Jueves 15 de abril de 2021
PERROS | 11-01-2021 09:38

Cómo pasar un hermoso día de sol y playa junto a tu perro

Organizar una salida a la playa junto a mascota requiere de algunas cuestiones que sus dueños deben tener muy en cuenta para que la velada no se transforme en una pesadilla para ambos.   
Ver galería de imágenes

Si bien en todas las playas no está permitido ingresar con perros, según datos oficiales, en los últimos años se ha incrementado notablemente la cantidad de familias que deciden llevarlos de vacaciones para que también disfruten de un merecido descanso.

Pero, a la hora de llevarlos a la playa, hay que tener en cuenta varios aspectos para que la jornada transcurra en paz y sea placentera tanto para las personas como para sus fieles mascotas. A continuación te damos algunos consejitos:

Una vez tomada la decisión de ir a la playa, lo primero que hay que hacer es preparar el bolso o la mochila con las cosas más imprescindibles para tu mascota: una botella de agua, un bebedero, un poco de comida, un comedero, los papeles del animal y un par de bolsitas para, llegado el caso, recoger sus necesidades y mantener el lugar bien limpio y sano.   

1230_perrosplaya

En el caso de tener pensado pasar todo el día en la playa, es muy conveniente llevarle algún juguete o golosina o premio como para que la velada no se le haga muy larga  y fastidiosa.

Para protegerlo del sol lo mejor es aplicarle un poco de crema solar apta para animales, especialmente en las zonas con poco pelo y poca pigmentación. Y, en el caso de que tenga patitas muy delicadas, también es aconsejable ponerles un protector para almohadillas para que no se queme al sentarse o correr sobre la arena.

Además, a no ser que estés totalmente seguro de que encontrarás un lugar en una zona de sombra, o tengas pensado alquilar una carpa, es fundamental llevar una sombrilla para que tu can pueda estar a total resguardo del sol. Igualmente, al igual que sucede con las personas, es preferible evitar la exposición al sol de nuestras mascotas en las horas centrales del día cuando la irradiación es mucho más intensa.

1230_perrosplaya

En caso de no tenerlo atado, no lo pierdas de vista en ningún momento, sobre todo si es de los perros que les gusta darse algún chapuzón para refrescarse. Y si no le gusta meterse al agua, lejos de obligarlo lo mejor será tratar de motivarlo, aprovechando alguna actividad que le guste hacer mucho, como, por ejemplo, recoger una pelota, un hueso o un pequeño palito.

Para que el perro se bañe sin problema alguno, hay que elegir una zona con muy poca profundidad y en la que no haya corrientes. La mejor manera de chequearlo es preguntándole al guardavidas de la playa.

Aún así, hay que prestarle mucha atención sobre todo si en la playa hay aguas vivas, erizos o peces muertos porque, de intentar comerlos, pueden acarrearles serios problemas de salud.

Ya de regreso a casa, lo primero será darle un baño con agua dulce para eliminar los restos de sal y de arena para proteger tanto la piel como su pelo.

Es fundamental revisarle muy bien las orejas para comprobar que no haya quedado ningún resto de agua o arena en su interior. Si advertís que tu perro sacude la cabeza y se rasca con insistencia los oídos, deberás consultar urgentemente con tu veterinario ya que puede ser un síntoma de otitis.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend