Lunes 2 de agosto de 2021
INFORMATIVO | 07-04-2021 15:12

Hallan las tumbas de dos guerreros de la Edad de Hierro en Suecia

Se trata de dos importantes combatientes que fueron enterrados en el antiguo cementerio sueco de Valsgarde junto a un búho sin cabeza.
Ver galería de imágenes

Las tumbas de dos guerreros de la Edad de Hierro enterrados lujosamente en unos botes fueron descubiertas en un antiguo cementerio de Valsgärde , ubicado en la ciudad de Uppsala, Suecia.  El cementerio es mundialmente conocido por sus tumbas de barcos del 600 y 700 d.C., y, además, alberga cerca de 90 entierros del período merovingio, en la previa de la era vikinga.

Según el estudio publicado en la revista Journal of Archaelogical Science: Reports, el hecho que los cuerpos de los guerreros hayan aparecido recostados sobre un lujoso lecho de plumas de aves en el interior de los botes equipados con cascos adornados, escudos y armas para acunar suavemente al difunto en su viaje al reino de los muertos fue tomado por los investigadores del Museo de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología como una clara señal de que las tumbas pertenecieron a dos guerreros de alto rango.

Los botes medían cerca de 10 metros de largo, contaban con espacio para cuatro o cinco pares de remos,  gran cantidad de provisiones y de herramientas para cocinar y cazar y estaban curiosamente colocados con la popa apuntando hacia el río Fyrisån, como si estuvieran listos para el viaje de los ocupantes al inframundo.  

0407_guerreros

Las almohadas de los barcos, que datan de hace unos 1.400 años, son los artefactos relacionados con la ropa de cama más antiguos en Escandinavia, según revelaron los investigadores. “Los guerreros enterrados parecen haber sido equipados para remar hacia el inframundo, pero también para poder llegar a tierra con la ayuda de los caballos”, comentó, a través de un comunicado de prensa, Birgitta Berglund, profesora emérita de arqueología en el Museo de la Universidad NTNU de Noruega.

Los análisis microscópicos que se le realizaron a los almohadones demostraron que contenían plumas de gansos, patos, urogallos, cuervos, gorriones, limícolas y de búhos reales. “Todavía me sorprende lo bien que se conservaron las plumas, a pesar de que habían estado en el suelo durante más de 1000 años”, comentó, por su parte, el biólogo Jørgen Rosvold, a cargo del estudió del material.

0407_guerreros

De acuerdo con Berglund, según una popular leyenda nórdica, la presencia de plumas en el lecho de muerte indicaba que se trataba de una persona muy importante o poderosa. “La gente creía que el uso de plumas de pollos domésticos, búhos y otras aves rapaces, palomas, cuervos y ardillas prolongaría la lucha tras la muerte. En algunas áreas escandinavas, las plumas de ganso se consideraban lo mejor para permitir que el alma se liberara del cuerpo“, explicó.

Además de los dos guerreros, los científicos también encontraron un búho decapitado en una de las tumbas. “Es posible que le cortaran la cabeza para evitar que volviera de la muerte. En algunos entierros vikingos, las espadas se doblaban antes de ser enterradas con un guerrero para evitar que las usaran si el guerrero se despertaba”, concluyó  Berglund.
 

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend