Lunes 21 de septiembre de 2020
TURISMO | 17-05-2020 13:16

Italia: abren bares y restaurantes a partir del lunes 18 de mayo

Con diferentes tipos de gradualidad y siguiendo protocolos impuestos por el estado, se producirá el regreso de estos puntos de reunión, aunque con capacidades acotadas y el uso obligatorio de tapabocas salvo cuando se come. Un espejo en el que podremos mirarnos.

Luego de la negociación entre Roma y los mandatarios regionales, Italia dispone la reapertura de diferentes comercios, siempre que respeten las restricciones y protocolos necesarios para evitar contagios impuestas por cada región. "Los alentadores datos confirman que los esfuerzos colectivos realizados hasta ahora han producido los resultados esperados. La cantidad de personas contagiadas, enfermas y fallecidas ha disminuido -destacó el presidente italiano Giuseppe Conte ante la prensa-. Se reanudará la vida social, las reuniones con amigos pero recomendamos usar mascarilla siempre que no se pueda respetar la distancia”.

El decreto ley aprobado por el Gobierno supone un paso más en la reapertura y pasar a la denominada Fase 2. Gimnasios, piscinas y centros deportivos estarán abiertos desde el 25 de mayo, mientras que desde el 3 de junio la gente podrá viajar entre las distintas regiones del país y se abrirán las fronteras a los países de la zona Schengen Suiza, Reino Unido, Mónaco, San Marino y el Vaticano. El 15 de junio reabrirán los cines, los teatros y los hoteles de playa, aunque empiezan a aparecer las primeras tensiones por los tiempos para permitir desplazamientos entre las regiones.

990restaurante

El acuerdo con las regiones


Con una cuarentena en flexibilización gradual desde el 4 de mayo, el gobierno del premier Giuseppe Conte había trazado una hoja de ruta que habilitaba la reapertura, a nivel nacional, de bares, restaurantes y peluquerías desde el 1 de junio. Pero las regiones presionaron para poder adelantar esa fecha en medio de previsiones de pérdidas millonarias para los sectores de la gastronomía y el turismo. Luego de que algunas regiones como la sureña Calabria y la norteña Trentino-el Alto-Adigio reabrieran esta semana algunos negocios pese a la negativa de Roma, Conte y las regiones llegaron a un acuerdo para adelantar las fechas y establecer un monitoreo conjunto de las curvas de contagios para evaluar de forma constante las condiciones de la flexibilización
La norteña región de Emilia-Romaña, la segunda más golpeada por el coronavirus, anunció que desde el 18 de mayo abrirá sus playas sobre el mar Adriático, además de los bares y restaurantes. En cambio Lombardía, que concentra el 50 % de las víctimas mortales a nivel nacional, en palabras del gobernador Attilio Fontana, esperarán para definir las fechas de apertura, luego de analizar el impacto en la curva de contagios de los primeros días de flexibilización gradual de la cuarentena.
En la también norteña Piamonte, otra de las áreas más golpeadas por el coronavirus, los negocios minoristas reabrirán este 18, pero bares y peluquerías lo harán recién el lunes 25. Lo que no está definido aún es la movilidad entre las regiones. En principio rechazan la posibilidad de establecer un pasaporte sanitario para poder pasar de una a otra, basándose en que un test hecho hoy y que da negativo no brindaría garantías de no ser positivo de Covid dentro de una semana.

0517_resto

La reglas

El Comité Científico Técnico, junto con el instituto de salud italiano, estableció una serie de normas para restaurantes, teniendo en cuenta la gran complejidad que presenta en ellos el distanciamiento social: durante el servicio no es posible que los clientes usen máscaras, por lo que cada uno tendrá 4 m2 disponibles a su alrededor, mientras que las distancias de 2 m deben respetarse entre una mesa y otra. Obviamente, comer con tapabocas es imposible, pero tendrán que usarlo para moverse (como ir al baño, pagar la cuenta o llegar a la mesa). Sin embargo, el riesgo de contagio a través de los cubiertos tocados por sujetos potencialmente contagiosos es una variable que obliga a la limpieza constante de los utensilio y a dejarlo guardado envuelto luego de ser sanitizados.

Una vez que haya terminado su cena o almuerzo, ¿cómo se debe proceder? No hace falta decir que al final de cada servicio de mesa, como lo establece el reglamento, "se deben proporcionar todas las medidas de saneamiento habituales con respecto a las superficies, evitando en la medida de lo posible herramientas y contenedores reutilizables, si no desinfectados". Se omiten los servicios de buffet, los menús estarán en la pizarra o en materiales descartables, mientras que las cajas estarán protegidas por una barrera de plexiglás.

Las críticas arrecian en la península, pues consideran que reabrirán a pérdida: “El tamaño medio de un restaurante en Italia es de 80 m2, según las directrices, una capacidad suficiente para solo 20 personas", explican los propietarios.

También te puede interesar
Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend