jueves 2 de abril de 2020
03-06-2016 08:40 | SITIOS EXTERNOS

Campos que ahora son ámbitos

Surubíes y dorados en un pesquero poco difundido entre la Capital Federal y Rosario. Nota con video. Ver galería de imágenes

En medio de la temporada de pejerreyes cada vez más afianzada, quisimos cortar un poco con las flechas de plata y hacer una pesca variada que nos brinde emociones con especies diversas. Por eso recibimos con beneplácito la noticia de que en Arroyo Seco, Santa Fe, a solo 30 km de Rosario, las crecidas aguas del Paraná habían llegado portando especies no tan habituales en estos meses del año, pero que, sin embargo, se mantenían activas en esta zona del Delta Norte comprendida en el corredor entre Buenos Aires y Rosario.

Ante nuestra expectativa de hacer una pesca con señuelos, nuestro referente local, Emiliano Michelotti, nos dijo que “por las dudas” iba a munirse de morenas para hacerle intentos al surubí. ¿En esta época...? Sí, la especie se mantenía muy activa comiendo forrajeras en los campos desbordados, al igual que los dorados y otras especies cazadoras.

https://www.youtube.com/watch?v=WIR1VIvESto

Sobre los campos 

Junto a Germán Avalos Billinghurst recorrimos en tres horas los 270 km que separan Buenos Aires del pesquero, y a primera hora llegamos al arroyo Seco Rowing Club, epicentro de la movida náutica local, donde nos llevamos una escalofriante sensación al ver las aguas subidas casi al inicio del paredón del predio, cuando lo normal es que al menos estén cuatro metros más abajo.

De la playa del club local, ni noticias. Y la bajada de lanchas que normalmente las hacía descender por un plano inclinado de 15 metros hasta tocar el agua, ahora simplemente se limitaba a colgar la embarcación con la grúa y apoyarla en superficie. Habiendo pescado este ámbito en otras ocasiones, me costaba entender cómo encontraríamos la pesca en un ámbito totalmente desdibujado en su geografía por la crecida, donde incluso las nutrias venían muriendo a causa de la falta de alimento verde.

No obstante, la serenidad de nuestro anfitrión contrastaba con nuestra ansiedad y Emiliano nos pidió que de entrada armáramos equipos de bait de 12-25 libras (1 libra=0,4535 kilos), reeles de perfil bajo con nailon, plomito pasante de 10 gramos, líderes y anzuelos 8/0, para hacerle un primer intento al surubí.

Nota publicada en la edición 525 de Weekend, junio de 2016. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

03 de junio de 2016

Galería de imágenes

Etiquetas: Pesca Video Variada Rosario Surubies Arroyo Seco Crecida
Wilmar Merino

Wilmar Merino

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario