Sábado 18 de septiembre de 2021
ARMAS | 07-08-2021 19:00

Armas de fuego de baja calidad: una basura muy económica

De construcción barata y de una durabilidad limitada –pero no por eso menos letales–, las armas llamadas suicide special ocuparon un segmento importante del mercado. Qué es el zamak, material con el que estaban fabricadas.
Ver galería de imágenes

Calificaciones tales como “saturday night special” o “suicide special” son utilizadas en los Estados Unidos de Norteamérica para definir a las armas de fuego de baja calidad, adquiridas generalmente por marginales o personas de bajos recursos. En los países hispanoparlantes –como el nuestro– se utiliza la definición de “armas basura”, tal vez menos eufemística pero más ejemplificadora.

0208

El primer uso conocido del término “especial del sábado por la noche” fue en la edición del 25 de agosto de 1949 del periódico The Ardmore Democrat (Ardmore, Oklahoma), en referencia a un revólver de baja calidad calibre .32 Largo, utilizado en un tiroteo. En su número del 17 de agosto de 1968, el New York Times publicó un artículo donde se decía que en un hecho delictivo se habían utilizado armas “especiales de sábado por la noche, baratas y de pequeño calibre, que son las favoritas de los asaltantes”.
El término se generalizó con la aprobación de la Ley de Control de Armas (1968) que prohibía la importación de muchos tipos de estas armas de fuego, incluida una gran cantidad de revólveres fabricados en Alemania por Röhm Gesellschaft, cuyo origen y bajo precio hicieron que tuvieran una gran aceptación. Con la importación prohibida y dispuestos a no perder ese mercado, Röhm abrió una fábrica en Miami, ejemplo que siguieron varias firmas locales que comenzaron a producir pistolas económicas, tales como Raven Arms, Lorcin, Davies Industries, Jennings y Hi Point.

0208

En nuestro país, aprovechando la legislación vigente en esa época, que permitía que las armas de uso civil (pistolas calibre .22 LR y revólveres de ese calibre y .32 Largo, en armas de puño) se pudieran comprar con la sola exhibición del documento de identidad y retirarlas en el acto, lo que ocasionó que pulularan las fabricas que las producían.
La obligación de llevar a la policía la factura de compra para que se registrara el arma a nombre del adquirente –lo que muchas veces no era cumplimentado–, sumado a la falta de una centralización del sistema, hizo que fuera casi imposible rastrear su origen, lo que fue aprovechado por delincuentes y marginales. Marcas como Doberman, Pasper, Gunther, GMC, Italo Gra y muchas otras llenaban las vidrieras de las armerías locales, conviviendo con otras nacionales de superior calidad, pero de un precio mayor.

0208

Una característica común en la fabricación de las “saturday night special” es la utilización del zamak. Dicho material es una aleación de zinc, aluminio, magnesio y cobre, que tiene una relativa alta dureza, resistencia a la tracción y se funde a los 380 °C. Su principal virtud es la buena colabilidad, lo que facilita su inyección. Es un material barato que se puede cromar o pintar. Pero también tiene desventajas. La principal es que la temperatura en presencia de humedad lo ataca, lo que le provoca una corrosión intercristalina que, durante la inyección a presión (o colada), puede generar la posible aparición de poros internos o burbujas, lo que  derivaría en la disminución de la resistencia mecánica de las piezas. El hecho de que el zamak pueda ser cromado le brinda un aspecto lujoso que induce al usuario desprevenido a desconocer su real calidad.

0208

Algunas firmas como Erma Werke, de Alemania, otrora fabricantes de armas militares de gran calidad, no pudo sustraerse a la tentación de incursionar en el mercado de las “armas basura”, fabricándolas con diseños casi idénticos a afamadas pistolas tales como las Walther P-38, PPK y la mítica Parabellum P-08. En nuestro país la producción nacional llegó a ocupar un importante segmento, que vio su fin cuando un cambio de legislación obligó a obtener la condición de Legítimo Usuario de Armas de Fuego como requisito para adquirirlas. Muchas veces el costo de los trámites superaba el valor de venta del arma.

0208

Armazones de zamak, y en muchos casos la corredera también, con cañones embujados y tambores (en el caso de los revólveres) de acero, es común que se secuestren en procedimientos policiales en manos de noveles delincuentes que todavía no alcanzaron el nivel para utilizar armas de mayor calibre y poder de fuego. No hay que confundir la denominación de “arma basura” con menos peligrosa, ya que –mientras funcione– su letalidad es la misma que la de una de máxima calidad.

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend