Martes 2 de junio de 2020
PESCA | 24-03-2020 11:12

Ya son 14 los pescadores detenidos por violar la cuarentena

En Arrecifes y Federación fueron puestos a disposición de la Justicia. En Viedma sufrieron el castigo de la naturaleza: el mar les llevó la camioneta (video). También hay un detenido por navegar por el río Paraná.
Ver galería de imágenes

La cuenta continúa en ascenso. Ayer el Gobierno informaba que había 266 casos confirmados de Coronavirus en la Argentina, y hoy -martes 24 de marzo- las confirmaciones ya ascienden a 301. Los detenidos por denuncias o controles policiales también siguen escalando y están lejos de aplanar la curva: hasta anoche solamente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires había 564.

En este contexto, publicamos ayer una nota acerca de cuatro pescadores puestos a disposición de la Justicia por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Presidente de la Nación, hecho que ocurrió en la localidad de Arrecifes, Buenos Aires. Pero lamentablemente no fueron los únicos: hubo nueve más que fueron detenidos por la División Operaciones y Seguridad de la Jefatura Departamental de Policía Federación, Entre Ríos, por estar practicando la actividad en un campamento de pesca que levantaron en las inmediaciones del paraje Ascona, próximo al lago Salto Grande, a orillas del río Uruguay y a pocos kilómetros de Concordia, según consignó ViaPaís

Al igual que los de Arrecifes, son todos mayores de edad (ocho hombres y una mujer), y en este caso fueron trasladados a la jefatura de Federación y a la comisaría tercera, donde quedaron alojados hasta que un juez resuelva su situación. En el operativo se les secuestró también una camioneta VW Amarok, un vehículo Ford Escort y una moto Guerrero de 100 cc.

Pero el raid de estupidez humana parece no detenerse: un décimo pescador, si bien no fue detenido por la policía, sufrió el castigo de la propia naturaleza. El hecho, consignado por La Capital de Mar del Plata, ocurrió en el balneario Los Pocitos, Viedma, Río Negro, donde se pesca de costa. Por motivos que aún se desconocen, la marea le jugó una mala pasada a este hombre que tampoco cumplía su cuarentena, y le arrastró la camioneta al mar sin que él se diera cuenta. 


Cuando lo notó, se esperanzó en la ayuda de un taxista que pasaba por allí (ellos sí tienen permiso para circular), quien le dio una mano para sacar el vehículo del agua. Ante la desesperación, registró en un video los hechos donde se lo escucha decir: “El sueño de la pesca se me terminó (...) Estoy desesperado, ni un tractor, nadie (...) Me dio el escarmiento la ambición”.

El último caso conocido hasta el momento es el de Gustavo Nardelli, uno de los titulares de la cerealera Vicentin, quien además forma parte del directorio de la Terminal Puerto Rosario. La Prefectura Naval Argentina, según informó el portal Rosario 3, lo detuvo mientras se encontraba navegando a bordo de un lujoso yate por las aguas del río Paraná, a la altura del Km 426. La causa, la misma de los pescadores: incumplir las restricciones de aislamiento ante el avance del Coronavirus. 

Nardelli había partido del club Rowing, de la zona norte de Rosario, Santa Fe, el miercoles 18 al mediodía, previo al anuncio de cuarentena. Cuando fue interceptado se dispuso su detención y la de una acompañante, además del secuestro de la embarcación. La causa quedó a cargo del juez Federal Marcelo Bailaque.

Galería de imágenes

Marcelo Ferro

Marcelo Ferro

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario