Domingo 9 de mayo de 2021
PERROS | 04-01-2021 11:39

Mascotas: terapias alternativas para aliviar sus padecimientos

En la Asociación Protectora de Animales (APRANI) se les hace acupuntura, masajes manuales y ultrasonido que ayudan a mejorar la calidad de vida de los animales que alberga a la espera de que alguien los adopte.     
Ver galería de imágenes

La Asociación Protectora de Animales (APRANI) es una entidad no gubernamental sin fines de lucro que fue creada en 2006 por Alicia Barreto, médica veterinaria egresada de la Universidad de Buuenos Aires (UBA), especialista en Etología y Fisioterapias.  Actualmente, en la inmensa casa quinta ubicada en la localidad de Francisco Alvarez, partido de Moreno, al Oeste de Gran Buenos Aires, viven 200 perros, 50 gatos, 2 caballos, 1 tortuga y varias gallinas y chanchos que fueron  rescatados de la calle, a los que se les dan alimento, cobijo y todo tipo de atención médica para tratar de darles una mejor calidad de vida, a la espera de poder encontrarles un nuevo hogar.  

Además de los servicios convencionales de un refugio de animales, como comida, hogar, revisiones veterinarias, castraciones, entre otros, la entidad también aporta valor con terapias alternativas para aliviar sus dolencias y mejorarles la calidad de vida.

0104_aprani

“A los apranitos más viejitos como a los jóvenes con patologías especiales, les hacemos acupuntura, masajes manuales y ultrasonido. Estos tratamientos son indoloros y ayudan a mejorar su calidad de vida y realmente tuvimos muy buenos resultados gracias a su aplicación”, explica Barreto.

“Lo que pocos toman en cuenta es que ayudándolos estamos ayudando también a las personas, ya que estaríamos previniendo las enfermedades que sin querer nos transmiten: parásitos, bacterias, virus. Además también estaríamos bajando la tasa de personas mordidas por perros callejeros”, agrega.

A pesar de los difíciles momentos económicos que afectaron al país durante los últimos años, felizmente el refugio sigue en pie gracias al aporte de cientos de donantes anónimos.

0104_aprani

“Además del veterinario, únicamente para alimentar a los más de 200 animales que viven en el refugio, gastamos $ 70.000 por mes, solo de alimento balanceado. Pero también compramos arroz, pollo y verduras, entre tantos otros productos. Por otro lado, en APRANI trabaja gente como Carlos, Sandra, Jeremías, Lautaro, Maria, Pipi y Laura que aman a los animales y de la que nosotros somos su única fuente de ingreso ya que están todo el día trabajando en el refugio”, dice, antes de confesarnos que, lamentablemente, en los últimos días un voraz incendió arrasó con gran parte de las instalaciones. .

Por suerte, cada vez son más las personas que se acercan al lugar para apadrinar a los simpáticos habitantes del refugio. Como, por ejemplo Alejandra Allegretto, quien es madrina de dos traviesas perras. “Soy madrina de Alegría y Blanca, dos perras hermosas que me conquistaron desde el primer día que me acerqué al refugio”, confiesa.

0104_aprani

“De alguna manera, APRANI me permitió cumplir un gran deseo con el que crecí que era el de tener un refugio para cuidar a los perros abandonados, porque siempre sentí esa necesidad de ayudarlos. Conocer a Alicia y a su espacio me permitió abrir esa puerta y unirme a otras personas que sienten lo mismo que yo respecto a los animales que son cruel y cobardemente abandonados por sus dueños. Ojalá que cada vez sea más la gente que se acerque a APRANI ya sea para ayudarnos económicamente, para apadrinar a algún animal o para adoptarlos” concluye.

Quienes deseen colaborar con APRANI pueden hacerlo ingresado  a su página oficial https://aprani.org/ o en sus redes sociales @apraniprotectora_ , https://www.facebook.com/aprani o @ayudandoaaprani.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend