Sábado 30 de mayo de 2020
PESCA | 09-04-2020 16:13

Por qué el río Paraná tiene el nivel de agua más bajo desde 1971

Malas condiciones que se han repetido durante los últimos años han llevado al momento crucial que se está viviendo ahora en las provincias del litoral. El reclamo de Misiones a Brasil.
Ver galería de imágenes

La inusual bajante del río Paraná sigue generando preocupación. Con un nivel de agua tan bajo que no se veía desde 1971, muchos se preguntas a que se debe este fenómeno que ha generado serias consecuencias. El ingeniero Juan Borus, del Instituto Nacional del Agua (INA), en una entrevista en Radio Continental de la ciudad de Corrientes, detalló algunas de las cuestiones que explican el momento actual.

“Esta situación se viene gestando desde el año pasado, empezó en el río Paraguay, en Formosa tuvimos un descenso desde abril hasta noviembre de más de 8 metros. El nivel de agua bajó eso durante todo ese tiempo, la más persistente de la historia. Está fluctuando en aguas bajas, el aporte es mínimo y se suma de la alta cuenca del Paraná, que por tercer año consecutivo no tiene subida estacional de verano y tiene escasa participación del río Iguazú, que es el que nos salva y a veces nos castiga, en este caso no pasó nada de eso. Es increíble lo que pasa en Cataratas, con caudales de 200 metros cúbicos cuando teníamos 1600”, destacó Borus.

Todo eso sumado hace que en Corrientes el río tenga una altura que no se daba desde diciembre de 1971, una bajante que se puede dar si se confluyen un montón de datos, situaciones, que son las que se dan ahora, todas las cuencas de aporte al río Paraná están en situación de aguas bajas, aportes sumamente reducidos, que a corto plazo puede mejorar” indicó.

Además, el ingeniero aclaró que un plazo corto podrían ser dos semanas hasta que se vea una mejora en el caudal. Borús citó como ejemplo la situación de 2009, donde en el primer semestre hubo nieles de bajante, mientras que en el segundo se observaron niveles de inundación.

“Nos estamos empezando a acostumbrar a la tremenda variabilidad climática, yo creo que es razonable asociarlo al cambio climático, la manifestación más clara es esta variabilidad, que hace que pasemos de situaciones de muy poco a situaciones de mucho y al revés”, afirmó Borus.

Reclamo a Brasil

Dentro de la crítica situación del río Paraná, no son pocos los que miran con recelo al vecino Brasil. El miércoles 8 de abril representantes de Misiones presentaron un proyecto en el que solicitan al gobierno de Brasil que tome medidas para reabrir las compuertas de las represas o centrales hidroeléctricas instaladas sobre las cuencas afluentes de los ríos Paraná, Iguazú y Uruguay, lo que ha afectado la provisión de agua potable a varias localidades del litoral argentino.

El proyecto presentado por las legisladoras Cecilia Britto y Julia Argentina Perié, recomienda al Consejo del Mercosur "instar a la República Federativa de Brasil a que arbitre los mecanismos legales pertinentes para la reapertura de compuertas", y de esta forma, "regular el caudal de agua, salvaguardando el derecho fundamental del acceso al agua".

Un médano blanco

Una de las consecuencias más inesperadas de la bajante del río Paraná se pudo observar en la localidad santafecina de Puerto San Martín, donde emergió un enorme médano de arena en medio del lecho el río. El fenómeno se puede apreciar en un video de drone que realizó el medio SL24.

Galería de imágenes

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario