Jueves 8 de diciembre de 2022
PERROS | 07-11-2022 13:11

Los beneficios del ayuno intermitente para los perros

¿Qué es y cómo afecta a la vida de nuestras mascotas? ¿Cualquier perro puede hacerlo? ¿Y los gatos? La veterinaria Maria Eugenia “Maru” Zuccaro desarrolló los detalles en torno al procedimiento que busca mejorar la vida de los animales. 

El ayuno es aquel acto de abstenerse a ingerir alimentos. Como seres humanos, tenemos el hábito en nuestra vida moderna, de realizar ayunos cortos y estar ingiriendo alimentos constantemente sin ofrecerle al organismo la vía metabólica contraria.

Estos hábitos son transmitidos a los animales, los cuales en el tiempo les traen consecuencias negativas en su salud ya que nada de esto ocurriría como hábito natural de alimentación de la especie. Los perros -naturalmente sus ancestros- no consumen alimentos constantemente todos los días de su vida, porque no siempre tenían comida a disposición. 

De por sí, el hecho de comer cada tres o cuatro horas, podría considerarse “antinatural”. ¿Cuál es el concepto del ayuno prolongado? Tratar de reproducir hábitos naturales que tienen múltiples beneficios, y aplicarlos en la vida cotidiana.

Cinco consejos para elegir el alimento adecuado para perros y gatos
 ¿Cuál es el concepto del ayuno prolongado? Tratar de reproducir hábitos naturales que tienen múltiples beneficios, y aplicarlos en la vida cotidiana.

“El objetivo es justamente cambiar hábitos que ayuden a que, durante esos períodos de escasez en donde no hay ingesta de alimentos, el organismo y el metabolismo, cumplan funciones distintas a las que desarrollan cuando están constantemente consumiendo alimentos”, afirmó la veterinaria y fundadora del Centro Integral de Bienestar Animal "Vet Point", Maru Zuccaro.

No es lo mismo en perros y gatos porque tienen distintos hábitos alimenticios

El canino es un animal que tiene como conducta natural cazar presas en manadas, y también es carroñero. Esto significa que suele comer cualquier cosa que consiga en la naturaleza como cadáveres, alimentos en descomposición, tierra, materia fecal, basura y más. 

“Su ancestro es el lobo, un animal que va consumiendo un poco de todo lo que consigue y eso es parte del hábito alimenticio natural, pero como su principal fuente de alimento son presas, no las consiguen todo el tiempo. Entonces, puede ser que pase más de 24hs sin comer. Es normal, natural y el animal no se enferma, ni experimenta ningún problema metabólico ya que tienen lo que llamamos FLEXIBILIDAD METABOLICA que permite que puedan obtener energía de tus tejidos de reserva energética y no depender exclusivamente de la energía del alimento”, explicó Maru Zuccaro.

Además, tal como indicó la profesional en la materia, “el canino tiene la capacidad de poder comer hasta un 20% de su peso en un mismo momento y después puede estar naturalmente 3 días sin comer. ¿Qué trata de hacer el ayuno en casa? Reproducir esos hábitos que mencionamos”.

Cinco consejos para elegir el alimento adecuado para perros y gatos
No es lo misma la alimentación en perros y gatos.

Por otro lado, el felino tiene el hábito de comer varias veces en el día porque es un animal que caza presas pequeñas y que en general, lo hace de manera solitaria, tal como lo hace su ancestro directo, el gato salvaje. Puede capturar pequeñas presas constantemente como pequeños roedores, aves e insectos, realizando ingestas de hasta 20 veces en un día, principalmente en horarios crepusculares. Por lo que períodos prolongados de ayuno son menos habituales. Por tal motivo, estas prácticas requieren mayor seguimiento y evaluación profesional en el animal.

¿Por dónde empiezo?

La idea es permitir que el organismo del animal cumpla por lo menos un mínimo de 12 horas de ayuno. “Luego, se puede probar de a poco prolongar dichos ayunos, logrando llegar a las 16hrs o incluso de 24 hrs 1 vez a la semana o cada 15 días. Claro que todo lo anteriormente dicho, teniendo en cuenta y evaluando el estado metabólico y conductual del animal, y su relación con la comida. Ayudarlo también desde el punto de vista emocional es totalmente necesario”, dijo la Dra. Zuccaro.

Los Beneficios:

• Reduce niveles de insulina.

• Disminuye niveles de lípidos en sangre.

• Disminuye radicales libres (es antioxidante).

• Aumenta la liberación de hormona de crecimiento (aumenta masa muscular y densidad ósea).

• Aumenta la oxidación de ácidos grasos (el cuerpo aprende a utilizar energía de las grasas de depósito).

• Ayuda a bajar de peso.

• Aumenta la función cognitiva.

• Previene enfermedades neurodegenerativas.

• Disminuye la sensación de hambre.

• Reduce mortalidad.

• Cuando ayunan le permitimos al organismo descansar, desinflamarse y liberar la vía metabólica contraria para mantener un equilibrio.

• De esta forma permitimos una flexibilidad metabólica esencial para una buena salud.

“No se recomienda que el perro coma 3 o 4 veces al día. Dos veces al día es el ideal, con período de ayunas de 12 horas o tratar de extender el ayuno a 16hs. Hay que hacerlo de  forma lenta, ir extendiendo de a una hora por semana como para que el perro se vaya acostumbrando al nuevo hábito. Tratar de evitar el picoteo constante, de darle snacks o premios”, dijo la profesional.

Cinco consejos para elegir el alimento adecuado para perros y gatos
Hay que acostumbrar a la mascota al nuevo hábito alimenticio.

Comer es un acto proinflamatorio. Cada vez que se ingieren alimentos, se activa todo un sistema metabólico, endócrino y del sistema inmune para utilización y almacenamiento de nutrientes y energía. La insulina tiene un papel fundamental en esta etapa y su liberación constante NO es saludable.

¿Existen complicaciones al momento de comenzar la práctica?

La rigidez metabólica del animal: Se da cuando el metabolismo del animal no obtiene energia de forma adecuada de tus tejidos de reserva y no tolera estos períodos de ayuno. Clínicamente lo podríamos ver por ejemplo, si vomita o se siente débil/cansado. En ese caso, se recomienda consultar con un veterinario especialista en alimentación funcional. “No es que el ayuno sea el problema, sino que el animal por estar acostumbrado a comer a cada rato, tiene un metabolismo muy rígido y no sabe obtener energía que no sea la glucosa externa de la alimentación”, aseguró Zuccaro.

Problemas conductuales: El acto de comer está ligado directamente a la conducta. Hay animales que son muy dependientes de la comida y con los ayunos se empiezan a poner nerviosos, lloran, ladran, nos exigen. “Esto es un tema para consultarlo con un veterinario especialista en conducta ya que debemos sanar su relación con el acto de alimentarse. No es normal que el animal sea tan dependiente de la misma, y eso es porque los malacostumbramos, ya que no deberían tener disponibilidad de alimento constantemente. Son conductas y hábitos que hay que ir modificando, al igual que los humanos. Solemos confundir el pedido del animal con hambre real, pero el perro quizás necesita otra cosa. Además, creemos que tener hambre es algo negativo y queremos evitarlo, cuando nada de esto es real" explicó la veterinaria.

“Ahora ya sabes los riesgos de salud que genera la sobrealimentación y la exposición constante a alimentos sin brindar una vía natural contraria. Los invito a investigar más en BIOHACKING y sesiones de hormesis que ayudan a fortalecer a las células del organismo”, afirmó la Dra. Maru Zuccaro.

También te puede interesar

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend