lunes 16 de diciembre de 2019
19-11-2019 16:32 | NATURALEZA

5 senderos para recorrer El Palmar

El Parque Nacional ubicado en Entre Ríos dispone de diferentes maneras de hacer un safari fotográfico en contacto estrecho con la naturaleza. Pronto sumarán dos más. Ver galería de imágenes

El Parque Nacional El Palmar tiene cinco senderos para recorrer la extensa reserva y conocer de cerca las palmeras yatay y los pastizales, la biodiversidad del río Uruguay y el patrimonio histórico de las ruinas jesuíticas a través de sus 8.213 ha. Se usan caminos delimitados y homologados, con el objetivo de acercar a los visitantes al medio natural de una manera más íntima. El sendero más típico es el del mirador La Glorieta. También está el Mirador del Palmar, el Sendero del Yatay, el del Mollar y el de las Ruinas Históricas. Se está trabajando desde el Parque Nacional para inaugurar en el corto plazo un nuevo trayecto que recorrerá la costa del río Uruguay que bordea El Palmar, y se proyecta a mediano plazo recuperar otro antiguo para caminar entre pastizales.

Un abanico de recorridos

Desde la Ruta Nacional 14, que conecta a la costa oriental de Entre Ríos con la provincia de Buenos Aires al Sur y con el resto de la Mesopotamia hacía el Norte, a la altura del kilómetro 198, un desvío lleva al ingreso al Parque Nacional El Palmar. Tras atravesar un punto de información turística, el camino principal recorre 11,5 km de ripio hasta arribar a un estacionamiento vehicular, frente a la intendencia del Parque. En la mitad del recorrido, una senda perpendicular lleva hacia el Mirador La Glorieta.

 

+El sendero en torno de este mirador tiene una extensión total de mil metros y una forma circular, que arranca y termina en el mismo lugar. Desde allí, el visitante puede tomar dimensión, a la distancia y en altura, del tamaño del Parque Nacional y de su inconmensurable cantidad de palmeras yatay. Se trata de un mirador natural a orillas del arroyo Palmar que brinda a los visitantes las mejores postales. Es un sendero relativamente corto.

+El recorrido del Mirador del Palmar se desvía 6 km del camino principal, rumbo al arroyo Palmar. El paisaje allí es tan solemne como silvestre. Fruto del cuidado del Parque y, principalmente, de la manera en que la selva en galería se vincula con el arroyo, se imponen postales de frondosas arboledas y de un espejo de agua marrón, que serpentea las costas.

+Desde el camping del Parque Nacional arranca el sendero El Mollar, que se extiende durante 1.400 m y se vincula por un pequeño camino con el arroyo Los Loros. En este sendero, se aborda la problemática de la convivencia entre la flora nativa y las plantas exóticas e invasoras que se han incorporado a la biodiversidad de la región. Esta “invasión” dio inicio cuando la actual intendencia del Parque era el casco de una estancia. Paraísos, fresnos y ligustros, entre otras especies, fueron incorporadas a este ecosistema, generando una conflictiva coexistencia. El sendero de El Mollar permite vivenciar esta situación, desde el corazón mismo de la vegetación del lugar.

+El “Sendero del Yatay”, en un trayecto de 600 m centra su interés en la especie más destacada del Parque Nacional: la palmera yatay. Se estima que puede llegar a vivir entre 200 y 400 años y alcanzar los 12 metros de altura. Este recorrido comienza y culmina en el “Sendero de La Glorieta”, con pastizales y palmeras hegemonizando el entorno, para dejar impávidos a los visitantes.

+Finalmente, en el área de servicios del Parque Nacional nace el último de los trazados habilitados, que conduce a los caminantes entre la intendencia y lo que se conoce como el sitio histórico, que no es ni más ni menos que un conjunto de ruinas, contemporáneas de las jesuíticas de San Ignacio en Misiones. Este camino pone el acento en el valor patrimonial que reside en esas construcciones y en el lugar central que ocuparon, cuando estaban activas, en el desarrollo económico y comercial de la región.

Hay un sexto sendero que se está preparando, que sería más largo que los otros, con unos 4,5 km y un recorrido que bordearía la costa del río Uruguay, que se llamará “Sendero de la selva”. Permitirá a los turistas comprobar cuán importantes son el río Uruguay y sus afluentes para el ecosistema reinante en El Palmar. Un séptimo recorrido, que supo existir también y que podría volver, es el conocido como “Sendero del Pastizal”, que cuenta con una extensión de siete kilómetros y medio y fue cerrado tiempo atrás porque mucha gente se perdía. A mediano plazo, se la reinauguraría para recorrerlo con guías habilitados obligatorios que acompañen a los contingentes visitantes.

Galería de imágenes

Etiquetas: El Palmar Colón Entre Ríos Argentina Trekking Sendero Fauna Flora

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario