Saturday 25 de May de 2024
PESCA | 19-08-2023 10:00

Uso y conservación de las carnadas para pejerrey

Podemos tener el aparejo adecuado, pero si el encarne no es el ideal, las chances de concretar una buena pesca se achican notoriamente. Claves para no fallar. 
Ver galería de imágenes

En este capítulo técnico de carnadas para pescar pejerrey nos meteremos en los lagunas, ríos, canales y arroyos bonaerenses, ya que una amplia geografía del país hace que la especie se pesque de distintas maneras y con diferentes tentaciones. Eso nos lleva a comenzar hablando de la mojarra, carnada que se lleva las palmas en todos estos ámbitos. Lo principal es comprarla de acuerdo al pesquero que vayamos y al momento del año en que estamos. Mientras que en el río Salado vamos a usar una plateadita chica, en lagunas como Sauce Grande o Los Manantiales en el sur bonaerense, se necesita un tamaño mediano a grande. Además, no es lo mismo con un pejerrey que come firme, con otro más remiso como pasó hace un tiempo en Salada Grande, donde fue necesario achicar boyas y tamaños de anzuelos, por ende, un bocado de menor tamaño para cargar ese anzuelo.

1708_carnadas

Pescar en los meses más cálidos puede hacer que el pejerrey este menos selectivo, pero en pleno invierno y en tiempos de heladas consecutivas, en la variedad, está el éxito. Sin dudas, es clave la charla con el mojarrero que nos puede brindar datos claves, más aún si la compramos en proximidades del pesquero que vamos a visitar. Una vez en la laguna, y en el traslado, es importante el cuidado. Doble balde si es posible, para poder cambiar el agua cada cierta cantidad de horas, y el uso de aireadores, hay modelos muy accesibles de pilas que funcionan muy bien. De nada sirve tener una buena mojarra si vamos a terminar encarnando una plateada con poca movilidad o blancas, tras su muerte. 

1708_carnadas

Variantes

Una alternativa a la mojarra es el filet que puede ser de dientudo, pejerrey, anchoa o magrú, los más usados en estos ámbitos. En el caso del dientudo, clave por el brillo que tiene, el magrú, por el aceite que desprende. Como norma general, los haremos bien devastados con un cuchillo filetero, dejando piel y un milímetro de carne nomás, de modo tal que quede bien finito y pueda “flamear” cual banderita con el movimiento del agua. La anchoa se debe tratar previamente, para deshidratarla. Estas dos carnadas más de agua salada, son muy rendidoras en las lagunas del sur bonaerense, en las inmediaciones a Tres Arroyos y Dorrego. 

1708_carnadas

Si pescamos en el Salado, en algunas lagunas cercanas a CABA o incluso, en el lago de Tandil, en muchos momentos del año, rinde muy bien encarnar con camarones de agua dulce. Estos se sacan del lugar con un copo de malla, pasando el mismo por las barranquitas costeras, entre los pastos. Es un cebo muy apreciado por el pejerrey, que podemos conservar idealmente en seco en un envase de telgopor, con harina de maíz, para facilitar su manipulación. Enhebrar uno, dos o tres camaroncitos, tirar suavecito para que no se desprendan y revisar todas las carnadas ante una clavada, son los consejos a seguir.

1708_carnadas

A pesar de que siempre atraen otras especies como bagres o dientudos, la lombriz es otra alternativa. Anda muy bien en La Barrancosa de Chillar.  Conservarlas en una buena lombricera de cintura es clave, especialmente para pescas de caminatas como en ríos y arroyos bonaerenses, donde también hacen la diferencia y donde tenemos que llevarnos todo encima.

Encarnes

Con la mojarra, el librito dice que se encarna de cola a cabeza, tomando como referencia la llamada espina dorsal. Se enhebra siguiendo la curvatura del anzuelo, y se saca por la boca o los costados de los ojos, siempre dejando libre la muerte del anzuelo. Esa es la forma más tradicional, pero muchas veces puede darnos resultado el encarne al revés, pincharla dos veces arriba de la línea plateada, que la deja viva durante buen tiempo o bien, pincharla una sola vez de la cola. 

1708_carnadas

Nos sobró carnada

En tiempos en que la mojarra adquirió precios irrisorios, de la mano de la inflación que vive nuestro país y la sequía que hizo que cueste mucho conseguirlas, es un detalle importante conservar lo que nos sobra para nuestra siguiente salida. Si nos quedan mojarras vivas, las ponemos en un recipiente sin agua e inmediatamente le tiramos sal fina, una cantidad considerable según la cantidad de carnada, tras lo cual notaremos que se mueren tomando un aspecto bien plateado, tirando a azulado. Ahí las secamos con un papel absorbente, ya que si la dejamos mucho tiempo va a chupar mucha sal y se va a reducir mucho el espesor de la misma. Paso siguiente, otra vez al recipiente, en este caso con partes iguales de azúcar y sal fina. La azúcar le va a dar un brillo excepcional y hará un efecto contrario a la sal. Van en la heladera unas dos horas, y se las saca. Ponemos arriba de varias servilletas de papel y se le va retirando esa baba que se generó y se las guarda en un recipiente cubierto de sal gruesa, que, a diferencia de la fina, no las seca demasiado. 

En el caso del dientudo, si tenemos un día de pesca con mucha actividad de estos, nada mal es traernos un par y guardarlos en forma similar a la mojarra. Se filetea, se deja sin rebajar, se lo pone con sal fina y azúcar, dejan reposar dos horas en papel absorbente y luego, un tips fundamental. Si tenemos dos vidrios medianamente gruesos, se pone el filet entre ellos y se coloca un peso sobre el mismo. Eso hace que largue todo el líquido y quede un filet muy firme, que, recién cuando vamos a salir de pesca, se rebaja. Para guardarlos, al igual que la mojarra, en un recipiente con un poco de sal gruesa.

1708_carnadas

Colorantes

Verde, amarillo, rojo o azul son los más usados. Se lo puede hacer con anilina de repostería, con colorantes líquidos que se venden en los comercios del ramo o con polvos, algunos con saborizantes que rinden muy bien. Si estamos reciclando carnadas, es muy bueno teñir el filet cuando esta con azúcar, ya que, en ese momento, por obra del proceso que cumple esta, casi no nos mancharemos los dedos.

Galería de imágenes

Jorge Virgilio

Jorge Virgilio

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend