Viernes 30 de septiembre de 2022
TURISMO | 12-01-2022 17:57

3 destinos en la Ruta 29: Brandsen, Ranchos y General Belgrano

Muy cerca de C.A.B.A., estos poblados bonaerenses se alinean sobre la Ruta Provincial con múltiples alternativas para pasarla muy bien. Info y galería de fotos.
Ver galería de imágenes

En apenas 150 kilómetros, tres localidades sobre una misma ruta ofrecen sus bondades para disfrutar en el tiempo libre. Es curioso, pero no existe en la denominación del partido o la ciudad cabecera el nombre de Brandsen con su rango militar, salvo en la estación del ferrocarril que desde 1917 figura en sus carteles como Coronel Brandsen, alusivo a un militar francés que formó parte del Ejército de los Andes, después de haber servido a Napoleón. Allí se encuentra además, el Centro de Informes Turísticos (02223-442201).

Las calles de Brandsen irradian esa tranquila imagen, bien típica de los pueblos del interior, sólo alterada a fines de abril cuando se pueblan de visitantes que se acercan a la Fiesta Provincial de Carruajes Antiguos para presenciar el desfile de numerosos y añejos modelos. Frente a la plaza principal y al boulevard Mitre se levanta la parroquia Santa Rita de Cascia, del año 1896, donde especialmente el día 22 de cada mes se venera a esta imagen, la patrona de los casos imposibles. En su otra plaza, la Hipólito Yrigoyen, suelen reunirse los artesanos locales frente al anfiteatro y al monumento a Tamara Castro (famosa cantante folclorista que nació en Ensenada, y a los tres años se mudó con su familia a esta localidad donde vivió toda su vida hasta su trágico fallecimiento en 2006 a causa de un accidente automovilístico cuando tenía apenas 34 años).

0112_brandsen

En las afueras del pueblo, la zona rural abre sus tranqueras a los turistas, pudiendo pasar el día o pernoctar en distintos establecimientos campestres, tales como Granja Loma Verde, La Posta del Tavo, La Josefina, Campo Brandsen o las estancias Monte Viejo y El Chañar, cada uno de ellos con variadas actividades para disfrutar. Si de restaurantes de campo se trata, a la vera del camino espera El San Martín (RP 29 Km 25) bajo una frondosa arboleda. En mesas al aire libre o en un moderno salón y en el parque, se pueden degustar carnes asadas, bien sea el combo que incluye empanadas de bola de lomo cortado a cuchillo (imperdibles), chorizo o morcilla y cortes de carne a la parrilla (bondiola, bife de chorizo o tira de asado) más guarnición de papas fritas caseras (exquisitas) o ensalada y postre (bombón helado), todo ello por $ 1.600. Mismo combo, pero al asador (costillar, vacío o cordero) por $ 1.800.

“Este sitio tiene su historia –sostiene Martín Naldi, titular del lugar– ya que aún se conserva su pulpería que estamos restaurando, y que data del 1700, época de Rosas. Mi abuelo adquirió el predio en 1912 y hoy aún se mantiene activo y abierto a los visitantes”. Cuenta además con una cantina de vinos y juegos infantiles. Conviene reservar previamente comunicándose al Tel.: (02223) 528419 o 011-6650-0257. 

Los atractivos de Ranchos

Retomando la ruta, a corta distancia se encuentra Ranchos, ciudad cabecera del partido de General Paz, la que debe su nombre al tipo de construcción que perduró durante la época colonial. En el arco de entrada al poblado se ubica la dirección de turismo, y allí, muy amablemente, Fabiana, encargada del lugar, explica sobre cada punto de interés que vale la pena recorrer (informes, Tel.: 02241-475306 / 728). Allí nace la avenida Garay que lleva hasta la zona céntrica, donde resalta la Plaza de Mayo y la Iglesia Nuestra Señora del Pilar, del año 1863, una verdadera joya arquitectónica de estilo románico. A escasa distancia, el museo histórico María Martínez, con una amplia variedad de elementos gauchescos e indígenas diseminados en sus ocho salas, en el que resaltan los trabajos de don Martín Gómez, destacado soguero local que dedicó su vida a los tientos y al trenzado del cuero crudo. Lindero a la estación del tren, el museo ferroviario donde se sintetiza, a través de objetos y documentos, la historia del ferrocarril desde sus comienzos.

0112_ranchos

A pocas cuadras del centro se levanta desde 1967 una réplica del Fuerte de Fundación del poblado, acontecido allá por 1781. Un conjunto de ranchos de adobe y paja, el mangrullo, la capilla, cañón y picadero recrean los primeros tiempos poblacionales. María Angela, guía del lugar, detalla cada paso de aquella primitiva gesta en una didáctica recorrida guiada. Detrás del fortín se extiende la laguna de Ranchos, donde se puede pasar el día o acampar en contacto con la naturaleza, las aves y los árboles autóctonos. Hay comedores, campings, mesas, bancos, fogones, y sitios para pescar (informes: Tel.: 02241-15-535606 / 474458).

Un camino une la costa con la isla central a la que se puede acceder caminando, en paseos en bici o a caballo y también en vehículo propio. Los atardeceres son realmente magníficos, bajo un apacible entorno que entrega una increíble postal en medio de la más absoluta paz. También en los alrededores hay distintos complejos de cabañas (La Escondida, Adrenalina, El Regreso, Las Palmeras, La Deseada) y algunas estancias (La Igualdad, La Favorita, María Cristina) con muy buenos servicios para los visitantes.

Termas del Salado

Finalmente, de nuevo en ruta, en breve trayecto se llega a General Belgrano, junto al río Salado. Es la ciudad más grande y activa de este corredor. Partiendo de la plaza 1° de Agosto, extenso predio dividido en dos por las vías del ferrocarril, frente a él se ubica el histórico Cine Teatro Español, de 1928, una verdadera joyita del lugar; y a pocas cuadras la plaza Belgrano, junto a la parroquia Inmaculada Concepción, de 1900, próxima a la dirección de turismo (Tel.: 02243-454221).

0112_termas

Sin duda, el principal atractivo se centraliza en las riberas del Salado donde, a lo largo del paseo costanero, se dan cita distintos campings, balnearios, complejos de alojamiento, espacios verdes con sectores deportivos y pistas de salud, la pileta municipal, zonas de pesca y náutica, paradores gastronómicos y el complejo Termas del Salado, que cuenta con una pileta cubierta y tres semicubiertas con diferentes temperaturas que varían entre los 34 y 40 grados; más dos piscinas con agua natural, un parque acuático, quinchos, spa y fast food. La característica principal de sus aguas es la alta concentración de minerales –sodio, calcio y sulfato– que estimula diferentes funciones del sistema digestivo, incrementa las defensas de la piel y contribuye en la recuperación de lesiones musculares y traumatismos óseos. La entrada a las termas cuesta $ 900, para jubilados $ 790, y menores de 3 a 11 años, $ 595. Informes: Tel.: (02243) 15-406413.

Culminando el circuito, vale llegarse hasta el Bosque Encantado, reserva natural de 23 hectáreas con senderos sinuosos y frondosa vegetación con más de 50 especies arbóreas que superan los 100 años de antigüedad (robles, magnolias, laureles, acacias, eucaliptos y plantas exóticas como un añoso ginkgo biloba). En la zona central se encuentra el Museo de las Estancias, situado en una vieja casona que perteneció al casco de la Santa Narcisa, donde se exponen antiguas herramientas que utilizaron los primitivos trabajadores para forjar estas tierras e ir dando forma al caserío.

Galería de imágenes

Marcelo Ruggieri

Marcelo Ruggieri

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend