Lunes 20 de septiembre de 2021
MOTOR | 17-04-2020 18:03

Cómo realizar el mantenimiento del auto en cuarentena

Por más que ahora no lo utilicemos tanto como antes, hay ciertas cuestiones que podemos atender en casa para evitar el deterioro de nuestro vehículo.
Ver galería de imágenes

Como es de esperar, la cuarentena obligatoria nos ha llevado a todos a reducir considerablemente el uso de nuestro auto. Por más que ahora esté más tiempo parado en la cochera que andando en la calle, no debemos de descuidar su mantenimiento. En buena medida, el mismo lo podemos realizar en nuestra casa, siempre y cuando teniendo en cuenta las siguientes cuestiones.

Antes de arrancar el auto

Aceite: debemos controlar su nivel, si este está debajo de la marca, no hay que arrancar el auto, ya que el motor podría sufrir daños internos. En general esta situación no se da, un nivel de aceite bajo se suele producir por algún tipo de pérdida, así que lo mejor acá es llevarlo a un taller.

Líquido de frenos: si su nivel está por debajo de la normal, igual podemos arrancar el auto para mantener el estado de la batería, aunque no es recomendable para salir a circular. En este caso debemos comprar el líquido correspondiente y llenar hasta alcanzar el nivel recomendado.

1704_mantenimiento_auto

Agua refrigerante: si el nivel está por debajo de lo recomendado, debemos comprar agua destilada. Nunca ponerle agua de la canilla porque puede oxidar el motor.

Combustible: si el auto quedó parado con la luz de reserva de combustible encendida, es conveniente agregar 10 litros al tanque con un bidón, que podamos ir a comprar a una estación de servicio cercana, antes de ponerlo en circulación. Hasta no rellenar el tanque no es aconsejable arrancar el auto, ya que existe la chance de que el combustible remanente se haya degradado durante la cuarentena.

Batería: debemos controlar de que al colocar en contacto el auto, todos los testigos del tablero encienden de manera normal. Caso contrario, hay que verificar controlar la tensión de la batería con un multímetro. Si la tensión es inferior a 10 volts, no hay que intentar el arranque. Será necesario puentear con otro vehículo, o recargar o sustituir la batería. La batería comúnmente tiene 12 volts, con 11 incluso arranca, pero con 10 o menos no.

Presión de los neumáticos: es necesario una vez por semana mover el auto unos metros para que los neumáticos no se deformen. Si tenemos un medidor portátil (electrónico o analógico), chequeamos primero los datos en la etiqueta pegada en el parante de la puerta del conductor, especialmente si se observa que alguno de ellos está bajo o tiene alguna deformación. También controlamos la presión de las cuatro ruedas e inflo las que estén bajas de presión.

1704_mantenimiento_auto

Después de arrancar el auto

Motor: le damos marcha al auto y mantenemos el motor a ralentí durante al menos cinco minutos. Hay que dejarlo en marcha sin tocar nada. Esto es necesario para que se recupere la batería y para que vuelvan a circular los fluidos del motor. Debemos hacerlo al menos una vez cada cinco días o una vez por semana.

Caja manual: debemos pisar el embrague e ir pasando la palanca de velocidades sobre todas las marchas y verificar que entren normalmente. Eso permite mantener la lubricación de los engranajes de la caja. Si no entran los cambios, esperemos que tome temperatura el motor y volvamos a probar. Si no mejora, no la forcemos. Si hay varios cambios que no entrar, lo mejor es buscar asistencia técnica.

Testigos de alerta: controlar que no se encienda ningún testigo de alerta durante el encendido. Caso contrario, consultar las indicaciones en el manual del usuario para saber cómo proceder con cada testigo que se encienda.

Freno de estacionamiento o de mano: si el freno de estacionamiento estuvo colocado muchos días, al quitarlo e iniciar la marcha, hay que arrancar muy despacio para verificar que las ruedas no hayan quedado frenadas (pegado de pastilla de freno al disco). Si esto está pasando, al sacar el freno de mano nos vamos a dar cuenta porque vamos a sentir que está “pesado” o “frenado”. Si llegó a pegarse poco, al circular despacio se va a ir despegando, pero si sentimos que no cede, hay que buscar asistencia técnica.

 

Fuente: Peugeot Media Center

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend