Lunes 3 de agosto de 2020
MOTOR | 24-04-2020 15:18

Cuáles son los preparativos para nuestra 4x4 antes de una travesía

Chequeos y controles nunca están de más previos a una aventura, nadie quiere quedarse varado en medio de la nada debido a una falla mecánica.
Ver galería de imágenes

Si compramos una 4x4, sea tanto nueva como usada, es necesario llevar adelante algunos preparativos para poder salir con total tranquilidad a una travesía. Antes que nada, si no lo hicimos antes de la compra, deberemos concurrir a un mecánico especializado que revise concienzudamente elementos de desgaste ocultos, y que nos pueden ocasionar una falla fatal durante una salida.

Si el vehículo tiene ITV, por supuesto esto nos dará una tranquilidad mayor. Pero por ejemplo, pese al buen aspecto exterior, es necesario revisar acabadamente las cubiertas, no sólo por el desgaste, sino por alguna rotura o arreglo interior que no se aprecie a simple vista. También, salvo que sea comprobable su reciente cambio, es necesario revisar todos los fluidos y el cambio. Tanto del motor como de la caja, engrasado de todos los componentes que lo requieran.

2404_preparativos_4x4

Así mismo, hay que agudizar el oído o que algún mecánico de confianza revise los rodamientos de las ruedas, bomba de agua, tensores y correas. Obviamente, hay realizar el cambio del elemento desgastado. Ni hablar del sistema de dirección, bomba, extremos y rótulas. También, y sobre todo si dejaremos de lado el asfalto durante la travesía, es necesario revisar los fuelles que impiden la salida de grasa y aceite, como los que evitan la entrada de polvo o agua a las homocinéticas. En este caso, salvo por salpicaduras de la grasa, solo lo podremos verificar a vista directa de estos elementos.

Al mesurar el gasto económico que estos preparativos nos pueden ocasionar, tenemos que tener en cuenta el desgaste y el trastorno que se nos generaría quedarnos tirados en medio de la nada con nuestra familia, por alguno de los elementos mencionados (relativamente baratos y sencillos de recambio). Quizás, si vamos acompañados nos podrían traer a remolque, pero de ese modo, no solo arruinaremos nuestra salida, sino además la de nuestros ocasionales acompañantes. Por ello indefectiblemente hay que realizar estos controles antes de aventurarse, para asegurarse debidamente que todo está en orden. Los fierros son fierros, pero si hacemos las cosas a conciencia, es más difícil que algo de esto suceda. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Lusianzoff

Marcelo Lusianzoff

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario