Martes 7 de diciembre de 2021
PESCA | 24-10-2021 14:00

Buscan combatir a la carpa en el sur

El crecimiento poblacional de las carpas preocupa, por lo que se analizan alternativas para combatir su aumento, que está afectando al ecosistema. Recetas gastronómicas y una mayor presión en la pesca deportiva son las opciones.
Ver galería de imágenes

Luis Maldonado es jefe de operaciones del Alto Valle de la Mesa de Pesca de la Provincia de Río Negro y explicó al Diario Río Negro y confirmó a Weekend que la carpa es un gran problema porque para alimentarse, remueve el fondo y provoca modificaciones en el ambiente que pueden perjudicar a otras especies. Indicó que se formó una Unidad de Gestión de Fauna con distintas instituciones técnicas de Neuquén y Río Negro, Buenos Aires y Nación. La sede es la oficina de la AIC, donde se llevan a cabo estudios de muchas especies.

“Hay un incremento de la carpa, pero también hay buena cantidad de arcoíris y marrones. Lo que pasa es que estas especies se desplazan a otros cuerpos de agua por la presencia de carpas, ya que este pez se come su alimento y también buscan aguas más limpias”, expuso Maldonado, quién remarcó que se estima que una hembra puede poner hasta un millón de huevos, aunque la media para una hembra adulta está en 300.000 huevos y que, por los caudales del río Negro y sus brazos con diferentes profundidades, encontró un espacio muy beneficioso para una especie muy resistente a la escasez de oxígeno y a la contaminación.

Según cuenta, un ejemplar joven nada entre el metro y los dos metros de profundidad, a diferencia de los ejemplares más viejos que se van al fondo del río, en búsqueda de caracoles y almejas. Por ello, la carpa más grande suele tener gusto a barro.

Una de las apuestas para enfrentar el aumento poblacional de la carpa es darle valor deportivo a la especie. “Hay que desmitificar que tiene gusto a barro, hay que dejarla desangrar como si fuera un lechón. Los costos de la carne son altos, una carpa de tres, cuatro, cinco kilos que aparte es rica porque es joven, ayuda mucho”, expresó Maldonado, indicando que son muchos los que la pescan con cuchara, mosca y también la cocinan.

2010_pesca

Las formas de preparación son variadas. Se puede elaborar al horno, a la brasa, frita, estofada, hervida o incluso cocida al vapor. Con todas las técnicas culinarias se conseguirá un resultado muy sabroso y apetecible. Siempre, es importante ponerlo en agua con sal durante unas tres horas para eliminar su posible sabor a barro y se lo considera un pescado semigraso ya que aporta por 100 gramos unos 5 gramos de grasa. Su carne es fuente de proteínas completas o de alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales.

En cuanto a sus vitaminas, destacan las del grupo B y las liposolubles como la A y la E, que se acumulan en su hígado y en su músculo. Sin dudas que precursor en esto fue Leandro Pistagnesi, de la ciudad de Allen, a quien entrevistamos hace años en Tandil, y quien elabora manjares con la carpa, y donde, además de aprovechar los filetes y los lomos, con las vísceras hacían abono para las plantas y con las agallas, la cabeza y la cola de los pescados han elaborado alimento balanceado para animales domésticos y de granja. Hasta han curtido los cueros e hicieron sandalias.

Biólogos de la zona sostienen que la carpa apareció en estos ecosistemas a inicios del nuevo siglo, nadie sabe cuál es el número aproximado de carpas en el río, pero aumentó significativamente, debido a que antes se encontraba sólo en el Valle Medio y ahora aparece en el límite con Neuquén. y no se descarta que se expanda hasta el río Chubut. De ser así, la carpa se expandirá a lo largo de toda la Patagonia, sin importar las bajas temperaturas del agua más al sur.

Hace un tiempo, contamos en Weekend acerca del proyecto de ley en la Legislatura para declarar a la carpa común Cyprinus carpio como “Especie Exótica Introducida” potencialmente dañina a la especie, en toda la provincia de Río Negro, fomentando pesca deportiva durante todo el año sin límite de extracción y la pesca de control y/o monitoreo en los cuerpos de agua rionegrinos. Sin dudas, como decimos siempre, la carpa llegó para quedarse y va a seguir dando que hablar a lo largo y ancho del país, despertando indiferencia, amor y odio. Si no podemos con ellas, adaptémonos y disfrutemos su pesca.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Virgilio

Jorge Virgilio

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend