Friday 21 de June de 2024
PESCA | 22-02-2023 17:36

Las bogas de Beltrán pican de lo lindo

Con el calor la especie se activa en toda la cuenca santafesina y es ahí donde nace el deleite del pescador. Mucha lucha y muy generosos portes. Claves de comportamiento y equipo en un sector previamente relevado. Por: Horacio Pascuariello.
Ver galería de imágenes

Si hay un pez que siempre nos sorprende con su fuerza y energía, sin importar el tamaño que tenga, es la boga. Escurridiza, utiliza los accidentes naturales a su favor cortando nuestras líneas entre piedras o ramas. Con un toque sutil y su intermitente mordisqueo, más de una vez nos deja pagando y clamando “venganza” hasta el próximo pique.

02_22BogasSantaFe

Si este atractivo deportivo no es suficiente se suma su valor culinario: muy buscada por su carne posible de ser utilizada en cualquier tipo de plato. Entonces recomendamos quedarnos solo con la pieza más grande y devolver las restantes al agua, vivas y sanas, respetando el proceso de reproducción de la naturaleza.

El entorno marca como pescarlas en cada ámbito. Sus costumbres alimenticias varían. En esto influye de manera determinante el color del agua, el tipo de lecho y la vegetación.

02_22BogasSantaFe

Se sienten muy cómodas cuando tienen el alimento a mano. Por eso suelen estar buscando su cuota diaria de calorías en puertos donde se cargan y descargan granos, en sectores del río donde existen campos cosechados o en muelles que están cebados. Así que si salen en busca de ellas recomendamos reciclar los desechos o restos de harinas: pan, galletitas, fideos, etc.

02_22BogasSantaFe

La pesca se da en profundidades entre los 16 y 23 metros por lo que no es muy sencillo detectar el pique. La corriente y las irregularidades del fondo muchas veces confunden, así que hay que utilizar cañas modificadas especialmente, como las varas Zemple de 2.40 m con una puntera confeccionada con pelos de fibra, que la hace mucho más sensible y qué, en consecuencia, nos permite distinguir el momento en que la boga toma la carnada.

Y si de carnadas se trata, la que más resultados dio fue la pasta que se consigue en los comercios especializados de la localidad de Beltrán.

02_22BogasSantaFe

Por su parte, los reeles tienen que ser fuertes, aptos para resistir cómodamente plomos de 200 gramos y con capacidad para cargar multifilamentos de 20 mm. Generalmente chillan mucho puesto que soportan el tira y afloje de piezas que oscilan unos tres kilogramos, de mínima, llegando hasta los siete en muchos casos. Así que la incidencia de ese peso más la presión que ejerce la corriente, nos lleva a tener un esfuerzo interesante para nuestro equipo.

El sector de unos pocos kilómetros por donde nos movimos, entre Fray Luis Beltrán y Rosario, donde la boga se dio más activa, fue previamente recorrido, como cada temporada, por nuestro amigo y colega Valentín Bonadeo.

02_22BogasSantaFe

Un testeo que tantos amantes de este apasionante deporte de la caña, conocedores profundos de los pesqueros locales, hacen casi religiosamente para permitir que cada jornada cierre a puro pique y con sorprendentes premios, como las que nos tocó vivir en esta nueva aventura.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend