia armada. Como siempre, toda restricción desarmista solo restringe a los ciudadanos honestos.

También te puede interesar

En esta Nota

Hernán Rodríguez

Hernán Rodríguez

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend