miércoles 26 de febrero de 2020
13-02-2020 13:20 | MOTOR

La leyenda Jeep continúa con la última generación del Wrangler JL

El icónico y carismático vehículo todoterreno, heredero directo del Willys, presentó su última generación cargada de tecnología para el off road, seguridad y nuevos materiales. Ver galería de imágenes

El Jeep debe ser uno de los pocos –sino el único– vehículos que 78 años después de su nacimiento sigue manteniendo un diseño, un estilo y una impronta que cautiva a los usuarios de todo el mundo. Creado para la guerra en 1941, a lo largo de estos años civiles mantuvo su identidad basada en las ranuras frontales, un diseño cuadrado, una notable aptitud todoterreno para pasar por casi cualquier lado, y la fama de ser prácticamente indestructible. FCA –Fiat Chrysler Automobiles– aprovechó esta temporada veraniega para presentar en Cariló la última generación de esta leyenda automotriz, el Wrangler JL en configuración de dos puertas, versión Rubicon, y con cuatro puertas en versiones Sahara y Rubicon.

Construido en la planta que el grupo FCA tiene en Toledo, Ohio, Estados Unidos, a partir de esta generación el nuevo Wrangler amplía sus tradicionales cualidades todoterreno con avanzados sistemas 4x4, suspensiones y tracción, donde está el verdadero corazón de un vehículo off-road. Para esto incorpora –por primera vez en la historia del modelo– una caja de transferencia de dos velocidades con tracción integral permanente según versión. Para la Sahara, el sistema Selec-Trac, que ofrece una relación final de 2,72:1 para la reductora; mientras que para la versión Rubicon, el sistema Rock-Trac tiene una relación final 4:1 con reductora 4LO (baja). Ambos sistemas permiten al conductor activarlos y olvidarse mientras la fuerza se distribuye de manera constante a las cuatro ruedas. Un diferencial trasero de deslizamiento limitado Trac-Lok proporciona torque extra y agarre en situaciones de baja adherencia o terreno resbaladizo, tales como arena, piedras, nieve o hielo.

1302_jeep_wrangler_jl

Con el objeto de proteger componentes críticos –tanque de combustible, caja de transferencia, sistema de desconexión del eje delantero y cárter de aceite de la transmisión automática– Wrangler emplea cuatro placas/barras de cárter. Las versiones Rubicon tienen protectores laterales fabricados en acero tubular de gran calibre para mitigar el posible daño causado a la carrocería cuando se transita por terrenos agrestes.

El nuevo Wrangler sigue utilizando la eficiente configuración de suspensión independiente de cinco brazos y resortes helicoidales. La suspensión delantera cuenta con un brazo de control lateral y cuatro de control longitudinal. Los amortiguadores han sido afinados y muestran un óptimo balance entre conducción en carretera y eficacia todoterreno. El confort de marcha, el control del balanceo de la carrocería y el manejo mejoraron significativamente con los nuevos ajustes de la amortiguación, de los puntos duros del chasis y de los montajes de la suspensión.

1302_jeep_wrangler_jl

El uso de cierres de aluminio ligero de alta resistencia –incluyendo puertas, bisagras, cofre, guardabarros, marco del parabrisas y portón trasero– ayuda a reducir el peso e incide en la economía de combustible. También se ha rebajado el peso mediante la incorporación de barras estabilizadoras y barras de guiado (Panhard) huecas, de soportes del motor y engranajes de la dirección de aluminio.

Sus ángulos de ataque de 44 grados, el ventral de 27,8 y el de salida de 37, junto con un despeje de 2.768 milímetros, sus 762 mm de altura de vadeo y los 1.587 kilos de capacidad de remolque, hacen del Wrangler un todoterreno de notables características. Ambas versiones cuentan con luces de circulación diurna que forman un halo alrededor del perímetro exterior de los faros delanteros, e intermitentes delanteros por LED –de serie–, ubicados en el frontal del guardabarros trapezoidal. En la parte trasera, las tradicionales luces cuadradas ofrecen iluminación LED.

1302_jeep_wrangler_jl

Diferentes combinaciones de puertas, techos y parabrisas proporcionan posibilidades de configuración interminables: se lo puede desarmar a gusto. La inclinación del parabrisas ha sido optimizada para mejorar la aerodinámica y luce un nuevo diseño de los cuatro ganchos de bloqueo en la parte alta del marco, que permite que sea abatido de manera rápida y sencilla.

En cuanto a la motorización, mantiene el conocido naftero Pentastar V6 3.6 que entrega 285 CV y 353 Nm de torque, pero estrena nueva caja automática de ocho marchas, con convertidor de par, tracción a las cuatro ruedas desconectable, con reductora y bloqueo de diferenciales delanteros y traseros.

Galería de imágenes

Etiquetas: 4x4 Off Road Jeep Motor Conduccion
Alejandro Fischer

Alejandro Fischer

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario