Sunday 23 de June de 2024
PESCA | 05-11-2023 10:00

Sin escamas, buscamos otras alternativas de pesca en el Guazú

Las especies de piel dominan el cambio de temporada en toda la zona. Por: Horacio Pascuariello.
Ver galería de imágenes

Con la idea de tomarle el pulso a los pesqueros cercanos al segundo puente de Zarate Brazo Largo, aceptamos la invitación que nos hiciera nuestro amigo y colega Luis María Bruno del Semanario del Pescador, a probar el pique por allá, así que rápidamente preparamos lo necesario para estar la mañana siguiente, bien temprano, listos para subir a la “Gino”, una embarcación muy cómoda y segura que nos permitió tener una larga jornada moviéndonos por algunos de los puntos más destacados de esa zona del río Paraná Guazú.

0211_guazu

Las condiciones climáticas fueron absolutamente favorables, con vientos leves y aguas con buen nivel que nos permitieron arrimarnos a sectores de juncos, entradas con vegetación, canales y arroyos muy prometedores que en todos los casos nos dieron capturas y algo nuevo que aprender. Después de unos treinta minutos de navegación rio abajo, anclamos a unos nueve metros de profundidad recostados sobre la margen izquierda, ahí la vegetación y el silencio apabullaban de tal manera que hablar, mientras armamos los equipos, parecía faltarle el respeto a la naturaleza.

0211_guazu

Salvo las líneas, los equipos eran básicamente similares, cañas cortas de entre 2 y 2, 50 metros, reeles frontales y rotativos con nylon del 0.35 o multifilamento y plomos que oscilaban entre los 90 y 120 gramos de formas piramidales o con aristas bien marcadas que permitieran mantener el aparejo recostado en el fondo, evitando falsos piques o enredos, así comenzamos la pesca.

0211_guazu

La noticia de la presencia de las primeras bogas ya las teníamos desde unas semanas atrás, así que en un primer momento esperábamos dar con ellas. Por eso encarnamos con masa dulce, salada, dados muy chiquitos de salame y de hígado, carnada que nunca habíamos probado y que Luis utiliza especialmente cuando este pez sale de su letargo invernal y busca alimentarse de proteínas. Sin embargo, nada de lo que esperábamos se dio.

0211_guazu

Aunque el agua no estaba tan fría, ya que marcaba unos 14 grados, ni las bogas ni las carpas tocaban las carnadas, aunque si lo hacían los paties, los apretadores (pequeños armados muy fuertes) y los bagres que, con su intensidad, nos fueron acaparando la atención. De ahí en más, en cada nuevo lugar que probamos, las más diversas variedades de este siluro se hacían presentes para darnos la satisfacción de lindos piques y fuertes corridas. Inclusive obteniendo de a dos en cada clavada. Los aparejos de flote para dorado y tararira solamente tuvieron tímidos toques sin ser tenidos en cuenta, estaban encarnados con mojarra salada, filet de sardina e inclusive posta de bagre amarillo, muy atrayente para el dorado. Ninguna de estas especies se hizo presente sin embargo observábamos como algunos arriesgados anclados sobre el canal de vez en cuando izaban algún mimoso o bagre de mar. Cayó la tarde y volvimos satisfechos, ya planificando una próxima visita para seguir buscando las grandes bogas de verano. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend