sábado 7 de diciembre de 2019
19-12-2016 13:25 | TURISMO

Anguilla: una de las mejores playas del Caribe

La revista Condé Nast Traveller señala la costa de la isla del Caribe como una de las más bellas de la región. Ver galería de imágenes

Hay un lugar muy agradable y de gran valor en Crocus Bay, donde se sirven costillas cocidas y piñas coladas. Todos intentan llegar a da’Vida (restaurante y spa en Crocus Bay) antes de las 11 hs para conseguir una chaise-longue en la sombra, pero incluso si usted llega tarde, alguien se va a cambiar de lugar y le va a dar un espacio.

En el palco, el músico Omari Banks toca una mezcla de R&B suave con un reggae más tranquilo, al tiempo que se sirven porciones de pollo en la arena mientras los colibríes van picoteando ponches de ron.

anguilla-8Antes del almuerzo, voy a bucear un largo rato a Little Bay, donde los niños escalan una gran piedra y saltan al mar con animados gritos. Podría acostumbrarme a domingos como este. Eso es lo que más recuerdo de las Indias Occidentales: suave como el comercial de los años ‘80 de Lilt, con impactantes tambores... "a totally tropical taste" (un sabor totalmente tropical).

Una isla delgada y plana en las Antillas Menores, Anguilla atrae a un público completamente diferente en comparación a St. Barth, que queda a una distancia de apenas 10 minutos en avión.

Dicen que se va a St. Barth para ser visto y a Anguilla para no ser visto. Aquí las conversaciones están más relacionadas con la gastronomía que con la moda; es más sobre la música que sobre el dinero. Es por eso que Robert De Niro lee los guiones de sus películas en una Cerulean Villa bien reservada, conocida como la mejor del destino.

anguilla-2El año pasado, Justin Bieber pasó una buena Navidad familiar en una nueva casa de playa en Meads Bay, con sus paisajes claros, aros de baloncesto y piscina infinita con vistas del horizonte.

La gran fascinación de Anguilla son sus caminos impredecibles y sus playas sensacionales, además de las casas de madera, pintadas en tonos almendra o con fuertes rayas estilo rastafari. Valley – su pequeña capital – cuenta con pequeños edificios gubernamentales y una serie de food trucks, llamados The Strip, donde se sirve sopa de concha, roti y empanadas de pescado.

Los niños caminan a sus escuelas con uniformes que tienen los mismos colores de los edificios (es decir, usted sabe a dónde van). El color rosa es utilizado en la primaria Orealia Kelly y el verde es usado en Vivien Vanterpool. Hay hordas de cabras amigables e incansables gallos cantantes. Usted se despierta con un "quiquiriquí" dondequiera que esté.

anguilla-5

Deliciosamente relajada e instintivamente desacelerada, Anguilla es uno de los pocos lugares en el mundo donde el tiempo parece sobrar. Sólo 15.000 personas viven aquí y todos se conocen y deben tener algún tipo de parentesco. Aparentemente, hay media docena de apellidos en el lugar. En total hay seis semáforos, pero las personas son tan conscientes que no hay ninguna necesidad de normas de tránsito. Un taxista de la República Dominicana me dijo que se trasladó a Anguilla para tener "una vida tranquila", un sentimiento compartido por otros residentes como un masajista de Jamaica, un mensajero de hotel de Guyana y un camarero de St Kitts. Además, hay una camarera, Nieves, que llegó a la isla para escapar de la "carrera de ratas de su tierra natal."

Yo quería encontrar al habitante más antiguo de Anguilla para ver si la vida aquí siempre fue de esta manera. Así encuentro a Daisy Wong (su apellido era en realidad Juan, pero nadie podía pronunciarlo), de 95 años, en la biblioteca pública. Estaba usando su mejor vestido y no me soltaba la mano durante nuestra conversación. "Sí, las cosas son más o menos iguales a cuando yo era una niña, excepto que nos vestíamos mejor antes", dice. Daisy me fue presentada como poetisa y revolucionaria. Ella "se entrega" en ambos frentes, recitando largos textos en las manifestaciones contra los británicos en la década de 1960.

anguilla-6

"Los nativos de Anguilla estaban a punto de encontrarlos con machetes, palos y piedras, había tanques y camiones listos para romper sus huesos; Dios los dejó porque pasaron por un sufrimiento largo y arduo; ahora están más seguros, Dios hizo sus espíritus más fuertes ", recita.

Daisy misma sirvió como vigía en las playas, encargada de advertir cuando los barcos británicos se acercaban. Pero la verdad es que este fragmento de coral y piedra caliza nunca ha atraído mucha atención. Después de plantar la bandera, los británicos en su mayoría pasaron por alto esta isla y comenzaron a establecer vínculos con naciones más atractivas de la Commonwealth, como Barbados y Antigua. Pequeño y estéril, con suelos delgados y poca precipitación, fue descrito por un político inglés a finales del siglo XVII como una tierra "apta para poco o nada pero cabras". En otras partes de la región, las plantaciones de algodón, tabaco y caña de azúcar florecieron y los campesinos de Anguila se convirtieron en subsistentes y se dedicaron a saltar en goletas para encontrar trabajo estacional de caña en la República Dominicana y las Islas Vírgenes Británicas.

Puede ser estéril, pero Anguila tiene las mejores playas del Caribe. De la mejor para nadar en la Bahía Rendezvous de dos millas de largo a la curva perfecta de Maundays Bay; Los rodillos, los pelícanos y los bares de playa de la bahía de Meads (pronuncia Maids), y la remota Bahía del Capitán, donde los delfines juegan en las olas. Los viernes se pasan viendo dónde pasar el fin de semana, una de las decisiones más difíciles de la semana.

anguilla-10

Pero Anguila no es lento en todos los sentidos. La isla es positivamente pionera cuando se trata de alimentos. Todo comenzó con Malliouhana hotel en los acantilados por encima de Meads Bay y Turtle Cove, mi lugar favorito para alojarse. Cuando el propietario británico Leon Roydon abrió el hotel hace más de 30 años, contrató al chef francés Joseph Rostang para supervisar el restaurante, voló con ingredientes de calidad, construyó una gran bodega privada tallada en los acantilados y restableció el Estándar culinario en la región.

Roydon era un visionario ", dice Albert Lake, sommelier de Malliouhana, que tenía 22 años cuando abrió el hotel. -Ha construido una propiedad de cinco estrellas cuando no había nada aquí. No había carreteras pavimentadas, unas cuantas lámparas de gas y un aeródromo en el que volaban aviones batidos de vez en cuando.

anguilla-1

En la cocina del hotel el entrenamiento fue riguroso, y el personal fue enviado a Antibes para perfeccionar sus habilidades de cocina y servicio. Me dijeron: -Albert, vas a trabajar con el sommelier. "¿Que es eso?" Yo pregunté. Es el hombre que vierte el vino. Y luego me enviaron a los viñedos de Francia e Italia para saberlo todo.

Malliouhana ayudó a levantar el bar para cocinar en toda la isla, desde restaurantes de casa como Tastys, propiedad de uno de los ex cocineros del hotel, Dale Carty, hasta hoteles increíblemente inteligentes como Cap Juluca y el nuevo Four Seasons, anteriormente el Virrey. La bahía de Tokio, el restaurante japonés en CuisinArt Resort, puede ser nada para mirar, pero la comida de Joe Richardson es una maravilla. Recoge sus propios ingredientes de la granja hidropónica de medio acre del hotel, que crece flores comestibles, berenjenas y microgreens de gran tamaño, y su marisco es capturado en los bancos de pesca del Atlántico de la costa norte de la isla. Richardson cobra los precios de Nueva York para su menú de omakase de 10 platos, pero también es de un estándar de Nueva York: ceviche de tomate con aceite de oliva, polvo de togarashi yuzu picante y citrusy y arroz hinchado; Atún, foie gras, reducción de sherry-unagi y hoja de oro; Toro con chimichurri y ponzu; Roll de langosta con mantequilla de shiso-ajo y zanahoria crujiente. Puedo contar los cursos como mi mesa de 12 veces. Voy a recordar esa comida para siempre.

Bar en el Hotel Malliouhana

En el restaurante Veya chef Carrie Bogar me cuenta cómo ella y su familia aumentó palos y se mudó aquí desde Pensilvania. "Queríamos un lugar pequeño, pero con una clientela de grandes ciudades, y así fue." Claro, admite, hay retos corriendo un restaurante en una remota isla. Bogar intenta obtener productos a nivel local, lo que puede significar que los suministros no son confiables y los lotes pequeños: tomates de un taxista, cohetes de un empleado de banco y hojas de ensalada del tipo que vende paneles solares. Pero dice que los comensales no parpadean cuando el menú se lee, "carpaccio de concha con pepino asiático chayote-squash slaw, y marroquí-spiced camarones puros, tomate chermoula asado y dulce pero picante salsa de albaricoque".

anguilla-4

Cuando la fiesta termina, la música comienza. No hay en el Caribe, aparte de Jamaica, con tantas buenas bandas en vivo. La estrella más cool de Anguila ha sido Bankie Banx (padre de Omari Banks), un cantante de reggae popular que es más Bob Dylan que Bob Marley con una carrera musical que data de los años 1960 cuando hizo su primera guitarra. Después de giras mundiales, está de vuelta gritando a su propio refugio, Dune Preserve, una choza de playa de pisos de dos niveles y escenarios improvisados con cables bajo los pies conectando teclados a altavoces y un fuerte olor a marihuana en el aire. El cubo para las puntas es pesado abajo por seashells. La primera vez que escuché a Banx tocar hace una década me dijo que fuera para bailar en las mesas. -Deberías estar escuchando la música -dijo-. Él estaba en lo correcto. Ahora sé mejor.

Una tarde en su irónicamente llamado concierto de la escuela dominical (seamos realistas, no hay mucha instrucción religiosa aquí) Banx jugó con Konstantin Merezhnikov, un violinista ruso. Yo volaría a mitad de camino alrededor del mundo para escuchar tan hermosas, ad-hoc armonías de nuevo.

Tahirah, una hija de 27 años de edad de Banx, estrena sus propias composiciones con una voz que oscila entre Macy Gray y Lauryn Hill. Durante un trago, su hermano Omari me cuenta su tiempo como jugador de bolos fuera de spin para las Indias Occidentales. "Yo tocaba mi guitarra para mis colegas de cricket en Somerset, o cuando estábamos atrapados en hoteles en Lahore", dice. Nos acompañan su antiguo entrenador, Cardigan Connor, otro ex cricketer del condado, que ahora es el jefe de turismo de Anguila. "Cuando jugaba para Hampshire, regresaba a casa en invierno y me entrenaba en las playas más hermosas del mundo mientras mis compañeros de equipo corrían bajo la lluvia en Inglaterra. Sabía que tenía suerte. Los anguillanos tienen suerte.

anguilla-7

La noche siguiente estoy en otro lugar nocturno, The Pumphouse en Sandy Ground, una vez que un molino de sal de refinación que se apoyó en la carretera Salt Pond. Los Hermanos Musicales son una institución del jueves; Sólo han perdido dos conciertos en 18 años, una vez porque el cantante tenía dolor de garganta y la segunda vez que el bajista murió.

El Pumphouse es poseído por Laurie Gumbs, que tiene algo de un alcohol del bucanero sobre él. Durante el día es capitán de una barca de 50 pies, llamada Tradición, uno de los tres veleros históricos que quedaron en el Caribe. No llevando ni cabrestantes ni molinetes, y con un mástil de 60 pies hecho de un poste de electricidad, este barco ha utilizado los vientos alisios que transportan carga y contrabando alrededor de la región; Ahora Gumbs ofrece excursiones de un día y cruceros al atardecer.

Quiero ver a Anguila desde el mar y Gumbs me invita a bordo. Nos encontramos en Sandy Ground, el puerto principal donde los pescadores descargan sus capturas y donde hay botes que se mueven llamados Happiness, Joy y Bliss. A medida que zarpamos, me cuenta sobre el fuerte patrimonio de la vela y que las carreras de barcos son el deporte nacional. "Dicen que si dos barcos se encuentran en estas aguas, nace una carrera", dice.

Anclamos, él monta un bimini (una tapa de lona), y sirve rollos de langosta cremosos. Salto en el mar para bucear y luego flotar en mi espalda, mirando hacia los acantilados salpicado de cactus llamado Pope's Hat y Pipe Organ.

Al día siguiente me dirijo a Prickly Pear, un par de islas deshabitadas a seis millas de la costa, donde los anguillianos vienen para descansar en la arena blanca y caliente y nadar en el increíble mar de agua azul. El snorkel revela tiburones de la enfermera y barracuda que tejen a través de formaciones de roca al lado de naufragios hundidos.

Pido un pargo a la parrilla en la cabaña de playa de Johnno, donde pinzones flit entre las mesas. El dueño me cuenta cómo su primer bar fue construido a partir de la madera de docenas de barriles de ron, y cómo él solía pescar de lunes a sábado y luego cocinar una tormenta para almuerzos largos los domingos. Él es también el único padre de trillizos en la isla.

Johnno me hizo jurar que iría a una sesión de jazz del domingo en su puesto de avanzada continental, Johnno's Beach Stop. Cuando me caigo, está atascado. Ahora estoy empezando a reconocer a la gente y me saludan como a un viejo amigo: el barquero, las tres hijas idénticas de Johnno. El músico principal, Sprocka, resulta ser el hijo de Daisy Wong. Este tipo de cosas sucede todo el tiempo aquí.

En mi último día estoy en Garvey Sunshine Shack en Rendezvous Bay. Hay una tabla de surf pintada a mano en el techo, además de algunas decoraciones de Navidad y tréboles gigantes de las fiestas del Día de San Patricio. Me siento en la arena comiendo patas de pollo a la brasa. La banda está tocando "Night Nurse" de Gregory Isaacs. Un tipo con un saxofón se une. Garvey se detiene para charlar. El sol cae más bajo. Voy a nadar detrás del descanso. En mi camino hasta la playa le pregunto al camarero, teca, cuando se callan tienda. "No hasta que todo el mundo tenga suficiente", sonríe. Iba a ser una larga noche.

mapa-anguilla

Texto: Michelle Jana Chan/Condé Nast Traveller - Traducción: Interamerican Network

Para saber más sobre Anguilla: www.ivisitAnguilla.com

Galería de imágenes

Etiquetas: Turismo Caribe Playa Playas Paraíso Mejor Anguilla Veya Anguila Rendezvous

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario